Paraguay, dime con quién andas y te diré quién eres – Revista PLUS

Paraguay, dime con quién andas y te diré quién eres

Crédito columna: Guillermo Sicardi.

*Publicada en la edición impresa de revista Plus Febrero 2016. 

 

Muchos paraguayos (y otros muchos latinos) se muestran preocupados por la situación económica y política que está viviendo Brasil, ese gigante que siempre anda a los tumbos y cuando estornuda, el resto de América Latina se resfría.

La gran pregunta que uno debería hacerse es: ¿debemos estar condenados a sufrir las mismas peripecias que nuestro vecino o podemos establecer relaciones más allá de las fronteras de nuestro “barrio”, este decadente Mercosur?

Al igual que a los parientes, a los vecinos uno no los elige. Están allí y es bueno mantener relaciones de buena vecindad con ellos; pero nada ni nadie nos obliga a tener relaciones amistosas y menos aún, relaciones carnales.

Y eso es lo que nos pasa con Brasil y con el Mercosur: Brasil es tan grande y nos queda tan cerca, que resulta mucho más cómodo hacer negocios con él que con países de extrazona

Intercambio

¿Para qué viajar tan lejos? ¿Para qué manejarnos en otro idioma? ¿Para qué desarrollar productos de mayor calidad y a menores precios si podemos vender los nuestros así como están, en la región?

Pero el día que la región deja de comprarnos, ese día nos damos cuenta que nuestros productos son caros o de calidad media y no podemos colocarlos más allá de nuestras narices.

La mayoría de los productos de exportación de Paraguay y Uruguay, son productos “commodity” de origen agropecuario, con poco valor agregado: carne, cereales, madera, arroz o yerba. Y gracias a nuestras privilegiadas condiciones naturales y la alta demanda de alimentos en el mundo, podremos seguir unos cuántos años más disfrutando de estas mieles.

Pero eso no será suficiente. Los acuerdos de comercio que suscriben los países entre sí, dicen mucho más que cifras de intercambio comercial: dicen qué tipo de partido quieren jugar, con qué rivales y en qué cancha. Están los que se conforman con jugar en la cancha chica y están los que quieren jugar en las “ligas mayores”. Paraguay tiene todas las condiciones para esto último.

Servicios

Los países más desarrollados (los que tienen más conocimientos, más patentes, más innovaciones y más emprendedorismo) generan su PBI en porcentajes aproximados del 70% en servicios, 25% en la industria y menos del 5% en el agro. En cambio, en los países menos desarrollados, es exactamente al revés.

La tendencia mundial es a crecer por los servicios: software, banca, salud, consultoría, turismo, innovación, educación, propiedad intelectual, energía, transporte, seguros, publicidad, telecomunicaciones o internet.

Por ese mismo motivo 23 países miembros de la OMC (Australia, Canadá, Chile, Colombia, Corea, Costa Rica, EEUU, Hong Kong, Islandia, Israel, Japón, Liechtenstein, Mauricio, México, Noruega, Nueva Zelanda, Pakistán, Panamá, Perú, Suiza, Taiwán, Turquía y la Unión Europea), buscan crear una zona gigante de libre comercio sin fronteras.

Uruguay ya decidió salirse de estas negociaciones preliminares, perdiendo la oportunidad de “entreverarse” con los grandes. Tampoco ha querido ser parte del TPP (Trans Pacific Partnership) al que sí se sumaron Chile, Perú y México. Paraguay no debería seguir ese camino.

La importancia que países como Uruguay y Paraguay se adhieran a este tipo de acuerdos o firmen convenios de libre comercio con países como Canadá, Israel, Nueva Zelanda, Australia o Estados Unidos, no es sólo una cuestión de sumar dinero, sino que implica vincularse con los verdaderos “países de primera”.

Esos mismos que tienen instituciones sólidas, educación de calidad, respeto ciudadano, bajísimos niveles de corrupción y democracias estables, donde rigen las reglas básicas del libre mercado, la competencia sana y la meritocracia, que tanta falta nos hacen por estas latitudes.

Acercarse a los mejores

Si un tenista amateur quiere mejorar su nivel de juego, lo que debe hacer –además de entrenar- es jugar con tenistas de mejor nivel al suyo. Y lo mismo aplica para las personas, las empresas y los países.

Y quienes tuvimos la oportunidad de trabajar en comercio internacional y hacer negocios con ingleses, chilenos, argentinos, brasileros o alemanes, sabemos muy bien las diferencias entre unos y otros: cumplimiento vs promesas; planificación vs improvisación; precisión vs zonas grises.

Por lo tanto, si queremos mejorar como profesionales, como empresarios y como sociedad toda, nada mejor que acercarnos a los mejores, quienes –lamentablemente- no habitan por nuestro barrio.

Por eso, hay que salir a buscarlos; estén donde estén. Y cuando otros nos vean junto a ellos, sabrán quienes somos. O al menos, quienes queremos ser.

 

Guillermo Sicardi es master en administración de empresas (MBA), profesor de “Gestión estratégica de empresas de servicios”, en los posgrados de la Universidad Americana (Paraguay), columnista en semanario Búsqueda (Uruguay) y director de www.resultoria.com, consultoría focalizada al logro de resultados.

 

8

Revista Plus 10 años: 2006/2016

Suscríbete hoy a la edición impresa por solo G. 360 mil por 12 meses (ahorro del 25%) y recibe nuestra revista en la comodidad de tu oficina u hogar.

Puedes hacerlo a través de nuestro Facebook; llamando al teléfono (595 21) 230 640/2; o enviando un e-mail a suscripcionesplus@revistaplus.com.py

También puedes escribirnos en Twitter: @RevistaPLUSPY

Disfruta de toda la información de la revista de economía, finanzas, empresas y negocios más influyente de ‪#‎Paraguay‬ desde el 25 de marzo de 2006.

Comentarios