Paraguay avanza hacia la industrialización con una línea eléctrica – Revista PLUS

Paraguay avanza hacia la industrialización con una línea eléctrica

Hasta ahora Paraguay sólo consume el 6,3% del 50% de su parte de la hidroeléctrica de Yacyretá, puesta en funcionamiento en 1994, por lo que el 93,65% es absorbido por el sistema argentino, en virtud del tratado de construcción que se firmó en 1973.

Asunción, 27 dic (EFE).- El presidente paraguayo, Mario Abdo Benítez, afirmó este viernes que el país avanza en el camino de la industrialización y el desarrollo con la habilitación de la línea que permitirá el uso de toda la electricidad que le corresponde de la hidroeléctrica de Yacyretá, compartida con Argentina.

Abdo Benítez reseñó además que esa puesta en marcha supone un paso hacía la soberanía de la producción energética de Paraguay, durante el acto que tuvo lugar en el lado paraguayo de Yacyretá, un hecho que tildó de «histórico».

«Esto no es aislado, lo estamos haciendo para que el Paraguay tenga soberanía sobre su producción de energía y le permita ser un país atractivo para el capital y la industrialización de lo que producimos en el país», expresó Benítez.

El acto consistió en la interconexión a la red de Yacyretá de la línea de transmisión de 500 kilovoltios de la estatal Administración Nacional de Electricidad (ANDE) para su futura distribución en todo el sistema eléctrico nacional.

Hasta ahora Paraguay sólo consume el 6,3 % del 50 % de su parte de la represa, puesta en funcionamiento en 1994, por lo que el 93,65 % es absorbido por el sistema argentino, en virtud del tratado de construcción que se firmó en 1973.

La adecuación de esa línea posibilitará que Paraguay pueda disponer de una potencia de 1.732 mega voltios amper (MVA) frente al techo de 750 MVA al que hasta ahora estaba limitado.

«Este es el camino, el de generar las condiciones para la producción, industrializando la materia prima de modo a que el Paraguay sea un centro logístico competitivo en la región», destacó el jefe de Estado, del conservador Partido Colorado.

Por su parte, el director paraguayo de Yacyretá, el expresidente Nicanor Duarte (2003-2008), describió la adecuación técnica, que duró un año y fue llevada a cabo por expertos nacionales, como «un acto de soberanía irrestricta».

«Tenemos hoy después de 25 años la disponibilidad total de la energía que producimos acá, el desafío presidente es generar las condiciones, el clima necesario (…) para que venga la inversión», subrayó Duarte.

Asimismo, el exgobernante anunció que la construcción de tres nuevas turbinas en el brazo «Añá Cuá» de la represa de Yacyretá, que actualmente opera con 20 máquinas, comenzará en la segunda quincena de febrero tras completarse el proceso burocrático que duró dos años.

Esta obra demandará una inversión de 610 millones de dólares, dará empleo a unas 3.000 personas y finalizaría en unos cuatro años, tras lo cual las tres turbinas sumarían una potencia adicional de 270 megavatios a la represa.

La represa de Yacyretá (tierra de la luna, en lengua guaraní), es la segunda mayor hidroeléctrica de Paraguay por detrás de Itaipú, que comparte con Brasil, también sobre el fronterizo río Paraná.

Itaipú es la mayor represa del mundo en producción de energía. EFE

Comentarios