Desaceleración generalizada de la actividad económica en América Latina – Revista PLUS

Desaceleración generalizada de la actividad económica en América Latina

El proceso de estabilización del crecimiento global, que ya apuntaba hacia una actividad económica débil en los últimos meses, se ve amenazado ahora por una nueva escalada de la guerra comercial entre EEUU y China.

Además, el fuerte crecimiento en el primer trimestre de 2019 en Estados Unidos parece ser solo transitorio, mientras que los estímulos del gobierno en China estarían más contenidos en esta ocasión.

“Como consecuencia de la lenta recuperación global, vemos un desempeño débil de los precios de los commodities y del comercio internacional –lo que presenta riesgos bajistas para los mercados emergentes– y un crecimiento lento en Europa, ya que ésta depende en gran medida del ciclo mundial de fabricación. Unidos, estos factores harán en última instancia que la inflación en los mercados desarrollados permanezca moderada y podría favorecer el debate de ajustes en el marco de políticas de la Fed”, indicó un reporte del Departamento de Estudios Económicos de Itaú Unibanco.

América Latina se enfrenta a una desaceleración generalizada y está claro que el crecimiento en la región está siendo frenado por factores específicos de cada país, tales como el estrés inducido por las elecciones en Argentina; los desafíos fiscales en Brasil y Colombia; las incertidumbres con respecto a la dirección de las políticas nacionales y el USMCA en México.

Sin embargo, incluso Chile y Perú, que no presentan grandes desequilibrios o riesgos políticos importantes, se enfrentan a una situación difícil, y se interpreta como una indicación de que el entorno global también está detrás de la debilidad de la región. Teniendo en consideración la escalada del conflicto comercial entre China y los EEUU; Itaú Unibanco redujo sus proyecciones de crecimiento para Chile, Colombia y Perú.

“La desaceleración también tiene lugar en Brasil, donde redujimos nuevamente nuestras previsiones de crecimiento a 1,0% en 2019 y 2,0% en 2020 (desde 1,3% y 2,5%, respectivamente)”, según el informe.

Aunque existe una percepción generalizada de que la economía está en espera porque los tomadores de decisiones están aguardando las reformas, existe un factor más importante detrás de la debilidad actual: la tasa de interés neutral brasileña parece haber bajado recientemente debido a los recortes de gastos y la reducción de los subsidios al crédito.

Comentarios