Repsol completa su salida de Argentina con 4.630 millones en caja – Revista PLUS

Repsol completa su salida de Argentina con 4.630 millones en caja

La petrolera finaliza la venta de los bonos argentinos que le quedaba y el paquete del 0,48% en acciones de YPF que aún tenía.

Repsol dice adiós de forma definitiva a Argentina. La petrolera se ha deshecho de los últimos bonos argentinos que aún le quedaban de la indemnización por YPF y de la mínima participación accionarial que aún tenía en su antigua filial.

En apenas dos semanas -el tiempo que ha transcurrido desde que recibió de facto la indemnización- la compañía presidida por Antonio Brufau ha completado su salida del país. Y lo ha hecho con 6.309 millones de dólares en caja (unos 4.630 millones de euros al cambio actual).

Repsol ha confirmado hoy la venta a JP Morgan Securit de los últimos bonos que tenía, con un valor nominal de 117 millones de dólares. En las últimas semanas, la compañía ya se había desprendido en dos tandas (una el 9 de mayo y otra el 14) del resto de bonos que recibió del Gobierno argentino en concepto de indemnización por el 51% de YPF expropiado en 2012. La compañía recibió a principios de mayo bonos por valor de 5.300 millones de dólares y todos los ha colocado a JP Morgan.

Asimismo, la petrolera española ha confirmado que también se ha desprendido de la participación residual del 0,48% que aún mantenía en el capital de YPF. Ya el pasado 7 de mayo había anunciado la venta del grueso del paquete accionarial que tenía, cediendo un 11,86% del capital de la petrolera argentina por 1.255 millones de dólares (unos 900 millones de euros).

Repsol ha obtenido con la venta de los bonos unos ingresos de 4.997 millones de dólares, quedando así extinguida la deuda de 5.000 millones que había reconocido el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner en concepto de indemnización. Y, en paralelo, ha logrado otros 1.311 millones de dólares con la venta de la participación del 12,34% que mantenía en YPF tras la expropiación.

Repsol refuerza con estas desinversiones su balance, lo que se ha traducido ya en mejoras de ráting por parte de las principales agencias de calificación. La compañía cuenta con liquidez suficiente para acometer compras de activos para reponer la producción y las reservas que perdió con la expropiación de YPF. En paralelo, el grupo podría destinar parte de esta liquidez a repartir un dividendo extraordinario.

Fuente: Expansión

Comentarios

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.