Itaú Unibanco reporta ganancias por US$ 6.641 millones en 2018 – Revista PLUS

Itaú Unibanco reporta ganancias por US$ 6.641 millones en 2018

El mayor banco privado de América Latina, obtuvo un beneficio neto recurrente de US$ 6.641 millones (3,4%+) en 2018.

Por su parte, el rendimiento recurrente sobre el patrimonio neto promedio anualizado (ROE) fue del 21,9%.

Foto: Candido Bracher, CEO de Itaú Unibanco.

Itaú Unibanco, mayor banco privado de Latinoamérica, obtuvo un beneficio neto recurrente de US$ 1.677 millones en el cuarto trimestre de 2018, lo que supuso un crecimiento del 3,1% en comparación con el mismo período de 2017.

En 2018, el beneficio neto recurrente sumó un total de US$ 6.641 millones, un aumento del 3,4% respecto al año anterior. El rendimiento recurrente sobre el patrimonio neto promedio anualizado (ROE) era del 21,9% al final de 2018.

La cartera de crédito total ajustada (1) era de US$ 164.369 millones al final de diciembre de 2018, lo que representa un aumento del 6,1% en doce meses. El banco viene siendo testigo de la reanudación de la concesión de crédito, con un aumento de demanda por parte de personas físicas y de micro, pequeñas y medianas empresas, lo cual redundó en aumentos de un 10,3% y un 14,4% en dichas carteras, respectivamente.

“La calidad de crédito mejoró significativamente tanto en el segmento minorista como en el mayorista. Ese fue el telón de fondo de una reducción del 21,9% del costo de crédito del banco (2), que tiene en cuenta gastos de provisión para créditos de liquidación dudosa, impairment de títulos, descuentos concedidos y recuperación de créditos”, dijo Milton Maluhy, vicepresidente ejecutivo, CFO y CRO de Itaú Unibanco.

A pesar de la reducción de los spreads durante el año, el mayor volumen de crédito y el mejor mix de productos elevaron un 2,2% el margen financiero con clientes en comparación con 2017, según un comunicado de prensa.

El índice de morosidad medido por créditos vencidos desde hace más de 90 días presentó una reducción de 0,2 punto porcentual en doce meses, llegando al 2,9%.

En Brasil, la morosidad de personas físicas presentó una reducción de 0,5 punto porcentual en la misma base de comparación, pasando del 4,9% al 4,4%, y la morosidad de micro, pequeñas y medianas empresas se redujo 1,3 puntos porcentuales, del 4,5% al 3,2%, llegando en ambos casos al nivel más bajo desde la fusión entre Itaú y Unibanco.

INGRESOS

En 2018, el aumento anual de los ingresos por servicios y seguros fue del 5,5%, y se debió principalmente a las actividades de la banca de inversión. Los ingresos por gestión de fondos crecieron a lo largo del año y supusieron un aumento del 17,1% en el saldo de recursos administrados. Asimismo, cabe destacar el aumento de los ingresos por servicios de cuenta corriente en función del aumento de la base de clientes.

Los gastos no resultantes de intereses fueron de US$ 12.749 millones en 2018, un aumento del 5,0% con relación a 2017, principalmente en función del efecto de la variación cambiaria en América Latina, excluyendo las operaciones en Brasil.

“El año 2018 fue muy relevante para Itaú Unibanco no sólo por los buenos resultados financieros que obtuvimos, sino también porque comenzamos a materializar las iniciativas con las que lograremos nuestro objetivo a largo plazo, aquel que orientará nuestras inversiones e iniciativas de ahora en adelante: ser un banco centrado en el cliente al cien por cien. Partiendo de ese objetivo, pretendemos alcanzar niveles de satisfacción de clientes comparables a los de las mejores empresas del mundo”, explicó Candido Bracher, CEO de Itaú Unibanco.

OPERACIONES

En diciembre de 2018, el banco llegó a 11,1 millones de personas cuentacorrentistas que utilizan los canales digitales vía internet o por aplicaciones móviles. En el caso de las empresas, esa cifra ya pasó de 1,1 millones. En 2018, más de 600 mil cuentas fueron abiertas por la aplicación “Abreconta” de forma totalmente digital, lo que representa un aumento del 215% en comparación con el mismo período del año anterior.

El banco efectuó la primera operación realizada mediante tecnología blockchain en América Latina para los conocidos como ‘préstamos de club’, una especie de préstamo sindicalizado con un grupo más reducido de acreedores. Esta operación consistió en una captación de Itaú Unibanco por valor de US$ 100 millones, en asociación con el banco inglés Standard Chartered. 

El valor agregado (3) a la economía por Itaú Unibanco ascendió a US$ 18.840 millones en 2018. Tal monto se repartió entre diferentes segmentos de la sociedad, a razón de US$ 5.574 millones para colaboradores por medio de remuneración; US$ 6.013 millones para pago de tributos; US$ 542 millones para reinversión de beneficios en la operación; US$ 6.297 millones para remuneración de más de 150 mil accionistas directos y cerca de un millón de accionistas indirectos (4); y US$ 414 millones para otras partes.

En 2019, el banco pondrá el foco en fortalecer una cultura corporativa centrada en el cliente para aumentar, todavía más, el nivel de satisfacción de los consumidores. “Tenemos que mantenernos en un estado permanente de renovación, por eso elegimos ser un banco cien por cien centrado en el cliente”, finalizó Bracher. 

(1) Incluye garantías financieras prestadas y títulos privados.

(2) El costo del crédito se compone de resultado de créditos de liquidación dudosa, neto de la recuperación de créditos, impairment y descuentos concedidos.

(3) El estado del valor agregado tiene en cuenta el criterio gerencial.

(4) Accionistas indirectos son personas físicas o inversores institucionales en Brasil que compraron acciones de Itaú Unibanco indirectamente a través de un fondo de inversión y de pensiones.

Tipo de cambio: 1 dólar = 3,8748 reales © Revista PLUS Research.

Comentarios