Los salarios siguen por debajo del nivel precovid en 16 países de la OCDE

París, 9 jul (EFE).- Los salarios, pese a la moderación de la inflación, en términos reales siguen siendo inferiores en 16 de los 35 países de la OCDE que tienen datos disponibles en comparación con los niveles previos a la crisis de la covid, según el informe anual de la Organización publicados este martes.

En el estudio de perspectivas del empleo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), se señala que, de media, en el primer trimestre de este año los salarios eran un 1,45% superiores a los del cuarto trimestre de 2019, justo antes de que estallara la crisis del coronavirus.

Sin embargo, la capacidad adquisitiva de los salarios sigue siendo inferior en países como Alemania (-2%), Italia (-6,9%), Suecia (-7,5%), Australia (-4,8%), España (-2,5%) o Estados Unidos (-0,8%).

Eso contrasta con aquellos en los que los salarios reales (una vez descontado el impacto de la inflación) han subido más del 5% en ese tiempo, como Costa Rica (5,1%), Letonia (8,2%), Lituania (16,5%), Polonia (9,3%), Hungría (13,5%), Eslovenia (9,2%), México (5,4%) o Israel (6,8%).

En la presentación del informe a la prensa, el director del departamento de Empleo de la OCDE, Stefano Scarpetta, destacó que las pérdidas de poder adquisitivo que se acumulaban desde la crisis de la covid se están corrigiendo con la atenuación de la inflación.

En el primer trimestre de 2024 el salario real había crecido en términos interanuales en 29 de los 35 países con cifras disponibles, con una media de progresión del 3,5%, pero sólo del 1,1% en España o del 1% en Estados Unidos.

El mayor progreso en doce meses se constataba en Costa Rica (16,4%), aunque también superaba el 5% en Letonia, Lituania, Polonia, Hungría, Eslovaquia, Eslovenia, México (5,7%) y Austria.

Las únicas excepciones a esas revalorizaciones eran las de Bélgica, Nueva Zelanda, Suecia y, sobre todo, Japón, donde los salarios habían perdido un 1,76% de poder adquisitivo en doce meses.

La evolución de los salarios mínimos en los países que los tienen ha sido notablemente diferente, ya que desde la crisis de la covid (en concreto entre mayo de 2019 y mayo de 2024) aumentaron en términos reales en todos salvo en Israel (-0,9%) y en Estados Unidos (-18,46%).

En el caso de Estados Unidos hay que tener en cuenta que si bien el salario mínimo federal no ha cambiado desde 2009, sí que lo han hecho los que están establecidos en los estados.

Fuera de esa situación particular, de media en los 30 miembros de la OCDE en los que hay un salario mínimo nacional, el incremento en esos cuatro años fue del 12,8%.

Las progresiones fueron menos pronunciadas en Francia (0,9%), Japón (6,3%) o España (6,5%), mientras estuvieron por encima de la media en Colombia (12,5%), Alemania (13,2%) o Reino Unido (13,3%), Polonia (32,1%), Turquía (41,7%) y, sobre todo, México (86,6%).

En abril había en la OCDE 662 millones de empleos, un 3,8% más que antes de la crisis de la covid.

La tasa de desempleo afectaba únicamente a un 4,9% de la población activa, sólo una décima por encima del mínimo de la serie histórica que comienza en 2001. El aumento fue mayor para las mujeres (5%) que para los hombres (3%). EFE

Comentarios