Benigno López pone las cartas sobre la mesa ¿Qué debemos esperar de su gestión al frente del Ministerio de Hacienda? – Revista PLUS

Benigno López pone las cartas sobre la mesa ¿Qué debemos esperar de su gestión al frente del Ministerio de Hacienda?

Benigno María López Benítez (56), casado, nació en Asunción el 6 de julio de 1961; fue designado este martes como futuro ministro de Hacienda por el presidente electo de Paraguay, Mario Abdo Benítez (su hermano de madre).

De profesión abogado, actualmente Benigno López se desempeña como presidente del Instituto de Previsión Social (IPS) y asumirá la cartera de Hacienda el próximo 15 de agosto. Anteriormente fue miembro del directorio del Banco Central del Paraguay (BCP) y asesor jurídico de la Itaipú Binacional.

Con Benigno López al frente del timón del Ministerio de Hacienda, no se esperan grandes cambios en la política económica del país y de hecho en la práctica seguirá en general con la misma línea de gobiernos anteriores.

Para muestra, un botón: “En principio, no tenemos previsto la creación de nuevos impuestos. El nuevo gobierno se enfocará en mejorar el gasto”, indicó el futuro ministro y agregó que al asumir el 15 de agosto de 2018 buscará combatir la evasión y la morosidad, aunque no descarta revisar el régimen tributario para ampliar la base contributiva.

Con la nueva medición del PIB (que se materializó este año), Paraguay saltó de tener una economía de US$ 27 mil millones a un tamaño de US$ 36 mil millones, lo que hizo que la presión tributaria disminuya a solo 9,5% (anteriormente 15%), una de las más bajas de la región y el mundo.

Pero recordemos que la calidad del gasto está aplazada hace años: alrededor del 85% de lo que recauda el Estado paraguayo se destina para el pago de salarios de funcionarios públicos, lo que deja muy poco margen para inversiones, en una nación con muchas falencias.

En definitiva, Paraguay (con 7 millones de habitantes, sin salida al mar, rico en hidroelectricidad) no logra reducir su índice de pobreza con la misma velocidad que crece su economía, en promedio 4% anual.

El país -que basa su economía en exportaciones agropecuarias- tiene una enorme concentración de la riqueza. Más del 85% de las tierras cultivables se encuentran en manos del 2% de la población. La pobreza afecta a 26,4% de los paraguayos y la informalidad alcanza a 40% de la economía.

Para hacer frente a las múltiples necesidades en materia de salud, educación e infraestructura; Benigno López buscará paliar ese déficit social continuando con la misma receta de gobiernos anteriores. “Para eso, tengo a mano un abanico de posibilidades como la emisión de bonos, la ley 5074 (llave en mano), la ley de APP y los créditos multilaterales”, explicó.

Por otra parte, el futuro ministro seguirá impulsando la Superintendencia de Jubilaciones (fue uno de los que trabajó en el actual proyecto de ley), uno de los temas más urgentes a nivel país.

Podemos indicar finalmente que Benigno López está consciente de la gran oportunidad que tiene Paraguay de alcanzar el grado de inversión en el próximo periodo de gobierno que inicia en agosto.

El país ha hecho los deberes a nivel macro en los últimos años. El escenario parece propicio, hay confianza del mercado en el nuevo ministro y no se visualizan demasiados nubarrones negros en el horizonte. Pero en economía nunca está dicha la última palabra. Las cartas están echadas, Benigno… en la cancha se ven los pingos.

NOTICIAS RELACIONADAS: Benigno López ¿quién es el futuro ministro de Hacienda?

Comentarios