Paraguay se acopla a un ritmo de vacunación marcado por los envíos de dosis – Revista PLUS

Paraguay se acopla a un ritmo de vacunación marcado por los envíos de dosis

Asunción, 27 jul (EFE).- Paraguay, con unas 14.000 muertes por la covid, sigue con una vacunación sujeta a las dosis escasas disponibles y pendiente de nuevas remesas del exterior, como el millón de Pfizer donado por el Gobierno de Estados Unidos que llegará la noche de este martes.

Con base en este lote, el segundo tras el millón de Pfizer que llegó a primeros de mes, también de la cooperación estadounidense, la cartera sanitaria reajusta un plan que hasta el momento ha beneficiado a alrededor de 1,8 millones de paraguayos con al menos una dosis (el 25,76 % del total de la población).

En concreto, las dosis de Pfizer completarán la pauta comenzada con la anterior remesa, dentro del nuevo cronograma que se iniciará esta semana con otras vacunas, como las de AstraZeneca y Moderna.

El director del Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI), Héctor Castro, citado este martes por los medios estatales, anunció que las previsiones son inmunizar para finales de mes a 1,5 millones de personas con ambas dosis.

Se espera que antes de esas fechas lleguen las 253.000 dosis de AstraZeneca donadas por España, a las que se podrían sumar las gestionadas por el ministro de Salud, Julio Borba, que viajó la pasada semana a Estados Unidos, donde suscribió la compra de dos millones de Moderna.

La piedra en el zapato de la campaña de vacunación de la cartera sigue siendo el mecanismo Covax auspiciado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), cuya demora en los envíos ha generado repetidas críticas del Gobierno, la última este lunes por parte del presidente, Mario Abdo Benítez.

El mandatario, en declaraciones a los medios, dijo que Covax «no funcionó» y que ello conllevó un retraso en las entregas de vacunas que impidió al Ministerio «iniciar el proceso de vacunación masiva».

Ello ante el hecho de que su Gobierno, que se confió desde un principio al mecanismo, compró unos 4,3 millones de vacunas de las que solo ha recibido 304.800, repartidas en tres lotes.

Otro inconveniente al que se enfrenta el Ministerio es el retraso de las vacunas del Fondo Ruso de Inversión, tras recibir 400.000 dosis con el primer componente (primera dosis), parte del millón de Sputnik V adquiridas.

Al respecto, Castro dijo este lunes a los medios que la cartera pedirá oficialmente al Fondo Ruso información sobre la llegada de las Sputnik V con el segundo componente, teniendo en cuenta que el 18 de agosto se cumplen tres meses desde que se aplicaran las primeras.

Frente a esas demoras, las donaciones como las de Estados Unidos son las que han empujado la campaña de vacunación en el país suramericano, con algo más de siete millones de habitantes y el objetivo de vacunar a 4,7 millones.

Ese hecho, que ha sido criticado por algunas voces de la oposición, fue minimizado este lunes por Abdo Benítez, quien agradeció la ayuda de la cooperación internacional.

«Algunos cuestionan la cooperación. A mí no me importa de dónde vengan, compradas, cooperación… El presidente, todos los días, lo único que hace es priorizar el proceso de vacunación porque eso salva de vidas», expresó el mandatario.

El Ejecutivo de Abdo Benítez, del conservador Partido Colorado, ha tomado respiro político con esas donaciones y con los descensos de casos de covid, en los que entre otros factores, y según el Ministerio de Salud, tiene que ver la vacunación.

La cifra de contagios y muertes, que hasta anoche se situó en 14.701, se ha ralentizado desde semanas atrás, y ha aliviado el precario sistema de salud, que estaba sobrepasado por las hospitalizaciones.

Esa saturación y la falta de medicamentos provocaron masivas protestas ciudadanas en la capital Asunción pidiendo la renuncia del presidente. EFE

Comentarios