Pérdidas en la Bolsa de Atenas y en la deuda griega a corto plazo – Revista PLUS

Pérdidas en la Bolsa de Atenas y en la deuda griega a corto plazo

Grecia evita el peor de los escenarios: una desbandada inversora. El rápido acuerdo de Gobierno de Syriza y la predisposición del Eurogrupo a una prórroga del rescate rebajan la tensión en los mercados. La Bolsa de Atenas frena unas caídas previas que alcanzaron el 6%. En la deuda, las ventas se aceleran en los plazos más cortos, y el interés del bono a tres años supera el 10% y el 11%.

Un día después de las elecciones, los mercados financieros en Grecia se esfuerzan en contener las presiones bajistas. La jornada ha incluido momentos de mayor tensión, con caídas próximas al 6% en la Bolsa de Atenas. Pero los inversores evitan el pánico y moderan las alertas iniciales.

Poco después de la apertura de la sesión, la Bolsa de Atenas sufrió una avalancha de órdenes de venta que aceleró sus caídas hasta superar el 5%. En su pinchazo ha llegado a perder el nivel de los 800 puntos.

Con el paso de la sesión, los inversores frenan las ventas. El rápido acuerdo de Gobierno ha ayudado a enfriar la tensión. Syriza ha pactado la formación de un nuevo Ejecutivo con el partido de derecha nacionalista Griegos Independientes (ANEL).

En su remontada, la Bolsa de Atenas ha llegado a cotizar en positivo, antes de iniciar una nueva senda bajista. El mercado evalúa las opciones de un acuerdo sobre la deuda griega. El Eurogrupo contempla la hipótesis de una nueva prórroga del rescate de Grecia, aunque las incógnitas persistirán en las próximas fechas. Los acreedores descartan por el momento cualquier tipo de quita en la deuda.

El momentáneo desplome del 5% que ha sufrido hoy la Bolsa de Atenas ha estado liderado, de nuevo, por la banca. Las acciones de Piraeus Bank han llegado a cotizar con caídas de hasta el 8%. El varapalo se ha extendido también a otros bancos como National Bank of Greece y Alpha Bank.Ventas de deuda a corto y medio plazoLa incertidumbre económica no sólo pasa factura a la renta variable griega. Los recelos son mayores si cabe en la deuda pública de Grecia, a la espera de conocer las medidas que pondrá en marcha el Gobierno de Syriza para hacer frente a los pagos pendientes.

Los inversores reanudan la venta de deuda griega, en especial a corto y medio plazo. El resultado es una nueva escalada en los intereses exigidos. Las desinversiones elevan el interés del bono griego a tres años por encima del 10% y del 11%. En su escalada llega a rozar el 12%.

En cambio, los ajustes de carteras son más moderados en la deuda a más largo plazo. La rentabilidad del bono griego a diez años resiste cerca del 8,7% con el que cerró la semana pasada, aunque durante la jornada ha llegado a rozar el 9%.

La prima de riesgo de Grecia se afianza por encima del nivel de los 800 puntos básicos.

FUENTE: Expansión

Comentarios

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.