¿Qué interrogantes abre el acuerdo entre el Mercosur y la UE? – Revista PLUS

¿Qué interrogantes abre el acuerdo entre el Mercosur y la UE?

Carmen Jiménez

Buenos Aires, 12 jul (EFE).- El Mercosur, del que forman parte Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, celebra la próxima semana en la ciudad argentina de Santa Fe una cumbre marcada por el acuerdo alcanzado a finales de junio con la Unión Europea (UE), que permitirá crear un mercado de 780 millones de consumidores.

El acuerdo es celebrado como un gran logro por los Gobiernos de ambos bloques, ya que consideran que abre nuevas oportunidades comerciales, mientras que genera inquietud en algunos sectores productivos, que temen que habrá ganadores y perdedores.

Este compromiso, que se empezó a negociar en 2000 y supone el mayor pacto comercial jamás alcanzado por ambas partes, abre un sinnúmero de interrogantes sobre los impactos que tendrá en las economías de ambos bloques:

1- ¿Cuándo entrará en vigor el acuerdo?

Se calcula que el acuerdo entrará en vigor en un plazo mínimo de dos años, ya que quedan varios pasos: revisión legal, traducción del acuerdo y aprobación en los Congresos de los países del Mercosur y en el Parlamento Europeo.

2- ¿Cuáles son los plazos de eliminación de los aranceles?

Con este acuerdo, la UE elimina los aranceles para el 92 % de las exportaciones del Mercosur y otorga acceso preferencial para otro 7,5 % (cuotas y otras modalidades de acceso que no implican eliminación total de aranceles).

En contrapartida, el Mercosur eliminará aranceles para el 91 % de las importaciones desde la UE y dejará excluido un 9 % de productos sensibles.

La UE se compromete a eliminar sus aranceles a las importaciones más rápido que el Mercosur.

El 76 % de las importaciones de la UE verán eliminados sus aranceles de manera inmediata y el resto se liberalizará en 4, 7 y 10 años.

La desgravación inmediata del Mercosur sólo alcanza al 13 % del comercio y el resto se reparte en plazos de 4, 8, 10 y 15 años. Aproximadamente el 60 % de las importaciones desde la UE se encuentran en plazos de 10 o 15 años.

3- ¿A quién beneficia en mayor medida este acuerdo?

Este acuerdo trata de unir dos mercados interregionales muy desiguales. Según datos de la Comisión Europea, en 2018 la UE exportó bienes a Mercosur por 45.000 millones de euros e importó desde el bloque suramericano por 42.600 millones.

En opinión de Moody’s, el acuerdo de libre comercio beneficiará más a Uruguay y Paraguay, dado que son «economías pequeñas y abiertas».

En el caso de Brasil y Argentina, las economías más grandes del Mercosur, la agencia de calificación prevé que «los beneficios económicos serán importantes, pero proporcionalmente menores».

Para los países de la UE supondrá que sus productos ingresarán en el Mercosur con ventajas sobre sus competidores, en especial EEUU y Japón.

4- ¿Qué sectores ganan y cuáles pierden?

Algunos de los sectores que más oportunidades tienen de sacar partido del acuerdo en los países del Mercosur son el agroindustrial y la pesca, mientras que en la UE son los productos industriales, al eliminar los aranceles a los vehículos, los componentes de automóviles, la maquinaria, los productos químicos, farmacéuticos y textiles, el calzado o los tejidos de punto.

Las mayores exportaciones de Mercosur a la UE en 2018 fueron manufacturas agrícolas, como alimentos, bebidas y tabaco (20,5 % del total), productos vegetales como la soja y el café (16,3 %) y carnes y otros productos animales (6,1 %).

Las exportaciones de la UE a Mercosur incluyen maquinaria (26,8 % del total de las colocaciones concretadas en 2018), equipos de transporte (13,3 %) y productos químicos y farmacéuticos (23,6 %).

5- ¿Qué otros alicientes tiene el acuerdo?

Otro incentivo serán las nuevas oportunidades que se abren en el mercado de licitaciones públicas de servicios de telecomunicaciones o transporte.

Habrá mejores condiciones de acceso a bienes, servicios e inversiones, mediante la reducción o eliminación de restricciones y la simplificación de procedimientos en las operaciones comerciales.

Los prestadores de servicios de la UE y del Mercosur podrán acceder a los mercados de ese sector en las mismas condiciones que los nacionales.

La UE es el primer importador mundial de servicios, con un valor que supera los 800.000 millones de euros anuales.

También se espera que el acuerdo facilite el flujo de inversión extranjera. La UE es el mayor inversor extranjero en el bloque suramericano, un mercado de 260 millones de personas.

6- ¿Quién se opone a este acuerdo?

El acuerdo es visto con recelo por partidos de la oposición de varios países del Mercosur, como Brasil y Argentina.

En la UE, Francia, con intereses agrícolas, ha sido uno de los países más reticentes.

Los asuntos más sensibles agroalimentarios sólo se resolvieron al final de la negociación, y la UE tuvo que hacer «significativas concesiones», según ha reconocido el comisario europeo de Agricultura, Phil Hogan.

Las cuotas establecidas a lo largo de cinco años para la carne de pollo y vacuno y el azúcar parecen haber satisfecho a los países europeos, que podrán exportar sin aranceles vinos y lácteos, especialmente quesos, sometidos éstos a cuotas, además de ver protegidas 370 indicaciones geográficas en el Mercosur.

Para la Coordinadora Europea Vía Campesina (CEVC), que reúne a 27 organizaciones agrarias, el acuerdo «destruye el modelo sostenible de agricultura de pequeños y medianos agricultores».

Organizaciones ecologistas como Greenpeace han denunciado que la UE firma acuerdos comerciales que «benefician a grandes empresas que codician oportunidades de exportación». EFE

Comentarios