Fuerte caída de la actividad en abril: economía se desploma 12,2% – Revista PLUS

Fuerte caída de la actividad en abril: economía se desploma 12,2%

Los negocios se resienten impulsando al gobierno de Paraguay a aumentar el paquete fiscal.

La inflación tocó mínimos históricos debido a los efectos de la cuarentena. El Banco Central recortó la tasa de interés de política monetaria hasta ubicarla en 0,75%. Itaú Unibanco proyecta una inflación de 1,5% para este año.

Crédito: Estudio macroeconómico Itaú. Mario Mesquita, economista jefe.

Rebrote de casos de COVID-19 puso una pausa al relajamiento. La apertura por fases que comenzó en mayo tuvo un freno en junio. La fase 3 que permitió una mayor flexibilización de actividades se extendió hasta el 19 de julio (inicialmente terminaba a fines de junio). Gran parte de las actividades ya están liberalizadas con horarios y protocolos especiales y se espera que la fase 4 comience el 20 de julio. Al 5 de julio se registraron 2.427 casos positivos de COVID-19 y 20 fallecidos, marcando una de las tasas de mortalidad más bajas de la región.

Nuevo corte de la tasa de interés. El Banco Central del Paraguay (BCP) recortó la tasa de interés en 0,5% hasta 0,75% en su reunión de junio, sorprendiendo al mercado. El BCP ya había recortado la tasa de interés en 275 puntos básicos entre marzo y abril. En las minutas de la reunión, la banca matriz volvió a resaltar la desaceleración de la actividad desde mediados de marzo, mientras que la inflación mantiene una trayectoria a la baja debido a la contracción de la demanda.

El paquete fiscal anunciado por el gobierno de Paraguay y el impacto de la actividad en la recaudación afectan las cuentas fiscales. El déficit fiscal acumulado en doce meses llegó a 4,8% del PIB en mayo desde -4,4% en abril y -2,8% a fines del año pasado. El gobierno anunció nuevo plan de endeudamiento por 350 millones de dólares adicionales (1% del PIB) asociado al plan de reactivación poscuarentena, el cual introduce riesgos al alza a nuestra proyección de déficit fiscal de 6% del PIB.

ACTIVIDAD EN CONTRACCIÓN Y PRECIOS EN BAJA

Deflación en los últimos tres meses. Los precios al consumidor disminuyeron 0,4% mensual en junio luego de una caída de 0,6% en mayo y de 0,2% en abril. La lectura de inflación de doce meses se desaceleró a 0,5% desde 0,7% en mayo, cayendo bien por debajo del límite inferior del rango objetivo de BCP (4% ± 2%). Los precios de los alimentos y bebidas cayeron por la menor demanda interna y externa. En el caso de la carne, la menor demanda externa condujo a un exceso de oferta en el mercado interno.

Además, en el ámbito local se evidenció una caída de la demanda de carne por el cierre de restaurantes, hoteles y otros rubros debido a la cuarentena. Los precios de los combustibles acompañaron la disminución en el precio internacional del petróleo, mientras que las tarifas del transporte que se redujeron a fines de mayo tuvieron un impacto pleno deflacionario en el IPC de junio.

Estimamos una inflación de 1,5% para 2020 y ajustamos al alza nuestra proyección de tipo de cambio a 6.700 guaraníes por dólar desde 6.600 anteriormente, frente a una menor tasa de política monetaria.

Fuerte caída de la actividad en abril. El índice mensual de actividad (IMAEP) publicado se derrumbó 12,2% mensual desestacionalizado en abril cuando la cuarentena afectó a todo el mes, luego de caer 7,3% en marzo. En términos interanuales, el IMAEP también se contrajo 12,2% en abril, llevando a una caída de 1,6% anual en el trimestre móvil a abril. Los sectores más afectados por la cuarentena fueron los servicios, la industria, la generación de energía eléctrica y la construcción.

Estimamos una caída del PIB de 2,6% para 2020. Finalmente proyectamos un superávit comercial de 1,2 mil millones de dólares y uno de cuenta corriente de 1,1% del PIB por importaciones débiles y la normalización de la cosecha de soja tras un año de sequía.

ESCENARIO MACRO – PARAGUAY

Comentarios