Moneda verde hace añicos techo de 7.000 guaraníes – Revista PLUS

Moneda verde hace añicos techo de 7.000 guaraníes

La divisa estadounidense rompió la barrera psicológica en el mercado minorista de divisas y cotiza a 7.000 guaraníes por dólar.

La presencia del BCP no pudo detener la escalada. Depreciación acumulada del 7,66% en lo que va del año.

Si bien el guaraní demostró ser resiliente a pesar de la coyuntura de la región, el tiro de gracia apareció desde marzo, cuando cayeron las exportaciones y las remesas internacionales tuvieron la misma suerte meses después, debido a la pandemia del coronavirus que azota a nivel mundial. 

Actualmente la demanda no da tregua, tanto por parte de importadores, multinacionales y agentes económicos que, preocupados por la subida, salen de posiciones en guaraníes para adquirir la moneda norteamericana.

“Situamos soportes o pisos en 6.750 y 6.700; mientras que las resistencias o techos ubicamos en 7.000 y 7.100 en el corto plazo”, según un reporte de Basa Capital.  

ANÁLISIS

A pesar de que la FED bajó la tasa de interés a valores menores al 0,5%  y de que el Deutsche Bank Trade Weighted Dollar Index muestra un dólar  debilitado; en esta parte del globo se da una situación contrastante, el billete verde va haciéndose cada vez más fuerte. Esta tendencia de fortalecimiento ya era una tendencia clara en Brasil y Argentina antes del shock COVID-19, a la que la economía fue resistiéndose.

Que suba el dólar en Paraguay y sin una cultura de resguardo de la divisa norteamericana, lo más seguro es el aumento de ciertos productos que son importados por el traslado de variación de cotización al precio final. Eso podría acarrear una inflación en ciertos puntos básicos. Lo más preocupante sería la suba del combustible que directamente impactaría en el precio del pasaje y precio de los productos de la canasta familiar.

“Por más que el Banco Central del Paraguay (BCP) ha intervenido en el mercado de divisas, lastimosamente fue más fuerte la coyuntura de la región y el desequilibrio de la balanza comercial, con la caída de las exportaciones y disminución al mínimo histórico de las remesas”, explicó el analista Stan Canova.

Si bien el guaraní demostró ser resiliente a pesar de la coyuntura de la región, el tiro de gracia apareció recién desde marzo, cuando cayeron las exportaciones y las remesas internacionales tuvieron la misma suerte meses después. Cuando el dólar se fortalece o sube se benefician los exportadores y acreedores en dólares

Por el contrario, un guaraní fuerte favorece a los importadores, deudores y el mercado en sí que consume productos importados/fabricados en el extranjero.

El gráfico de Reuters nos muestra al par dólar guaraní desde el 2015. Vemos cómo a partir del segundo trimestre del 2018 empieza una tendencia alcista que encontró una resistencia temporal en niveles de los 7.000 guaraníes.

Comentarios