Ventas informales: 6 de cada 10 paraguayos compra productos en la calle – Revista PLUS

Ventas informales: 6 de cada 10 paraguayos compra productos en la calle

Crédito columna: Nauta. www.nauta.com.py

A través de un estudio realizado para la Unión Industrial Paraguaya (UIP) y la UIP Joven quisimos profundizar un poco más sobre los hábitos de compra de los paraguayos y cómo las decisiones diarias pueden impactar en toda la economía de un país. Es por eso que realizamos la siguiente pregunta a los encuestados: ¿Soles comprar productos en la calle, como gaseosas, aceites, verduras, etc.?

Más de la mitad de las personas respondieron que sí, específicamente el 61% de las respuestas. Esto representa a quienes compran productos o servicios desde sus autos mientras el semáforo está en rojo, o de los vendedores ambulantes que se suben a los colectivos, e incluso de los transeúntes que compran artículos para el hogar de los puestos clandestinos colocados en las veredas o plazas. Hay un 9% que comenta comprar siempre, de manera regular, mientras que un 52% dice hacerlo a veces.

El factor común de este comportamiento es la informalidad y el trasfondo que puede haber detrás. Consultando a estas personas que afirman comprar productos de manera informal el por qué lo hacen, el principal motivo es para ayudar a las personas que venden en la calle.

Sin embargo, sin ser conscientes, a través de esta acción se podría estar incentivando al contrabando y castigando así a las empresas y emprendedores que hacen el esfuerzo de realizar sus operaciones dentro del marco legal y el costo que eso representa.

En la venta de productos en la calle podemos encontrar un inframundo de realidades, con productos que pueden ser contrabando y otras no, pero claramente se deja de lado el apoyo a las buenas prácticas laborales y la formalización de los negocios.

Asimismo, es importante también mencionar que estos productos, como aceites, productos de limpieza, verduras o artículos para el hogar, no cuentan con ningún tipo de garantía para el consumidor, ni certificado de calidad y tampoco una factura por la transacción realizada.

Cuando vemos que más de la mitad de la población recurre a este tipo de compras, es importante preguntarnos: ¿Cómo hacen las empresas para intentar revertir este resultado, cuando el comportamiento de la gente no apoya el ser legal?

A través de estos datos obtenidos para la UIP existe una radiografía del comportamiento de compras del paraguayo, y su impacto en la economía nacional, reconociendo que a través de la información precisa podemos tomar decisiones de mejora para el futuro.

Comentarios