El costo de la información incompleta – Revista PLUS

El costo de la información incompleta

Crédito columna: Stella Guillén, Directora de Política de Endeudamiento. Subsecretaría de Estado de Economía, Ministerio de Hacienda. 

Anna Acevedo, Dirección de Política de Endeudamiento. Subsecretaría de Estado de Economía, Ministerio de Hacienda. 

¿Qué pensaría usted si su médico le recomienda una cirugía del corazón debido a que tuvo un pico de presión? Seguramente, ante semejante sugerencia usted al menos buscará una segunda opinión. O bien, solicitará un chequeo más profundo para lograr identificar la causa del problema antes de tomar una decisión tan importante.

Eso mismo ocurre en otros contextos de la realidad, por ejemplo, cuando a partir de un solo resultado intentamos diagnosticar la salud de toda la economía.

Algo similar ha sucedido recientemente cuando algunos medios se han hecho eco de los resultados de un indicador de riesgo publicado por la compañía Bloomberg, el cual ha conducido a sacar conclusiones precipitadas e infundadas sobre un tema que merece un examen más profundo y no simplemente especulaciones.

Por esta razón, esta columna tiene como objetivo ayudar a comprender mejor la construcción de este tipo de índices para poder interpretarlos correctamente y así obtener un diagnóstico más certero de la situación. Manos a la obra.

El Bloomberg Country Risk Indicator está compuesto por 29 variables organizadas en tres bloques:

1. Riesgos Financieros

2. Riesgos Económicos

3. Riesgos Políticos

Cada uno de estos bloques recoge información sobre la economía que se resumen en un puntaje que va de 0 a 100; un mayor puntaje refleja un menor riesgo. La última publicación de Bloomberg posiciona a Paraguay en el puesto número 73 de 83. De ahí que la primera interpretación es que Paraguay se encuentra entre los diez países más riesgosos de la lista.

Si nos abocamos a entender por qué estamos actualmente en esta posición, le podrá resultar sorprendente saber que una de las causas es simplemente la falta información al momento de calcular este índice.

De acuerdo a los datos, de los 29 indicadores utilizados para el cálculo, Paraguay no cuenta con alguno de ellos, sobre todo los relacionados al ámbito financiero. Pero, lo más delicado es que en algunos casos, a pesar de que los datos estaban disponibles no fueron tomados en cuenta y los mismos tomaron valores de “cero”.Por supuesto, esto hizo que el indicador global tuviera una bajísima puntuación.

Sin embargo, la buena noticia es que inclusive con este error técnico en la medición Paraguay ha logrado mejorar en el ranking en los últimos años, pasando de una puntuación promedio de 6 hasta el año 2013 a un score de 9,53 al cierre de 2016, que por cierto es uno de los valores más altos obtenidos desde el 2009, como puede verse en el siguiente gráfico.

Si observamos los componentes del riesgo, podemos decir que el bloque de riesgo económico fue el mejor puntuado, contrario a lo que ocurrió con el bloque de riesgo financiero. Como explicamos anteriormente, se debió en gran medida a que no se han considerado variables determinantes para el análisis.

Más específicamente, lo que ocurrió fue que como casi todos los datos financieros sobre Paraguay no se encuentran disponibles en la terminal Bloomberg el modelo asigna un valor de “0” a estas variables, lo que termina convirtiéndose en la pérdida casi total del posible score.

Por supuesto, ningún indicador es perfecto por lo que un análisis serio no debería considerarlo de manera aislada a la hora de interpretar sus resultados.

Y la pregunta obvia a partir de aquí es ¿cuáles son aquellos indicadores adicionales que complementan a este indicador de riesgo?

Uno de ellos es el de calificación crediticia de las agencias calificadoras, que, si bien no son infalibles, los analistas realizan estudios pormenorizados y detallados de la situación económica de los países enviando incluso un equipo dedicado a realizar estudios de datos, no solamente cuantitativos sino también cualitativos, tanto del sector público como del sector privado, lo que les permite reflejar una amplia gama de realidades ya sean estas políticas, económicas e incluso institucionales.

En ese aspecto, podemos decir que Paraguay se destaca por ser uno de los pocos países en la región cuya perspectiva se ha mantenido estable, según la visión de las tres calificadoras de riesgo [1] que evalúan a nuestro país. Esto representa un logro teniendo en cuenta el entorno macroeconómico complicado a nivel regional.

Finalmente, otro indicador muy utilizado es el del rendimiento de los bonos que refleja efectivamente la percepción de los inversionistas sobre nuestra economía. Al respecto, podemos ver que las tasas de interés a las que el país coloca sus bonos se sitúan incluso por debajo de otros países con la misma calificación; y ni que hablar de Argentina y Brasil.

En conclusión, podemos asumir que a Paraguay aún le quedan tareas pendientes, pero es imposible negar los avances alcanzados en materia económica y de transparencia en los últimos años; lo que se refleja en una variedad de indicadores.

[1] Moody’s, Fitch Ratings, Standard&Poor’s.