Rafael Lara: “La crisis del COVID-19 ha acelerado el uso de la tecnología para la gestión del trabajo” – Revista PLUS

Rafael Lara: “La crisis del COVID-19 ha acelerado el uso de la tecnología para la gestión del trabajo”

Grupo Internacional de Finanzas SAECA (Interfisa Banco) cuenta con una extensa trayectoria en el sistema financiero.

La estrategia comercial del banco hace foco históricamente en los segmentos pymes y microfinanzas, con productos y servicios especializados, así como el apoyo técnico y financiero de organismos internacionales.

PLUS: ¿Qué barreras ha identificado el banco para alcanzar mayor inclusión financiera en Paraguay?

Rafael Lara: La principal barrera creo, es la falta de convicción en llevar adelante una política pública, pues a nivel gobierno se ha impulsado la Estrategia Nacional de Inclusión Financiera (ENIF), por el año 2014 y 1 año después, el Poder Legislativo y Ejecutivo promulgan la ley de tarjeta de crédito, lo cual no solo evitó continuar con la bancarización, sino que también expulsó del sistema financiero formal a muchas personas.

Hemos formado parte de varios grupos de trabajo en el marco de la ENIF, creados para tratarlo con áreas sensibles como: ahorro, crédito, seguro, garantía, poblaciones vulnerables, entre otras, para conocer a fondo las realidades de estas comunidades. Pero entiendo que quedaron en buenas intenciones o este programa ha competido con otras prioridades o urgencias del gobierno, quedando como un plan que deberá ser reencausado en cualquier momento.

PLUS: ¿Qué opina de la vigente ley de tarjetas de crédito?

Rafael Lara: La puesta en vigencia de la ley de tarjeta de crédito a partir de octubre de 2015, tuvo su principal impacto en el desaliento a la inclusión financiera, que muchas entidades del sistema financiero venían realizando desde el año 2004, propósito acompañado de planes de bancarización y educación financiera.

“¿Y cómo es esto?” se preguntarán muchos. Y es bastante sencillo, para el cálculo de tasas mensuales que realiza la Superintendencia de Bancos se basa en la información de tasas recopiladas de todo el sistema financiero, para obtener tasas de referencia máxima. Es así como la regulación de tasa de tarjeta de crédito afectó a los empaquetados de préstamos diseñados  para clientes de la base de la pirámide, pues la incidencia fue automáticamente una reducción del 15% en la tasa de las mismas.

Por ende, la oferta fue reducida por las mayores exigencias en los criterios de elegibilidad aplicada por las entidades financieras para mitigar el riesgo de crédito, además del gasto operativo que significa la gestión y administración de una banca masiva.

PLUS: ¿Qué oportunidades pueden aparecer como consecuencia de la pandemia?

Rafael Lara: Considero que la crisis del COVID-19, ha acelerado el uso de la tecnología para la gestión del trabajo, comprobándose en muchos casos, que la presencia física en las oficinas no hace más o menos productivos; con respecto a los objetivos establecidos para los ejecutivos. Los mandos medios con buena coordinación y dirección, también pueden gestionar sus tareas remotamente desde cualquier lugar.

Además, en 15 o 20 años existirían profesiones que serán mermadas en su demanda, creo que la misma será reducida a 5 años y que las actividades operativas podrán ser sustituidas por procesos robotizados al cabo de 3 años más, con lo cual los mandos medios serán los más vulnerables en mantenerse activos en una relación laboral de dependencia. 

PLUS: ¿Cuentan con una línea de crédito para emprendedores que están afuera del sistema?

Rafael Lara: Efectivamente, nuestra entidad tiene una tradición histórica de ser referente de las microfinanzas en Paraguay, lo cual genera una sensibilidad extra y nos alienta a tener disponible productos crediticios acordes a la situación de los microemprendedores de distintos rubros que no han terminado su formalización, pero que los conocemos. Mediante la gestión in situ de nuestra fuerza comercial, podemos dar fe que el negocio o microindustria sigue en marcha para hacerlo acreedores de reprogramaciones o nuevos créditos para sostener y mantenerse en este momento.

PLUS: ¿Cuánto aspira crecer el banco y cómo planea lograrlo?

Rafael Lara: Nuestros planes de crecimiento sintonizado a nuestra capacidad proyectada y la coyuntura económica que vivimos con esta crisis sanitaria, tiene como elemento prioritario la cautela empresarial, pues nuestro negocio descansa fundamentalmente en la calidad de administradores que podemos ser de las inversiones recibidas de clientes ahorristas, tanto del sector privado como público.

En ese sentido, la revisión de nuestro plan estratégico para este segundo semestre, incorpora crecer moderadamente en colocaciones 5% y en depósito 15%. Para que esto ocurra, hemos diseñado un plan de contingencia crediticia especial, que va desde la contención y calidad de cartera de préstamos, diseño de productos crediticios empaquetados para las mipymes y banca personal, con fondos propios; y algunos de ellos, con el uso de la garantía Fogapy.

PLUS: ¿Qué tan profunda puede llegar a ser la crisis económica en América Latina?

Rafael Lara: Desde distintas fuentes económicas, tomamos conocimiento que la economía mundial experimentará su peor crisis, mayor a la ocasionada desde la Segunda Guerra Mundial. El PIB per cápita disminuirá en el  90% de los países, producto de este parate económico sin precedentes.

En América Latina la caída prevista del PIB regional oscilaría el 3,2%, y sabemos de sectores que serán fuertemente afectados, como son los servicios turísticos, pues ya se conocen datos que la diminución rondará el 35% de la demanda, lo cual impacta directamente en la pérdida de empleos; y esto a su vez en menores flujos de remesas hacia los países de la región y la nuestra en particular.

También la exportación neta de productos primarios, como productos manufacturados derivados de los mismos, será afectada por el descenso de precios y este escenario hará más impredecible lo que pueda ocurrir con las monedas de nuestros principales vecinos. Debiendo el nuestro, acompañar la tendencia de depreciación de moneda que ahora bordea el 10%, permitiendo ciertamente ser competitivo en la exportación, pero en contrapartida comprometiendo la importación de bienes, cuyo incremento hará más complicado repuntar el consumo local.

PLUS: ¿Cuál es el gran reto que tiene su banco por delante?

Rafael Lara: Nuestro gran desafío es la resiliencia que debemos tener corporativamente, ser respetuosos de los protocolos de salud con nuestro equipo humano y clientes. El fortalecimiento de los mandos medios, y continuar con los planes de más y mejores servicios a través de los canales digitales.

PLUS: ¿Tienen planes de crecer de manera inorgánica?

Rafael Lara: Para el corto plazo estamos embarcados en la administración de un plan estratégico -revisado de urgencia- para responder a la coyuntura económica que nos demanda esta crisis pandémica mundial llamada COVID-19. Este plan, tiene varios objetivos bien concretos, que va desde el fortalecimiento patrimonial, cuidar la calidad de nuestra cartera de depositantes, cartera de prestatarios, crecimiento moderado en colocaciones, y explorar nuevos nichos de negocios que reemplace o mitigue el bajón de spread por intermediación financiera, que experimenta todo el sistema bancario.

Además, continuar con importantes inversiones en tecnología, para acompañar la tendencia de ofrecer a nuestros clientes mejores servicios digitales, y que nuestros procesos sean flexibles mediante la mecanización y digitalización de los insumos.

PERFIL – RAFAEL LARA VALENZUELA

Economista egresado de la Universidad Nacional de Asunción (UNA). Ha cursado una maestría en políticas públicas en la Universidad Torcuato di Tella. Realizó cursos y seminarios de especialización en Estado Unidos, Suiza, Brasil, Chile y Holanda. Fue funcionario del Banco Central del Paraguay (BCP), desempeñándose en los cargos de jefe de programación monetaria, director del Fondo de Garantía de Depósitos y miembro titular del directorio. Así mismo fue gerente financiero de un banco de plaza. Rafael Lara fue nombrado gerente general de Interfisa Banco a finales de agosto de 2017.

Comentarios