¿Qué va a pasar con las tasas? El mercado está cada vez más convencido que no habrá nuevos recortes este año

Analistas no prevén recortes adicionales en 2024 debido a la incertidumbre económica global y el repunte de la inflación, que alcanzó 4,4% interanual en mayo.

La economía paraguaya muestra signos de recuperación, con un crecimiento del Indicador Mensual de Actividad Económica (IMAEP) de 5,0% en abril.

Sin embargo, el Banco Central mantiene una postura cautelosa, equilibrando el apoyo al crecimiento con el control de las presiones inflacionarias en un contexto de volatilidad internacional.

El Banco Central del Paraguay (BCP) decidió mantener su tasa de política monetaria en 6% durante su reunión de mayo, en línea con las expectativas del mercado. Esta decisión marca una pausa en el ciclo de flexibilización monetaria que el BCP venía implementando.

Según el informe de Itaú, la inflación general aumentó a 4,4% interanual en mayo, desde 4% en abril, situándose dentro del rango meta del BCP de 4% +/-2%. El incremento se atribuye principalmente a la volatilidad en los precios de hortalizas y bienes duraderos, estos últimos afectados por la depreciación del guaraní frente al dólar estadounidense.

A pesar del reciente repunte inflacionario, la entidad bancaria señala que las expectativas de inflación se mantienen ancladas en 4% para todos los horizontes analizados. No obstante, los analistas de Itaú advierten sobre riesgos al alza para su proyección de inflación de fin de año, que se mantiene en 4%.

En cuanto a la actividad económica, los indicadores adelantados sugieren un inicio positivo para el segundo trimestre de 2024. El Indicador Mensual de Actividad Económica (IMAEP) mostró una expansión del 5,0% mensual en abril, llevando el crecimiento trimestral a un sólido 2,7%. Esto respalda la previsión de Itaú de un crecimiento del PIB de 3,5% para 2024, con un sesgo al alza.

En este contexto de presiones inflacionarias y crecimiento económico, los analistas de Itaú han revisado al alza su previsión para la tasa de política monetaria de fin de año, situándola ahora en 6%, sin esperar recortes adicionales en 2024. Citan la persistente incertidumbre económica mundial y las presiones alcistas sobre la inflación como factores clave para esta perspectiva.

El informe también destaca los avances en materia fiscal, con una reducción del déficit fiscal acumulado en 12 meses a 3,4% del PIB en abril, desde 4,1% en diciembre de 2023. Esto ha sido reconocido positivamente por agencias de calificación crediticia como Fitch, que mantiene la calificación de Paraguay en BB+ con perspectiva estable.

En resumen, el Banco Central de Paraguay se enfrenta al desafío de equilibrar el control de la inflación con el apoyo al crecimiento económico en un entorno global incierto, optando por una postura de cautela en su política monetaria para lo que resta de 2024.

Comentarios