Paraguay se recuperará de la crisis en 2022 – Revista PLUS

Paraguay se recuperará de la crisis en 2022

El país será de los países que más rápido recuperará su economía tras pandemia, según el Fondo Monetario Internacional.

Con una demanda deprimida, las empresas atraviesan un escenario de incertidumbre, mientras los niveles de desempleo y pobreza se mantienen altos.

Paraguay volverá a los niveles de PIB per cápita del 2018 en el año 2022, siendo así uno de los países con la recuperación más veloz, en comparación con la región. Así lo manifestó Alejandro Werner, director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional.

Werner explicó que las proyecciones para la región indican que en el año 2025 podría volverse a los niveles de PIB per cápita del 2015, aunque la pérdida acumulada sería menor en Paraguay que en los países vecinos.

Por otra parte, señaló que gracias a los buenos fundamentos macroeconómicos de Paraguay, el buen trabajo de salud pública para afrontar la pandemia y las medidas económicas para limitar los efectos de la crisis, el país se encuentra en mejor posición que otros países de la región para lograr una recuperación más rápida.

Esta disciplina macroeconómica posibilitó disponer de espacios para la aplicación de medidas paliativas mediante una expansión del gasto público financiado en buena parte por endeudamiento externo, el cual fue contraído con condiciones financieras favorables en términos de tasa y plazo.

Asimismo, puntualizó la necesidad de implementar políticas de diversificación, inversión en infraestructura, fortalecimiento de la gobernanza, mercado laboral más eficiente y medidas que fortalezcan los programas de vivienda.

Consideró, igualmente, que el desarrollo del sector agropecuario va a seguir siendo un motor importante de la economía paraguaya.  Señaló que “se registran aún incrementos de productividad, pero debe seguir trabajándose en otros motores económicos, para lo cual se requieren cambios estructurales importantes”, los cuales subrayó que están contemplados en el plan de reactivación económica, ya que el mismo aborda cuestiones cíclicas y estructurales.

MUCHO POR MEJORAR

El FMI advirtió que los sistemas de control interno del sector público de Paraguay son débiles y deben fortalecerse mediante reformas legales y administrativas. Además identificó debilidades en la administración de aduanas, supervisión financiera y control efectivo del lavado de dinero.

“La transparencia de las operaciones del sector público ha mejorado, pero aún queda mucho por hacer”, destacó el organismo en el reporte.

Incluso si el repunte proyectado para la segunda mitad del año se materializa, la economía paraguaya caerá un 5% en 2020.  

Paraguay tiene una puntuación baja en los indicadores de gobernanza, no solo en comparación con los países avanzados, sino también con otros países de la región. Lo mismo se aplica a los indicadores de competitividad económica.

VISTO BUENO

El FMI ve con buenos ojos el plan de reactivación económica presentado por el gobierno de Mario Abdo Benítez.

“El proyecto es integral y presenta una combinación equilibrada de medidas para abordar problemas cíclicos y estructurales”, afirmó el organismo internacional en su reporte sobre Paraguay.

– Mitigará la recesión económica al centrarse en la inversión pública generadora de empleo (esto también es bueno para el crecimiento a mediano plazo).

– Su objetivo es estimular el financiamiento para las mipymes y empresas informales muy golpeadas por la pandemia y que no tienen acceso al sistema financiero tradicional.

– Estabilizará los ingresos y el consumo al extender las transferencias sociales a los hogares pobres (esto también mejorará los resultados de salud y educación, una vez que las escuelas estén abiertas).

– Propone importantes reformas estructurales (reforma del servicio civil; ley de responsabilidad fiscal; reforma del Estado; sistemas de contratación pública) que harán que el sector público sea más eficiente.

REFORMAS ESTRUCTURALES NECESARIAS

El Estado paraguayo debe ser más eficiente

– Mejorar la calidad del gasto público mediante mejores sistemas de contratación y más transparencia.

– Mejorar la eficiencia del Estado mediante una reforma del servicio civil.

– Reformar los sistemas de salud y educación para lograr mejores resultados.

Además, el sector financiero necesita ser mejorado estableciendo una supervisión financiera a los fondos de pensiones.

Fuente: FMI / BCP

Comentarios