Empresarios alemanes no descartan los «coronabonos» si se agrava la pandemia – Revista PLUS

Empresarios alemanes no descartan los «coronabonos» si se agrava la pandemia

Berlín, 6 abr (EFE).- Los empresarios alemanes no descartan que los coronabonos o alguna fórmula de mancomunación de la deuda en la UE acabe imponiéndose en el bloque si se agrava la pandemia de coronavirus.

En un documento publicado este lunes, la poderosa Federación de la Industria Alemania (BDI) describe la situación económica en Alemania, Europa y el resto del mundo a raíz de la propagación del Sars-Cov2 y no excluye los controvertidos «coronabonos».

Recuerda que en la UE se ha discutido «intensamente» en los últimos años sobre «bonos comunes con garantías comunes» por las cuestiones legales y prácticas que suscitan.

Reconoce a continuación que no hay propuesta de implementación «rápida», pero no descarta que en los próximos meses puedan darse las condiciones para lograr un consenso sobre el que poner en marcha esta fórmula para apoyar financieramente a los países más afectados por la crisis de la COVID-19 con el respaldo crediticio de los 27.

«De igual forma no se puede descartar que estos requisitos previos se logren en los próximos meses para poder contrarrestar la posible expansión de la crisis de manera aún más decidida y proporcionada», señala el texto.

Horas después de publicar su comunicado, la BDI envió otro en el que recalcaba que la UE «debe demostrar su capacidad de reacción» y que en este momento debe hacerlo «sin la introducción de los eurobonos».

La UE tiene instrumentos para combatir la crisis, afirma en ese nuevo comunicado el gerente de la BDI, Joachim Lang, que destaca el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), el Banco Europeo de Inversión (BEI) y, especialmente a su juicio, un presupuesto de la UE centrado en el crecimiento y en el futuro.

Lang espera además que los ministros de Finanzas del Eurogrupo encuentren en su próxima reunión «respuestas convincentes» al desafío, tras los problemas previos para trabar consensos.

«Se puede encontrar una solución a los problemas de las finanzas públicas sin una mancomunación general de las deudas y de las garantías, incluso con la amenaza de una aguda crisis económica», argumenta Lang.

En el informe de 27 páginas titulado «El impacto del coronavirus para la economía global. Política financiera y económica en la recesión», considera que la UE debe hacer más para contribuir a la superación de «la mayor recesión» desde la II Guerra Mundial.

«Los paquetes de apoyo fiscal e impulso en la UE no son suficientes. En Europa el nivel supranacional puede y debe hacer una contribución esencial. Tras el final de la cuarentena debe empezar un programa de reconstrucción a largo plazo», agrega.

El informe considera que en todo el mundo serán necesarias más medidas fiscales y monetarias para favorecer la recuperación de la economía tras la crisis sanitaria.

«Con el éxito de las medidas de cuarentena, serán necesarios más estímulos fiscales. Las primeras medidas se han decidido en EE.UU. Y China y Japón seguirán su ejemplo», dice el documento.

La BDI publica asimismo sus propios pronósticos de evolución del producto interior bruto (PIB) para las principales economías. «No se puede evitar una poderosa recesión en Estados Unidos, Europa y Japón este año», asegura.

Estima que Alemania se contraerá entre un 3 y un 6 % (con un parón de la actividad económica de seis semanas como máximo), que la eurozona y la UE caerán entre un 3 y un 5 % y que el PIB de EE.UU. se reducirá entre un 2 y un 4 %.

China logrará seguir creciendo «hasta un 2 %» este año, pero muy lejos de las tasas de las últimas décadas.

La economía mundial, con el comercio exterior de capa caída, se contraerá hasta un 3 %. En comparación, en los últimos 50 años sólo se ha registrado una tasa negativa, en 2009, cuando cayó un 1,7 % a raíz de la crisis financiera. EFE

Crédito foto: Xinhua.

Comentarios