Asociación Heinfried W. Kress renueva su apuesta educativa – Revista PLUS

Asociación Heinfried W. Kress renueva su apuesta educativa

La asociación civil sin fines de lucro Heinfried Wolfgang Kress inauguró el martes 6 de marzo el nuevo edificio de la Escuela Básica N° 5234 Heinfried Wolfgang Kress, en la localidad de Kressburgo (Itapúa).

Esta estructura constituye un nuevo capítulo del esquema educativo implementado por la organización para brindar educación de calidad en ciencia y tecnología a niños, jóvenes y adultos de la zona.

“Itapúa tiene un grandioso potencial productivo industrial que clama por una educación de alta calidad, iniciada ya en la niñez”, aseguró Cristina Kress, presidenta de la asociación y del grupo Kress, que nuclea marcas, como Frutika y Agua Génesis; cuyas utilidades sirven de sustento a la escuela.

El grupo Kress destinó alrededor de US$ 1.000.000 a las mejoras edilicias, que beneficiarán directamente a los 150 estudiantes de los turnos mañana y tarde del centro de estudios.

Los modernos métodos de construcción del proyecto incluyen la utilización de isopaneles, materiales de alta resistencia en estructuras que reducen la penetración del calor, minimizando el uso de aires acondicionados. Esta tecnología ofrece una aislación térmica cinco veces superior a los sistemas constructivos tradicionales.

El edificio, cuyas obras culminaron en enero del 2018, albergará al 3er ciclo de la educación escolar básica y al bachillerato técnico industrial en mecatrónica, con énfasis agrícola. En este último caso, el centro educativo es pionero en el interior del país, ya que hoy la modalidad solo está disponible en una institución capitalina. Contará también con tres laboratorios técnicos y una biblioteca para todo público.

Tetra Pak contribuyó con la iniciativa a través de la donación de muebles elaborados a partir de envases usados, consistente en 120 pupitres y 18 armarios. La entrega, además de ser un importante aporte para el equipamiento escolar, respalda el uso de materiales de origen ecológico y enriquece la experiencia del estudiantado, ya que, así podrá vivir día a día el valor del cuidado medioambiental.

LA ESCUELA

En 1977, el agrónomo Heinfried W. Kress y la bióloga Beate Holtker se asentaron en el sudeste del Paraguay. Kress inauguró, en 1991, la primera escuela local, que, desde entonces, sobresale entre las mejores del sitio. Asimismo, es reconocida por participar de las Olimpiadas Kanguro de la Organización Multidisciplinaria de Apoyo a Profesores y Alumnos (Omapa) e integrar la Liga Nacional de Robótica.

La institución implementa el enfoque de ciencias, tecnología, ingeniería, arte y matemáticas (STEAM, por sus siglas en inglés) para una mayor integración teórico-práctica. El currículo contempla robótica y mecatrónica en respuesta al desafío de la innovación tecnológica constante y de hacer valer el conocimiento y trabajo humano en la agricultura, la industria y el servicio.

Se trata de una escuela privada y los estudiantes tienen acceso a herramientas, como el método Singapur en matemáticas, exposiciones científicas tecnológicas, educación multilingüe (alemán, inglés, guaraní y castellano), educación artística, competencias literarias, computación, proyectos comunitarios, academia de robótica, escuelas de patinaje y fútbol, danza paraguaya y formación cívica.

 

Comentarios