Santiago Peña: “Lo peor ha pasado, ahora debe empezar el proceso de recuperación” – Revista PLUS

Santiago Peña: “Lo peor ha pasado, ahora debe empezar el proceso de recuperación”

Aunque tocó fondo, la economía continúa en recesión y con niveles muy bajos, mientras el aumento del desempleo es alarmante.

Un repunte se podría dar recién en el 2021 y va depender de cuáles sean las medidas que tome el gobierno.

PLUS: ¿Cuáles serán las consecuencias económicas directas derivadas de la pandemia?

Santiago Peña: Considero que la más importante es el desempleo,  donde se está viendo un aumento importante ya a estas alturas y es lo que más se debe cuidar en estos tiempos. Los mercados laborales no están funcionando de manera eficiente, cuesta mucho encontrar personal calificado para cada uno de los sectores y allí es donde las empresas invierten mucho en entrenamiento y capacitación.

Entonces cuando aumenta el desempleo por lo general se pierde ese capital humano que necesita el sector productivo.

PLUS: ¿Cree que aún sea posible reactivar la economía este año?

Santiago Peña: Lo más importante es que la economía deje de caer. Los números que hemos visto en abril y mayo; y que estamos empezando a ver en junio, principalmente en la recaudación tributaria -que es el dato más actualizado que tenemos de manera diaria- aparentemente lo peor ya ha pasado.

Sin embargo, la economía todavía está en recesión y con niveles muy bajos. Pero lo importante es que ya encontramos un piso, ahora debe empezar el proceso de recuperación.

Si esto se trata de volver a un nivel previo al de la pandemia -a como estaba en los meses de enero y febrero-, que venía recuperándose del 2019, que también fue un año difícil; creo que es algo que no se verá aún este año y si lo hacemos, probablemente sea en los meses de noviembre o diciembre.

Un repunte se podría dar recién en el 2021 y obviamente eso va depender de cuáles sean las medidas que tome el gobierno, para darle forma.

PLUS: ¿Cómo debe reaccionar el gobierno para evitar convulsiones sociales?

Santiago Peña: Considero que son fundamentales dos medidas clave; uno que los recursos limitados que tiene el gobierno, vayan para ayudar a aquellos más necesitados porque claramente, todos estamos siendo afectados. Pero el rol del Estado es ayudar principalmente a los sectores más vulnerables y así sean ellos quienes reciban mayores apoyos.

El segundo elemento es la transparencia, en un momento donde todos la están pasando mal, la ciudadanía quiere que el gobierno utilice de manera correcta los recursos -que son limitados-. Entonces los actos de corrupción tienen que ser condenados, el mal manejo de los recursos deben ser denunciados y eso va ser fundamental para que no exista un estallido social.

PLUS: La imagen del sector financiero resultó muy desgastada desde la crisis de 2007-2008 ¿Qué acciones se llevan a cabo, que contribuyen a mejorar la percepción de los bancos?

Santiago Peña: Aquí es fundamental la reacción, los bancos por lo general son entidades de intermediación; reciben depósitos del público y prestan a las personas que quieren tomar créditos. Ahora, en los momentos de crisis hay mucha incertidumbre, entonces uno realmente no sabe cómo se van a recuperar los sectores económicos por lo que los bancos tienden a ser muy conservadores.

El sistema financiero después de la crisis del 2007/2008 también entendió cómo manejar mejor las diferentes crisis. Sabemos que seguirán los tiempos difíciles, pero también que la economía paraguaya tiene enormes oportunidades. Entonces lo más importante es saber que esto es un evento transitorio del que vamos a salir adelante.

En el caso de Paraguay, se ha trabajado bastante en todo lo que refiere a refinanciamiento de deudas, todavía falta mucho para tener más sujetos de crédito. Los que ya tuvieron créditos lograron acceder a refinanciaciones, el problema está en los que todavía no tienen acceso al préstamo. Es ahí donde las medidas que lanzó el gobierno, como el Fondo de Garantía para las Pequeñas y Medianas Empresas (Fogapy) ha sido una gran ayuda.

PLUS: ¿Desde la banca privada temen una morosidad masiva debido al desempleo?

Santiago Peña: Los productos que se han lanzado vienen con un apoyo muy importante por parte del gobierno, son créditos que están garantizados. Si llega a existir algún retraso en la recuperación y hace aumentar la mora, ese retraso estará limitado por la garantía del Estado, entonces no debería representar un problema para el sistema financiero.

PLUS: ¿Cómo encuentra el escenario del COVID-19 en Paraguay y la coyuntura regional?

Santiago Peña: Estamos viviendo un escenario que es único en nuestra historia y para la región. Nunca antes América Latina había sufrido un impacto como este. Y hago esta aclaración, porque otras regiones del mundo sí han atravesado momentos más difíciles, similares a los actuales.

Europa tuvo que sufrir los impactos de la Primera y la Segunda Guerra Mundial, que dejaron consecuencias económicas tremendas. El mundo entero y principalmente las economías más desarrolladas en 1929, vivieron la Gran Depresión, que también fue única. Pero aun así en ambos casos, América Latina no sintió el impacto tan profundamente.

Obviamente para Paraguay es muy complicado, estamos aprendiendo de esto, y por tanto desarrollando una experiencia única. La pandemia nos encontró bien posicionados en algunos ámbitos y muy mal en otros.

Nos encuentra bien en el sentido que, América Latina es una región principalmente productora de alimentos y esa es una gran fortaleza, porque más allá de lo que está pasando, el mundo sigue consumiendo alimentos.

Donde la situación nos encuentra mal, tanto a la región como a Paraguay, es en todo lo relacionado a los recursos humanos, salud, educación y desigualdad. Son problemas con los que ya lidiábamos antes de la pandemia y con ella se han hecho mucho más evidentes. El gran desafío es, hacer que los sistemas públicos en materia de salud y educación puedan mejorar de manera importante.

PLUS: ¿La pandemia ha traído consigo una crisis económica o simplemente ha evidenciado una crisis que estaba latente y oculta?

Santiago Peña: Existen características de alguna recesión económica, que ya venía de hace varios años y nuevamente concentrándonos en América Latina y Paraguay.  Durante 15 años vivimos una bonanza macroeconómica impulsada por el precio de los commodities, hasta el 2015 donde todas las economías empezaron a crecer menos. Ya entonces visualizábamos algunos problemas, así es que ahora con la pandemia, esos problemas se agrandaron muchísimo.

La crisis que hoy se está viviendo -que está directamente relacionada con la pandemia- es algo que debemos tratar de sobrellevar. Sin embargo cuando pase, nos tendremos que seguir enfrentado a los mismos problemas que ya sabíamos nos estaban llevando a una grave crisis.

PLUS: ¿Qué tan profunda puede llegar a ser la crisis económica en América Latina?

Santiago Peña: Se habla de que el mundo podría caer en torno al 6% a finales de este año. Creo que los números para América Latina son incluso superiores a estos.

Claramente esta será la peor recesión económica en la historia. Esto puede ser prácticamente asegurado cuando miramos los datos de los países, entonces cualquier número que hoy pronostiquemos, está muy sujeto a lo que va representar la recuperación. Si la recuperación empieza a darse ya en la segunda mitad del año o si va ser a final del año, son las consideraciones que hoy más preocupan.

PLUS: ¿El aumento de las deudas de los Estados -que en algunos casos ya eran altas-, qué impacto tendrá sobre la política fiscal de los países?

Santiago Peña: El impacto más grande es que los Estados pueden finalmente hacer frente a sus deudas de dos maneras: recortando los gastos o aumentando los impuestos.

Claramente se puede mejorar el gasto público. Pero lastimosamente la historia nos cuenta que, a la mayoría de los países les cuesta mucho reducir gastos y por lo general el gasto público solamente aumenta. Lo que nos deja solamente el aumento de impuestos.

Creo que es la medida menos deseable, ya que se deberá aumentar impuestos sobre quienes ya lo están pagando. Entonces el sector privado -que es quien finalmente sostiene a la economía- no puede aguantar más impuestos para sostener un gasto público. Muchos países ya estaban muy endeudados antes de la pandemia

PLUS: ¿Qué oportunidades pueden aparecer como consecuencia de la pandemia?

Santiago Peña: Las crisis son siempre oportunidades, aunque sea ya un dicho muy gastado. Pero la realidad es que los seres humanos hemos evolucionado a partir de grandes crisis. Creo que son oportunidades que tenemos que saber aprovechar, pero es fundamental saber hacia dónde queremos ir, qué es lo que buscamos como país y lo que esperamos alcanzar en los próximos años; y a partir de ahí entender que la crisis puede ser una gran oportunidad.

PERFIL – SANTIAGO PEÑA

Economista, exministro de Hacienda, docente y exmiembro del directorio del Banco Central del Paraguay (BCP). Fue precandidato del Partido Colorado a la presidencia de la República, por el movimiento Honor Colorado.

Actualmente se desempeña como miembro del directorio del banco Basa, brazo financiero del grupo Cartes.

Comentarios