María Irene Gavilán: “Esta crisis nos empujó a enfocarnos aún más en la digitalización” – Revista PLUS

María Irene Gavilán: “Esta crisis nos empujó a enfocarnos aún más en la digitalización”

Banco Atlas, brazo financiero del grupo Zuccolillo (uno de los más poderosos de Paraguay) cuenta con una cartera de préstamos diversificada, atendiendo a diferentes segmentos económicos.

Créditos especiales a pymes, compra de deuda, tarjetas de crédito con pago mínimo cero y sin intereses; son las medidas implementas por la intermediaria para apoyar a sus clientes en esta pandemia.

PLUS: ¿Cuáles han sido las medidas reactivas que tomaron y cuáles surgieron como oportunidades?

María Irene Gavilán: Afortunadamente, la pandemia nos encontró con todas las herramientas que podíamos necesitar y tuvimos una gran capacidad de adaptación para brindar soluciones antes que obstáculos.

Entre estas soluciones, quisiera destacar en primer lugar, el impulso que dimos a la digitalización, tanto para atención como para operaciones. Nuestros canales estuvieron y están disponibles las 24 horas del día para responder a consultas, pedidos y necesidades de los clientes. Así también, todas las operaciones y transacciones, como la autogestión del PIN para acceder al home banking, la cuenta digital que permite abrir una cuenta en el banco a través del Centro de Atención al Cliente (CAC) y el WhatsApp de manera remota y sencilla, entre otras soluciones 100% digitales que sirvieron para que nuestros clientes continuaran operando con su banco. 

Encontramos también la oportunidad de avanzar con la tecnología contactless en las tarjetas de crédito y débito, de manera a limitar el contacto físico a la hora de realizar pagos y simplificando todo el proceso. Acción que impulsamos con mayor fuerza ya que fuimos el primer banco que migró todas sus tarjetas a esta nueva tecnología. 

Por otro lado, internamente también nos hemos adaptado y hemos visto toda esta situación como una oportunidad para reforzar nuestro sistema de business intelligence, para acercar a nuestros clientes ofertas acordes a sus necesidades y comportamiento, de manera rápida y conveniente.

De igual manera, tomamos medidas que hicieran tangible nuestro acompañamiento constante, como la suspensión del pago mínimo para tarjetas de crédito, el traslado de los pagos de préstamos de febrero, marzo, abril, mayo, junio, julio y agosto a los meses finales de la operación, entre otros.

También impulsamos productos para que las personas puedan reorganizar sus finanzas, como es el caso de la compra de deuda, que brinda la posibilidad consolidar las deudas, para unificarlas con una tasa de interés del 13%, financiación hasta 36 meses y 180 días de gracia, es decir 6 meses. Vale agregar el préstamo para pymes con condiciones especiales, que tan afectadas por el contexto actual. Un préstamo con un plazo de hasta 36 meses y un periodo de gracia de 6 meses. El mismo, con garantía del Fogapy fue ofrecido de manera personalizada a nuestra cartera, analizando cada caso de manera particular y asesorándolos en todo el proceso.

Por otro lado y de manera transversal a todo lo anterior, esta crisis nos empujó a enfocarnos aún más en la digitalización de nuestros clientes, generando importantes campañas apuntadas a la educación e incentivo en la utilización de canales, ya que en banco Atlas nos encontramos siempre en la búsqueda de propuestas digitales innovadoras que nos permitan construir cercanía con nuestros clientes.

Es importante además destacar que desde el primer momento, pudimos adaptarnos a las necesidades y requerimientos en esta pandemia porque nuestro equipo de colaboradores se sumó desde el día uno, adoptando todas las medidas sanitarias, realizando home office y garantizando la continuidad de las gestiones, para que ningún cliente dejara de contar con su banco.

PLUS: ¿Cómo se compone hoy la cartera de clientes de banco Atlas?

María Irene Gavilán: Nuestra cartera se encuentra bien diversificada, atendiendo a los diferentes segmentos que impulsan la economía y atendiendo a la estrategia de la intermediaria. Dentro de nuestro plan estratégico está la especialización en la banca personas ya que creemos que las personas son el fundamento de todas nuestras acciones, por lo cual, damos un significativo énfasis a la atención personalizada y al crecimiento de los clientes.

Por otro lado, es importante resaltar las prioridades en cuanto a la banca empresas, ya que a través de estas, damos un impulso a la economía desde sus diferentes sectores, como las industrias, construcción, el inmobiliario, la agroganadería, y las pymes en general.

PLUS: ¿Cómo ve el segmento de las pymes y cuál es el rol de la banca frente a las mismas?

María Irene Gavilán: Este segmento es uno de los más vulnerables en este 2020 y creo que tanto, desde el sector público como desde el privado, hemos brindado soluciones para hacer frente al estancamiento. La banca tiene un rol muy importante en este escenario, ya que constituye un apoyo a la hora de realizar inversiones, ajustar planes e impulsar el crecimiento.

Como entidad financiera, fuimos una de las autorizadas a otorgar préstamos a través del Fogapy, una de las medidas desarrolladas por el gobierno para las pymes. Así, lanzamos un préstamo bajo condiciones especiales, que les permite volver a sus actividades e ir subsanando pérdidas.  De acuerdo al reporte de garantías emitidas -al 01 de julio- elaborado con datos propios del Fogapy, hemos desembolsado más de 170 garantías, con un promedio de más de G. 200 millones por cliente (US$ 29.360), permitiendo a las pymes sostener más de 2.329 puestos de trabajo

No obstante, creo que la pandemia logró visibilizar algunas falencias y que todavía necesitamos seguir trabajando en conjunto y de manera coordinada con varios sectores de manera a impulsar la bancarización de este segmento, para que las medidas sean a largo plazo y no solamente de contención.

PLUS: ¿Cómo encuentra el escenario del COVID-19 en Paraguay y la coyuntura regional? 

María Irene Gavilán: Lo que vivimos en estos últimos meses, ha sido una situación sin precedentes, en la que tanto el gobierno paraguayo, como la ciudadanía y el sector privado han puesto de su parte para hacerle frente, demostrando que la unidad y la solidaridad realmente nos marcan como sociedad. Gracias a esto, Paraguay se ha convertido en uno de los países con menor tasa de contagio.

Y si bien, el sistema financiero ya ha sufrido un fuerte impacto, creo que estamos atravesando las nuevas fases de forma prudente y exitosa, si nos comparamos con otros países de la región que se encuentran con un panorama más incierto, tanto económico como sanitario.

No obstante, situaciones como esta obligan a todos los sectores a reaccionar y a tomar medidas, como es el caso del gobierno, que realizó préstamos que generan deudas a largo plazo que no estaban planificadas. Lo mismo sucede con el sector privado, que recurrió a diferentes alternativas de financiación para sostener la merma del consumo.

A nosotros -como a muchas otras compañías-, nos obligó a reordenar las prioridades, centrándonos en la seguridad de los clientes y apoyando al sistema económico, para que el movimiento no se detenga. En esta línea, se tomaron importantes medidas, tanto internas como externas, que nos permitieran atravesar esta situación con aprendizajes y aún más fortalecidos.

PLUS: Teniendo en cuenta las proyecciones económicas que se tenían para este año ¿cree que todavía se puede reactivar la economía?

María Irene Gavilán: La economía no es estática, sino por el contrario, es dinámica y responde a lo que sucede en todos los ámbitos. Por eso y en vista, que de a poco vamos reincorporándonos todos a la actividad; creo que sí y de hecho, así lo afirman los expertos.

En Paraguay todos los sectores estamos trabajando en conjunto con el gobierno, para que la rueda siga girando y seguramente no veremos los números que teníamos pensados, ya que los economistas vislumbraban un 2020 que repuntaría la desaceleración del 2019. Pero creo que podemos ser optimistas y proponernos -a base de trabajo e innovación-, ver resultados positivos al cierre de un año totalmente atípico para el país y el mundo.

PLUS: ¿Cuál cree es el sector de la economía con más proyección y que más apoyo necesitará de la banca?

María Irene Gavilán: Considerado el punto de partida de cualquier economía, el sector primario ha reforzado, durante esta situación, su excepcional e importante rol, constituido por las profesiones que hacen posible el llevar alimentos a cada mesa. Un segmento de la economía que está viviendo una enorme demanda, sin frenos y que hoy también se enfrenta a las limitaciones del mercado. Desde el área especializada del banco, contamos con profesionales capacitados para poder acompañar y generar soluciones a medida para cada cliente.

La pandemia sin lugar a dudas ha cambiado la realidad de todos y en la otra cara de la moneda tenemos a los sectores más afectados -el terciario y el industrial-. Sectores que desde siempre han formado parte de nuestras gestiones y desde marzo del presente año -como actor de peso importante en este escenario-, hemos buscado de manera sostenida la mejor manera para atravesar juntos esta crisis.

PLUS: En cuanto al grado de inversión del país ¿Cuáles son los puntos que cree que se necesitan trabajar?

María Irene Gavilán: Paraguay tuvo avances y está encaminado, pero sin dudas todavía queda trecho por recorrer. Si analizamos el contexto económico en el que nos encontramos actualmente, vemos que nos mantuvimos en el grado de especulación, pero a una categoría para llegar al grado de inversión. Entonces podemos decir que estamos en una posición ventajosa para alcanzar la calificación A y el grado de inversión, pero el camino para llegar a ella necesita de un gran compromiso de todos; la ciudadanía, el Estado, el sector privado y todos los integrantes de una sociedad que sin dudas, se verá beneficiada. 

Hay que recordar también que Paraguay tiene la inflación más estable de la región, ventaja que lo posiciona unos cuantos pasos adelante. No obstante, creo que debemos seguir apostando a la diversificación de la economía con un enfoque en la industria; y que las instituciones públicas deben fortalecerse, mejorando la institucionalidad, específicamente la transparencia y la agilidad, incursionando en el mundo digital.

PLUS: ¿Cómo ha afectado la pandemia a los planes del banco?

María Irene Gavilán: Más que afectar nuestros planes, creo que nos ha empujado a repensarlos y cuestionarlos, entendiendo que el contexto puede cambiar en un abrir y cerrar de ojos, y que tenemos que tener la suficiente capacidad de respuesta y flexibilidad para adaptarnos a lo nuevo. Y así lo hemos hecho. La pandemia nos está empujando a una nueva normalidad que, sin darnos cuenta, reforzó nuestra estrategia; la cercanía con el cliente y el sostén en canales digitales para atención y transacciones, como la mejor manera de mantenernos conectados con ellos.  

PLUS: ¿Qué podemos esperar de Atlas para la segunda mitad del año?

María Irene Gavilán: Vamos a seguir firmes en el acompañamiento a nuestros clientes aportando soluciones innovadoras que tengan como eje, las necesidades reales.

Continuaremos apostando por la digitalización como pilar principal en la experiencia, trabajando tanto internamente, mejorando procesos, plataformas, desarrollando productos digitales, como externamente, impulsando el uso de los canales y educando en la importancia de sacar el mayor provecho con todas las pautas de seguridad.

Reforzaremos nuestra estrategia de estar cerca de nuestros clientes con una atención personalizada, siendo asesores en la toma de decisiones. Y mes a mes estaremos evaluando el escenario económico y las necesidades que surjan, para responder con medidas como las que ya estuvimos implementando en estos meses; compra de deudas, préstamos pymes, entre otras.

Creemos que, en este momento, lo más importante no es crear nuevos planes, sino acompañar nuestra economía como sociedad y adaptándonos a las necesidades para poder avanzar hacia un futuro más optimista.

PLUS: ¿Cómo analiza usted el panorama de inclusión financiera en el Paraguay?

María Irene Gavilán: En los últimos años, desde la implementación de la Estrategia Nacional para la Inclusión Financiera (ENIF), el país se ha fortalecido en cuanto a la oferta acorde a la demanda en productos de iniciación y la agilización de los procesos para ingresar al sistema financiero, un trabajo sostenido que seguirá ejecutándose.

Además, el acceso a los servicios ha mejorado, sobre todo gracias a los pagos electrónicos y desde Atlas, nos encontramos -desde hace ya algunos años- apostando por la digitalización como una estrategia para conectar con los segmentos más jóvenes, de forma a concienciar y como un pilar fundamental para acercar el banco a la vida de las personas.

Una de nuestras últimas iniciativas es la cuenta digital que mencioné, que permite bancarizarse abriendo una cuenta, de manera completamente remota, a través de la plataforma home banking, haciendo que el proceso sea accesible para todos. Este tipo de productos y servicios son los que de a poco van abriendo caminos para que la inclusión financiera sea una realidad.

PERFIL – MARÍA IRENE GARCETE DE GAVILÁN

Egresada en la Universidad Católica Nuestra Señora de la Asunción (UCA) facultad de ciencias y tecnología con el título de analista de sistemas. Con más de 30 años de trayectoria en el sistema financiero, actualmente se desempeña como gerente general en banco Atlas desde el 2017. Anteriormente se desempeñó como directora en las áreas de negocios, productos y marketing en los bancos Itaú y BBVA. Ocupó posiciones de dirección en operaciones de la región y México.

Comentarios