Los nuevos negocios afectaron la industria de la piratería – Revista PLUS

Los nuevos negocios afectaron la industria de la piratería

A criterio del presidente de la Asociación Paraguaya de Agentes de la Propiedad Intelectual (Apapi), Víctor Abente Stewart, la actual realidad comercial y los nuevos negocios a nivel mundial, afectaron las antiguas maneras de introducir y comercializar productos falsificados a nuestro país.

Claramente no es común intervenir grandes depósitos o almacenes con estos productos como a finales de los años 90 y principios de este milenio. Este golpe de timón en los negocios, junto a una mejor coordinación entre las entidades de control locales e internacionales, ayudaron de cierta manera a que se reduzca el problema de comercialización de productos falsificados que históricamente gozó de buena salud en el país.

“El negoció cambió, antes se incautaban grandes cantidades de productos en depósitos y ahora las mercaderías se proveen directamente a pequeños comercios informarles. Ya no se ven con tanta frecuencia intervenciones de gran porte”, indicó.

Los datos oficiales señalan que la Dirección Nacional de Propiedad Intelectual (Dinapi) en el 2019 coordinó con Aduanas y otros entes, 263 procedimientos en los que se incautaron mercaderías con transgresiones por valor de US$  15,6 millones. La tarea pendiente sigue teniendo la Justicia, pues no se conocen muchos casos de penas privativas de prisión, incluso en casos reincidentes.

Abente Stewart reconoció que todavía hay mucho por hacer en cuanto a mejorar la imagen país en esta materia y la necesidad de que Paraguay salga de la categoría de países que no combaten efectivamente y con resultados satisfactorio la circulación de productos falsificados.

“Esta realidad sí afecta la percepción sobre Paraguay, inclusive para potenciales inversiones extranjeras. Tenemos la necesidad de intensificar la campaña para mejorar la imagen país”, sugirió al respecto.

AGENDA GREMIAL

El abogado siguió comentando que existe una mayor apertura por parte de la Dinapi en términos de trabajos coordinados y se pretende que la institución siga avanzando en cuanto a la capacitación de los funcionarios públicos, de modo a mejorar los procedimientos, a la vez facilitar el marco de negocios al sector privado.

“Nuestra oficina pública debe estar a la altura de los estándares internacionales para facilitar la competitividad del país y permitir firmar acuerdos y tratados con países o grupos de primer mundo”, recalcó.

También están en la agenda del gremio, la permanente actualización y formación de los socios y el apoyo a las mipymes, sector que viene mostrando avances en materia de formalización, finalizó el ejecutivo.  

Comentarios