Taiwán – Paraguay: El desafío de seguir fortaleciendo las relaciones internacionales – Revista PLUS

Taiwán – Paraguay: El desafío de seguir fortaleciendo las relaciones internacionales

Crédito columna: Juan Pablo Fernández Bogado, analista internacional.

Desde este espacio, que se inicia este año 2021, estaré desarrollando en estas páginas mes tras mes, las fortalezas y debilidades entre los países con los que el Paraguay tiene relaciones diplomáticas y cuanta ventaja -no solamente cuantitativa sino cualitativa- venimos trabajando con los mismos. Es un ejercicio que deseamos sea el gusto de ustedes para no solo conocer estos lazos sino, ver en qué podemos mejorar para beneficios de ambas naciones. En esta primera entrega, estaremos analizando la relación con Taiwán.

Las relaciones diplomáticas entre las naciones de China (Taiwán) y la República del Paraguay, inició un 12 de julio de 1957. Estos largos años de cooperación han permitido un relacionamiento más estrecho, donde además de los importantes aportes recibidos para Paraguay, se forjó lazos de amistad, solidaridad y lealtad, como enfatizó varias veces su representante actual en su último discurso.

Durante estas seis décadas se ha logrado concretar alrededor de 70 instrumentos de cooperación de manera a contribuir con el crecimiento de la economía, mejoramiento de la producción y productividad, intercambio de recursos humanos en el ámbito de la educación y el arte, además de la colaboración con los programas de asistencia social según datos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Paraguay.

Los acuerdos se han ampliado y diversificado a lo largo de los años según las necesidades y requerimientos para un mejor desarrollo. El gobierno taiwanés también ha financiado una gran variedad de proyectos en distintas áreas para el crecimiento y beneficio del Paraguay.

Por si no lo sabía, China (Taiwán) tiene una superficie de 35.980 Km2 con lo que se encuentra entre los países más pequeños del mundo, situada en el este de Asia y teniendo una superficie parecida al departamento de San Pedro. Cuenta con una población de 23.571.000 personas, tiene un altísimo porcentaje de inmigración. Su capital es Taipéi y es la economía número 22 por volumen de PIB.

Volviendo al campo de la economía y solo por citar unos puntos, el impulso a la piscicultura, proyecto que comenzó en el año 2014 con la producción y cultivo de alevines de pacú, se extenderá hasta noviembre de este año y tiene previsto demostrar que se pueden producir más de 2.600.000 peces de esta especie gracias a la tecnología incorporada mediante la cooperación.

También el aumento registrado en el cupo para las exportaciones de carne paraguaya no es un tema menor para el marcado ganadero, siendo partes destacadas de la cooperación.

PARAGUAY – TAIWAN, RELACION BILATERAL QUE DEBE ACELERARSE

En el primer viaje oficial, al asumir Mario Abdo Benítez y poder conocer la isla como presidente, he tenido la oportunidad, también, de conocer como enviado especial. País que ha pasado a tener una realidad económica peor de la que tuvimos en nuestros peores momentos económicos, pero que gracias a la tenacidad, determinación y visión de la clase política y económica de esta isla, han podido ser un ejemplo de economía mundial sobre la base de trabajo duro, un control riguroso de la gestión pública y una idea de prosperidad que han sabido trabajar en todos los estratos sociales, con un norte en la educación, para estar donde se encuentran actualmente dentro de los primeros países de economías fuertes, incluso sobre las amenazas permanentes de su vecino, China Continental. 

Esta isla con una extensión de 35.980 km² y una población aproximada de 23.571.000 habitantes, ha empezado a trabajar este año en una nueva política sobre la innovación en la zona sur de Asia  (Tailandia, Vietnam, Malasia, Indonesia, India, Filipinas y Taiwán) siendo el líder genuino en materia de tecnología, para empezar el debate de las tendencias de una economía mundial que de poco va a la plataforma digital y que ya solo es posible pensar en políticas de regionalización en el e-commerce, infraestructura, utilización de energías alternativas, turismo regional competitivo, eficiencia en las cadenas de valor, entre tantos otros temas que ya vienen trabajando, para volverse competitivos siendo pequeños pero fuertes como bloque.

COOPERACION HACIA LA SALUD

Aparte de seguir la agenda presidencial, allá por el 2018, me tocó participar de importantes reuniones con la delegación de periodistas de 20 países, invitados para conocer Taiwán, vivir los pormenores de las celebraciones por el Doble Diez y conocer detalles de los programas de cooperación y desarrollo que tienen con sus países amigos.

En el caso de Paraguay debería haberse materializado a esta altura, una delegación exploratoria para trabajar un proyecto muy grande en materia de implementar un modelo de sistema de salud pública a nivel nacional, como lo tienen en Taiwán, siendo un modelo muy reconocido y referenciado de eficiencia que ya se encuentra desarrollándose en los departamentos de Guaira y Alto Paraná.

Se espera que este proyecto pueda mejorar considerablemente el abordaje en materia de Salud Pública en localidades muy distantes, donde no hay presencia eficiente del Estado. Taiwán ha ofrecido cobertura universal de salud a los 23 millones de ciudadanos desde 1995.

Aparte de sostener su enfoque en materia de salud, el Fondo Internacional de Cooperación y Desarrollo (ICDF) de Taiwán, seguirá trabajando en los programas en el área de la agricultura y reafirmaron, que reforzarán el área de cooperación de intercambio en materia de educación a través de las becas que se tiene para estudiar en Taiwán. El fondo de cooperación cuenta con un presupuesto aproximado de 35 millones de dólares para implementar distintos programas con los 17 países aliados.

Es sorprendente lo poco que conocemos de Taiwán y cuanto provecho podemos lograr con esta pequeña, pero gran nación en materia de conocimiento en todas las áreas. Es urgente poner a los mejores hombres y mujeres de nuestra cancillería a establecer los vínculos más beneficiosos para la mayor cantidad de personas y no solo con cheques de ocasión, que sirvan para el beneficio de algunos pocos políticos de turno que no representan el verdadero interés del pueblo paraguayo.

Que los lazos de hermandad sean cada vez más sinceros y podamos escribir juntos una nueva historia que nos guíe a salir con disciplina, conocimiento y esfuerzo, como ellos lo hicieron y lo seguirán haciendo.

Comentarios