25 años de calidad y compromiso con el crecimiento del Paraguay – Revista PLUS

25 años de calidad y compromiso con el crecimiento del Paraguay

La empresa familiar Pollpar SA, para su marca Pollos KZero, durante los 25 años de trabajo, apostó al cuidado como garantía de calidad, plasmando este concepto en todo su proceso y trabajo diario logrando un elevado nivel de desempeño y superación.

Una familia que se volvió grande

“Pensar en los 25 años de Pollpar nos remite al slogan “Una familia que se volvió grande”. Pasamos de ser una familia empresarial, a una marca corporativa que creció cualitativamente día a día, con el espíritu emprendedor fortalecido”, destaca Violeta Corvalán, Gerente de Recursos Humanos y Desarrollo Organizacional.

Debido a esta transformación, la compañía creció internamente, no solo en tamaño, sino en el nivel de desempeño y superación. Estos logros se dan gracias al esfuerzo sostenido de numerosos integrantes del equipo, quienes conforman todo el ciclo productivo, administrativo y comercial.

Hace 5 años que Pollpar SA inició un proceso de cambio que involucró la adecuación de todos los eslabones de la cadena de valor, incorporando más tecnología, más profesionales y nuevas mejoras en infraestructura y procesos, todo con el fin de mantener la calidad de los productos y servicios que ofrece y poder así responder a la demanda de los consumidores y clientes.

La importancia de llegar a tiempo

Es así que Pollos KZero se propuso en los últimos años, llegar directamente a los clientes, conscientes de que el servicio hace la diferencia. Para alcanzar este objetivo, realizaron mejoras en las distintas áreas involucradas, logrando incrementar el promedio de kg/h cargados, analizar tiempos de entrega y permanencia en puntos de venta.

“Es importante para nosotros llegar a tiempo y mantenernos como primera opción del consumidor. La calidad que nos caracteriza deja siempre una buena impresión, desde todos los procesos hasta la logística. Trabajamos con una fuerza de distribución mixta; en parte confiada a socios comerciales y por otra parte a cargo de la empresa”, explica Fernando Catolino, Gerente de Logística.

El deseo de los fundadores de contar con una nueva planta de alimentos balanceados se dio en el año 2008. Hoy es una realidad que favorece a todo el proceso de producción, permitiendo la diversificación interna, otorgando trabajo y al mismo tiempo, proyectando una producción con grandes expectativas de crecimiento.

Inicialmente, la planta contaba con una capacidad de producción de 3.500 ton/mes. Ésta fue creciendo a medida que aumentaba la faena. En este espacio, el cuidado y calidad de los pollos se da ya desde el alimento que reciben durante su crianza, y este trabajo es una pieza clave dentro del sistema de producción de pollos de engorde, a través de los alimentos balanceados peletizados. “Durante los 25 años de trabajo, la empresa ha apostado al cuidado como garantía de calidad, plasmando este concepto en todo su proceso y trabajo diario. Calidad desde la alimentación, porque el pollo es lo que come”, comenta Carlos Giménez, Gerente de Planta de Alimentos Balanceados.

Calidad desde las granjas hasta las mesas del Paraguay y del mundo

Pollpar exporta a más de 15 países, faena cerca de 80.000 pollos por día, consume la producción de maíz de más de 1.250 hectáreas mensualmente y emplea alrededor de 1.200 colaboradores. Para sostener este crecimiento, ha invertido fuertemente en programas de certificación de calidad. Es la única marca de carne de pollo con certificación ISO 9001, cuenta con el programa de calidad de HACCP, y está en proceso de obtener otras certificaciones. Estas normas se focalizan en la calidad de los procesos y orienta a la empresa a la satisfacción de clientes y consumidores.

“El alcance va desde la recepción de pollos en la planta industrial, la faena y procesamiento, hasta la entrega del producto final, abarcando los productos industrializados, subproductos, el almacenamiento y procesos de soporte. También incluye la planta de balanceados y su cadena de procesos, desde la recepción de materia prima hasta la entrega en las granjas de los productos elaborados”, explica Naida Funes, Gerente de Calidad.

Además se encuentra trabajando con SENACSA para habilitar mercados en el Medio Oriente, Europa y Asia. “Veinticinco años después, los objetivos de la marca han evolucionado para ser mucho más ambiciosos. Tenemos la fortuna de contar con proveedores y granjeros asociados excelentes y comprometidos; y granjas tecnológicamente avanzadas, quienes han respondido favorablemente a los desafíos planteados por la industria”, explica el Gerente de Exportaciones, Gerónimo Vargas.

Avicultura con tecnología de punta

La compañía cuenta con un sistema de producción informatizado que permite un análisis exhaustivo de los datos de producción. Esto proporciona una mejora continua a lo largo del tiempo. Además de un equipo de veterinarios y técnicos capacitados internacionalmente en actualizaciones de conocimientos de vanguardia de las nuevas tecnologías de producción aviar.

“Con el pasar de los años, hemos perfeccionando la técnica de producción hasta llegar a un sistema estandarizado de cría de pollos. Hoy somos una empresa preparada para cumplir con las más altas exigencias internacionales de producción de pollos de engorde”, resalta Joaquín Cabañas, Sub Gerente de Nutrición Animal.

Por su parte, José Luis Ortellado, Gerente de Sistemas y Tecnología, menciona que, “En este mundo tan competitivo, ninguna empresa logra el éxito sin una constante innovación tecnológica. Nos esmeramos por brindar comodidad, cumplir con los tiempos y ofrecer productos de calidad a los clientes. Para ello, todo este engranaje de sistemas que venimos implementando y desarrollando hace tiempo permite que Pollpar esté preparada para el futuro, lista para competir con industrias nacionales e internacionales a la misma altura”.

Compromiso con el medio ambiente

Como resultado del proceso de faena de pollos, se producen distintos residuos, tanto sólidos como líquidos y gaseosos. Al respecto explica Erik Cattebeke, Gerente de Mantenimiento Externo, que “El cuidado y compromiso con el medioambiente exige que Pollpar transforme dichos residuos en productos de valor comercial, que luego son destinados a diversas industrias, contribuyendo a un Paraguay más limpio y sano, renovando año tras año con la incorporación de tecnología más eficiente”.

Los residuos sólidos no destinados para el consumo humano, son enviados a fábricas de harina donde se obtiene harina de vísceras, sangre y plumas, así como también aceite de pollo. Dichos productos son vendidos como materia prima de alta calidad para empresas de alimento balanceado y comida de mascotas. En cuanto a los residuos líquidos, el proceso de tratamiento de efluente inicia con la separación de la grasa, la misma es deshidratada y utilizada como combustible para la caldera generadora de vapor. Los residuos gaseosos son procesados a través de equipos especializados que tienen la función de tratar los gases.

Innovación y expansión

Dice una conocida frase que “La cocina es el alma de una casa” y en el caso de Pollpar, se refleja en el cuidado de la marca en todos sus procesos. Desde el pasado 1 de noviembre de 2018, las puertas de la cocina de KZero están abiertas para toda persona que tenga ganas de deleitarse con las más deliciosas recetas a base de carne de pollo. La idea de abrir un lugar así surgió de la popularidad de la original receta de pollo al horno de María Luisa de Zubizarreta, fundadora de Pollpar.

La cocina de Kzero cuenta con varias opciones hechas a base de carne de pollo, también cuenta con los servicios de delivery y de Autopollo. “Cada uno de los platos que sirve la cocina de KZero refleja el compromiso de la compañía con la innovación, la calidad y la excelencia; que además, refuerzan, con muchísimo sabor, el concepto de que comer bien es comer KZero”, mencionan Pedro Nuñez y Erico Ortega de la Unidad Nuevos Negocios.

Asimismo y coincidiendo con su 25º aniversario, Pollpar inauguró la primera fase de un nuevo complejo de oficinas en la propiedad donde se encontraba anteriormente la granja familiar de gallinas ponedoras. El proyecto es una puesta en valor arquitectónica, que rinde homenaje a la historia de la empresa, reflejando a su vez su crecimiento y proyección al futuro con espacios contemporáneos. En esta primera etapa ya ejecutada predomina un clima industrial, con tonos oscuros que se contrastan con claros, junto con las instalaciones a la vista, para generar así un ambiente descontraído y agradable.

Las nuevas oficinas de Pollpar SA guardan en la memoria el recuerdo de los esfuerzos iniciales de la familia Zubizarreta, cuando dieron sus primeros pasos en la industria avícola. “Al recorrer el lugar, quedé fascinado por los viejos galpones de grandes bloques de ladrillo colorado, y las sólidas bases de lo que alguna vez fue el primer silo”, comenta el arquitecto Juan José Ardissone, convocado para llevar adelante el proyecto.

El Área de Administración, con aciertos y errores, a través de estos años acompañó los cambios experimentados por el constante crecimiento de la compañía. “Nuestro compromiso con la empresa hizo posible lograr que el equipo de trabajo internalice la disciplina del control y cumplimiento de procesos establecidos como filosofía para el uso racional y eficiente de los recursos. Destaco haber logrado en esta empresa mi desarrollo y crecimiento profesional al igual que mis colaboradores que se van formando y capacitando para atender los constantes desafíos que nos depara el futuro en esta compañía”, acota Dora Portillo, Gerente de Administración y Finanzas.

HITOS Y DESAFÍOS DESDE LA MIRADA DE JAMES MYUNG, GERENTE GENERAL DE POLLPAR SA

En una entrevista realizada al James Myung, Gerente General de Pollpar SA para la marca KZero, menciona algunos detalles que hacen al crecimiento de la empresa una realidad, además de los desafíos que eso implica.

Si tuviera que nombrar algunos de los hitos principales que ha cumplido Pollpar SA desde su fundación ¿Cuáles serían?

James Myung: Son muchos, me cuesta poder identificarlos fácilmente, principalmente porque ha sido una empresa pionera en muchos aspectos.

Creo que ofrecer productos frescos es hoy un diferencial para el consumidor. También en el área tecnológica; por ejemplo, la incorporación de un ERP (Enterprise Resource Planning) como el SAP, desde hace 10 años, cuando era un concepto desconocido en Paraguay.

¿Cuál sería según su opinión, un factor al que atribuir el crecimiento de Pollpar en estos 25 años?

James Myung: La perseverancia de los dueños y la orientación de siempre hacer las cosas bien, en todos los aspectos. No es una empresa perfecta, pero siempre está en movimiento y para eso se necesita una voluntad de hierro.

Uno busca siempre que su marca y/o empresa sobresalga entre las demás del rubro.

¿Cuál cree es el diferencial que hace a las personas elegir a Pollos KZero?

James Myung: Una cosa que aprendí es que el pollo no es solo pollo. Es decir, un consumidor habitual diferencia el sabor, el olor y la textura. Algo que yo no creía; todo tiene que ver con que el pollo es lo que come; la alimentación y la forma de criarlos son fundamentales y eso la gente valora muchísimo.

¿Cuáles son algunos de los desafíos más importantes que encara el rubro?

James Myung: Son varios y son amenazas más que nada. El eterno contrabando y las autoridades que por mucho tiempo consideraron a la industria avícola como “el pariente pobre”.

Mucho esfuerzo se ha puesto a la carne vacuna, pero ahora, desde los dos últimos gobiernos, se está reconociendo el crecimiento y potencial del sector avícola.

La avicultura es una actividad multiplicadora de ingresos por lo larga de la cadena productiva y una gran transformadora de granos que el Paraguay produce en calidad y abundancia.

¿Cómo ve a Pollpar en los próximos 25 años?

James Myung: Es mucho tiempo, dos décadas y media, pero lo veo expandido internacionalmente y como un brazo motor de un holding de alimentos.

Comentarios