Los bancos españoles se quedan solos en casa – Revista PLUS

Los bancos españoles se quedan solos en casa

Hasta la vista, Barclays. El banco británico ha seguido el ejemplo de Lloyds y Citi de marcharse de España. A partir de ahora, la banca española quedará principalmente en manos de las entidades nacionales, que ahora se reparten el negocio. Caixabank se ha hecho con la parte de Barclays (22.000 millones de euros en activos y 2.790 oficinas) por 800 millones de euros. El año pasado, Sabadell compró las operaciones de Lloyds y Banco Popular se hizo con el negocio español de Citi en junio; por su parte, BBVA ganó en julio una subasta para hacerse con Catalunya Bank.

Italia debería tomar nota y seguir el ejemplo del proceso de consolidación de la banca española. El sector se verá beneficiado del recorte de costes que se consiga. A finales del año pasado, Alemania tenía 44 sucursales bancarias por cada 100.000 habitantes, según el Banco Central Europeo. España contaba con 73. Algunas entidades necesitan reducir sus ratios de eficiencia. Caixabank, por ejemplo, registró el año pasado una ratio del 59%.

La operación de Barclays servirá de ayuda. El banco español espera conseguir un ahorro de costes anual de 150 millones de euros, el equivalente al 42% de la base de costes del negocio de Barclays. El acceso a la financiación barata, con otros 10.000 millones de euros de depósitos, también será beneficioso. El precio parece también favorable: a 0,5 veces el valor en libros, Caixabank está comprando el negocio a un gran descuento con respecto a su propia valoración, de una vez el valor en libros.

Aunque todo parece ir en la buena dirección, hay riesgo de complacencia en el sector. Frente la mala evolución de la economía de la eurozona, a España parece no irle tan mal. Según los datos del índice de gestoras de compra del lunes, los pedidos en el sector manufacturero están creciendo al ritmo más rápido desde 2007. Para los bancos, una economía más sólida debería implicar una reducción del coste de la deuda de mala calidad y un aumento del volumen de préstamos. En ese caso, la tentación de dejar de aplicar recortes de costes sería peligrosamente fuerte.

Fuente: Expansión

Comentarios

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.