Banco Central incrementa tasa de interés de política monetaria a 2,75% anual – Revista PLUS

Banco Central incrementa tasa de interés de política monetaria a 2,75% anual

En su reunión del jueves (21), el Comité de Política Monetaria (CPM) decidió por unanimidad, incrementar la tasa de interés de política monetaria en 125 puntos básicos, de 1,5% anual a 2,75% anual.

De este modo, el comité prosigue con el proceso de normalización de la política monetaria, iniciado el pasado mes de agosto, y proyecta continuar el ciclo de ajustes, con un tenor similar al de la presente decisión, en el marco de las reuniones de noviembre y diciembre de 2021.

En su decisión, el CPM ha analizado los siguientes aspectos relevantes:

1- A nivel internacional persisten perspectivas positivas de crecimiento de los principales socios comerciales de nuestro país. El indicador global de compras del sector manufacturero se mantuvo en el mismo nivel que en el mes anterior, mientras que el de servicios se aceleró. Por otra parte, un problema de escasez de energía en Asia y Europa está generando presiones inflacionarias adicionales sobre los precios de commodities energéticos. En los mercados financieros internacionales, recientemente, se ha notado una reducción en la volatilidad de las principales bolsas de valores y un incremento en el rendimiento de los bonos de las principales economías avanzadas. Hacia adelante, se prevé un potencial endurecimiento de las condiciones financieras internacionales, considerando el posible inicio, para este año, de la reducción de compras de activos de la Reserva Federal. Respecto a la evolución de la pandemia, se observaron comportamientos mixtos en aquellas economías donde ha habido brotes derivados de la variante delta, con algunas moderaciones en las curvas de algunos países y subas recientes en otros.

2- En el ámbito regional, siguen contenidas las curvas de contagios de COVID-19. El mejor desempeño sanitario, sumado al importante efecto base de la actividad económica del año anterior, han permitido tasas favorables de crecimiento en países de la región. A la par, se mantienen elevadas las tasas interanuales de inflación principalmente como consecuencia de los altos precios de alimentos y energía, y en algunos casos incluso se observan aumentos en el rubro de servicios.

3- En el plano doméstico, la actividad económica ha seguido exhibiendo una buena dinámica. Los datos del PIB del segundo trimestre han revelado una recuperación generalizada de los sectores económicos, a excepción de electricidad y agricultura. Por el lado del gasto, la recuperación está siendo impulsada principalmente por la inversión, acompañada por una mejora gradual del consumo privado. En el mismo sentido, los indicadores de corto plazo de julio y agosto mostraron resultados positivos para la actividad económica y para las ventas. La mejora en el ámbito sanitario, la reapertura de los sectores económicos y la mayor movilidad de las personas, son factores que influirían positivamente en la actividad económica y en la demanda interna.

4- La aceleración de la inflación se explica principalmente por los altos precios de los commodities (alimentos y energía) y por la mayor demanda externa de la carne vacuna paraguaya. Sin embargo, en un escenario de menores holguras de capacidad de la economía y un perfil altamente acomodaticio de la política monetaria, se pueden crear condiciones para que el impacto inicial de estos choques externos se propague en mayor magnitud y velocidad a otros componentes de la canasta del IPC, como así también influir negativamente en las expectativas de inflación de mediano plazo.

5- Asimismo, el CPM está incorporando en su análisis la dinámica de los resultados fiscales. Un eventual proceso de convergencia más lento hacia los límites establecidos en la Ley de Responsabilidad Fiscal, en un escenario de mayores compromisos de gastos rígidos, podría generar mayor presión sobre los precios y condicionaría un esfuerzo adicional de la política monetaria para asegurar que la inflación se mantenga en línea con el objetivo en el horizonte de política monetaria.

El CPM reafirma su compromiso con la estabilidad de precios y seguirá monitoreando atentamente la evolución de las variables macroeconómicas internas y externas en el futuro cercano. La próxima reunión del CPM se llevará a cabo el día 22 de noviembre de 2021.

Fuente: Banco Central del Paraguay.

Comentarios