El cuerpo también habla – Revista PLUS

El cuerpo también habla

El lenguaje verbal y no verbal habitualmente es a lo que menos importancia se le otorga en lo comercial a la hora de preparar la venta.

Crédito columna: Alexandra Bonett.

Cuando decimos que el cuerpo también habla, nos quedamos pensando ¿Cómo? Es bien sabido que la imagen personal y profesional debemos cuidarla porque, como nos ven nos tratan y como nos comportamos nos recuerdan.

En este material conocerás más acerca del lenguaje o comunicación verbal y no verbal, cómo influye en nuestra vida personal y profesional, de manera que podamos manejarnos, para trasmitir el mensaje que deseamos. Como ejemplo definir nuestra identidad, ayudar a acotar y a comprender los mensajes, etc.

El lenguaje no verbal es el lenguaje corporal que no miente, va más allá de las palabras y por ese motivo es la que transmite en mayor medida los verdaderos sentimientos o estado interior personal.

Según Albert Mehrabian, un prestigioso antropólogo, cuando alguien está hablando solamente se recibe el mensaje de sus palabras en un 7%; mientras que por el tono de voz y otros detalles vocales nos transmite hasta un 38%; mientras que el máximo del contenido de la comunicación lo transmite el lenguaje corporal de los gestos, con un 55%.

Existen varios componentes dentro de la comunicación verbal y no verbal

EL LENGUAJE VERBAL

Comprende que, cuando hablamos y emitimos palabras con nuestra voz debemos manejar un buen vocabulario y saber darse a entender, vocalizar correctamente, hablar con un buen tono de voz, buen ritmo y lo más importante, saber cómo coordinar nuestras ideas para poder darse a entender. Recomiendo leer libros para enriquecer tu vocabulario.

LENGUAJE NO VERBAL

– La kinesia o también llamada kinesis, es la  que analiza las posturas, los gestos y los movimientos del cuerpo humano.

– El paralenguaje es la característica de la voz, como la vocalización, ciertos sonidos no lingüísticos, como la risa, el bostezo, el llanto, el gruñido; distorsiones e imperfecciones del habla, como pausas repentinas y repeticiones, silencios momentáneos.

– La proxémica es la forma en que las personas utilizan el espacio personal y/o social para comunicarse.

– Distancia íntima: 15 a 50 cm

– Distancia personal: 50 a 70 cm

– Distancia social: 1 a 2 m y medio

– Distancia pública: 3,5 a 7 m

TIPS ¿QUÉ HACEMOS CON LAS MANOS?

– Las manos juntas al hablar proyectan conciliación y acuerdo

– Señalar con el pulgar proyecta desdén e incluso desprecio

Comentarios