BMW apuesta todo su potencial al nuevo i8 – Revista PLUS

BMW apuesta todo su potencial al nuevo i8

La conexión entre el con­ductor y el vehículo será total en unos años. Esa es la idea del BMW i Vision Future Interaction, pre­sentado en el CES Las Ve­gas 2016, que expresa a la perfección la concepción de la marca bávara sobre el automóvil del futuro.

Conducción autónoma, conectividad y entreteni­miento se fusionan en el BMW i8 Spyder que vio la luz en la cita estadouni­dense y sobre el que BMW expresa sus intenciones, según el diario Expansión de España.

TECNOLOGÍA DE PUNTA

Uno de los elementos rectores de este prototipo es una pantalla frontal de 21 pulgadas, situada en el puesto del copiloto. Desde ella, el conductor controla todos los deta­lles mediante gestos en el aire (AirTouch) o voz (ya presentes en el nuevo BMW Serie 7). El uso de la pantalla se adapta a los diferentes modos de con­ducción. A esto hay que unirle un ‘Head-Up Dis­play’ sobredimensionado que da cuenta de cual­quier peligro que exista en la carretera.

En el modo ‘Pure Drive’, la asistencia pasa a un segundo plano. Aquí, el conductor tiene por com­pleto el control del coche y los sistemas de apoyo se utilizan de modo pasi­vo. En el modo ‘Ayuda’, la pantalla ofrece informa­ciones relativas al entor­no y las rutas. Por último está el ‘Auto Mode’, total­mente automatizado, que sólo se puede activar en determinadas vías, como las autopistas.

El volante cambia de co­lor en cada modo, para que el usuario sea cons­ciente. El interior tam­bién se readapta. Cuando el vehículo se vuelve au­tomatizado, el espacio del habitáculo aumenta. El volante se desplaza hacia adelante y el contorno del asiento se modifica para aportar mayor comodidad.

TOTAL CONEXIÓN

El BMW i8 Spyder está completamente conec­tado con los dispositivos móviles. Los conductores pueden ver datos como el estado de carga de las ba­terías antes de comenzar el viaje o programar un itinerario.

El i8 Spyder pertenece a la división ‘i’ de BMW, la más sostenible de la marca, en la que también figura el i3. Tendrá un motor eléctrico, acompa­ñado de otro de gasolina, según confirmó Harald Krueger, director ejecu­tivo de BMW, en el marco del CES.

La versión Spyder pres­cinde de los asientos tra­seros que posee el coupé. Son sustituidos por unas jorobas, que sirven tam­bién de sistema antivuel­co. En el exterior destaca la pintura bicolor. Por un lado, el E-Copper naranja, con reflejos acentuados en gris; por otro, un negro brillante.

 

FUENTE: 5 días

Comentarios