Fix Scr inicia operaciones en Paraguay – Revista PLUS

Fix Scr inicia operaciones en Paraguay

La temática de la presentación destacó, el análisis del rating soberano de Paraguay, fundamentos de la suba de calificación y qué hace falta para llegar al investment grade.

En la foto: Douglas Ricardo Elespe, presidente & CEO de Fix (aff. Fitch Ratings).

Además del análisis y visión de Fitch acerca de las calificaciones de riesgo de los soberanos de la región, la presentación de autoridades de FIX (aff. de Fitch Ratings) y Fitch Ratings. Calificación de riesgo: enfoques y metodología y macroeconomía del Paraguay y la región.

El pasado lunes 29 de abril en el centro de convenciones del Paseo La Galería de Asunción, los directivos de la calificadora internacional de riesgo Fix Scr, realizaron el lanzamiento de sus operaciones en Paraguay. El evento contó con la presencia del ministro de Hacienda, Benigno María López Benítez, empresarios y directores internacionales de la empresa.

“Nos presentamos ante las autoridades, empresas bancarias e inversores de Paraguay para dar a conocer nuestra forma de trabajar, la metodología que utilizamos y el equipo experimentado que está en la región hace más de 20 años. Fitch es la calificadora internacional más grande de Latinoamérica y nosotros, siendo una afiliada de Fitch, los más grandes de la región como calificadora local. Nuestra especialización apunta en darle a los inversores y a quienes emiten bonos, una información y opinión sobre cómo vemos a la entidad donde desean invertir y sobre la capacidad de estas para pagar las deudas. Esto permite darle a los inversores, tranquilidad y estabilidad, por el otro lado asegura para el emisor que haya más personas dispuestas a poner dinero y financiarlos a mejores tasas, porque tienen mejor información, saben dónde están poniendo su dinero”, mencionó Douglas Ricardo Elespe, presidente y CEO de Fix (aff. Fitch Ratings), sobre la presentación de la calificadora en el país.

Durante los últimos períodos, el sistema financiero creció de manera sostenida y sobre bases sólidas, sustentado en un estricto marco de regulaciones prudenciales emanadas del ente regulador. Paraguay se mantiene desde el 2007 en razonables niveles de penetración del sistema, en línea a otros países de la región.

A pesar de contar con pocas entidades bancarias registradas, conserva un sistema financiero robusto y con grandes oportunidades de crecimiento en relación a países de la región con un número mayor de entidades bancarias.

A diciembre 2018, el sistema bancario de Paraguay compara favorablemente en la región, presentando el segundo mejor ratio de morosidad de la cartera después de Chile, el segundo mejor indicador de solvencia después de Brasil y el mejor ratio de rentabilidad, medido en términos del patrimonio.

Se estima que esta performance se mantendrá en el futuro en virtud de la evolución que registraron durante los últimos años dichas variables, sustentadas por el crecimiento de la economía y de la mayor profundización del sistema financiero paraguayo.

ANÁLISIS

El 94,9% del total de activos del sistema pertenece a los bancos y el resto a financieras. Si bien más del 45% del activo y cerca del 43% de los depósitos se encuentra concentrado en tres bancos (de un total de 17), incluido el Banco Nacional de Fomento (BNF) de propiedad estatal, se observa una gradual reducción de dicha concentración en los últimos años, la cual se espera continúe en virtud del entorno macroeconómico y del aumento de la cantidad de usuarios del sistema financiero debido a la mayor inclusión. Este último fenómeno se espera que estimule principalmente el crecimiento de entidades locales, más pequeñas.

Fix (afiliada de Fitch Ratings), considera que un desafío importante para el sistema es adaptarse a los cambios tecnológicos impulsados por el desarrollo de las fintech en el mundo, que transformó radicalmente la oferta de productos y servicios financieros, promoviendo la innovación dentro de las entidades.

Durante 2018 el crédito ha mantenido la senda de crecimiento iniciada a mediados de 2017, con mayor énfasis en el segundo semestre de 2018, una vez definido el resultado de las elecciones presidenciales. En este sentido, desde la implementación del esquema de metas de inflación, la estabilidad de la tasa de política monetaria y el compromiso del Banco Central del Paraguay (BCP) generaron credibilidad y expectativas que se traducen en un incremento del consumo e inversión.

Los depósitos, si bien continúan aumentando, reportaron una desaceleración del crecimiento en 2018 derivada de la caída en las tasas pasivas promedio. Sin embargo, se observa mayor dinamismo de los depósitos a la vista, lo cual estaría indicando un mayor porcentaje de ellos con fines transaccionales por parte de las empresas.

Durante los últimos años los indicadores de retorno muestran una adecuada evolución, que han contribuido a fortalecer el patrimonio del sistema. A diciembre 2018 el promedio de bancos reporta un coeficiente de estabilidad financiera del 17,6%, marcadamente superior al requerimiento regulatorio del 12%, lo cual le da margen a las entidades para incrementar su cartera de créditos sin necesidad de nuevas inyecciones de capital.

Con relación a los niveles de morosidad, en 2018 registran una gradual reducción, que se acentúa en los últimos meses, impulsada por el crecimiento de la cartera. A diciembre 2018 el ratio Cartera Vencida/Cartera Total asciende para el total de bancos al 2,4%, versus 2,7% a diciembre 2017 y las previsiones cubren el 126.7% de la cartera vencida.

Las disponibilidades y las inversiones temporales (Instrumentos de Regulación Monetaria emitidos por el Banco Central y Bonos del Tesoro) representan el 39,9% de los depósitos y el 31,8% del pasivo, lo cual resulta razonable para cubrir el descalce de plazos de los créditos sobre los depósitos en el corto plazo, limitando el riesgo de liquidez. Adicionalmente, el mencionado descalce se encuentra mitigado por el hecho de que alrededor del 60% de los depósitos bancarios son transaccionales, considerados más estables.

Fix considera que otro de los desafíos que enfrenta el sistema, es el desarrollo del mercado de capitales, el cual mantiene aún un tamaño reducido, donde el 80% de las operaciones corresponde al sector financiero. Hacia delante, en función de las medidas adoptadas con relación a la operatoria de letras en el mercado secundario, se prevé que el mercado muestre un mayor dinamismo y que hacia el mediano plazo incorpore otros instrumentos más sofisticados.

CALIFICACIÓN

El gobierno de Mario Abdo Benítez ha confirmado la continuidad de las políticas establecidas por el anterior, garantizando la consolidación de las reformas estructurales iniciadas en 2013 en materia de reducción de la pobreza, aumento de la inclusión financiera, mejora de la productividad, mayor formalización de la economía e inversión pública en infraestructura, entre otras. Sobre esta base y en un escenario de estabilidad monetaria y cambiaria y una política fiscal prudente, Fix entiende que el sistema financiero del Paraguay tiene un buen potencial de desarrollo para los próximos años, en línea con el crecimiento sostenido de la economía.

Todd Martínez, director de calificaciones soberanas para Latinoamérica de Fitch Ratings, durante su presentación, destacó que “Paraguay fue el único país el año pasado que tuvo una subida en su clasificación. Para nosotros eso fue un reflejo de una buena tendencia que llevaba varios años de tasas de crecimiento favorable, menos volátiles y una continuación de prudencia fiscal. Esto provocó una subida en la clasificación BB+, que deja al país un escalón por debajo del grado de inversión”.

“Este último paso, sería un poco más complicado de alcanzar, porque no solo basta la tendencia actual, además debe existir unas mejoras. Primeramente Paraguay debe proteger sus fortalezas crediticias; su fuerte hoja de balance de gobierno, baja deuda PIB, prudencia fiscal y mejorar debilidades estructurales que son el desarrollo económico, bajo PIB per cápita y desarrollo institucional  gobernanza. Los cuellos de botella del país son capital humano, infraestructura, que no son temas fáciles de resolver pero que están en la agenda del gobierno y en las cifras se verán los resultados”, finalizó Martínez.

Comentarios