Fitch rebaja la nota de la deuda argentina a «default restrictivo» – Revista PLUS

Fitch rebaja la nota de la deuda argentina a «default restrictivo»

Buenos Aires, 6 abr (EFE).- La calificadora Fitch bajó este lunes la nota de la deuda soberana argentina en moneda extranjera a «default» (cese de pagos) «restringido» luego de que el Gobierno decidiera postergar hasta 2021 el pago de bonos en dólares emitidos bajo legislación local.

Fitch indicó que, de acuerdo a sus criterios, la decisión del Gobierno de Alberto Fernández implica un «incumplimiento de las obligaciones soberanas de Argentina».

Este lunes, el Gobierno argentino dispuso por decreto postergar hasta 2021 el pago de los servicios de intereses y amortizaciones de capital de la deuda pública nacional emitida en dólares bajo ley local por unos 10.000 millones de dólares.

El Gobierno fundamentó la medida en el hecho de que la crisis sanitaria mundial generada por la pandemia del coronavirus ha alterado los plazos previstos inicialmente para el proceso de reestructuración de la deuda argentina bajo legislación extranjera, por unos 69.000 millones de dólares, que el Ejecutivo pretendía originalmente concretar en marzo pasado.

A ello se sumaba, según alegó el Ejecutivo, fuertes vencimientos de los servicios de la deuda emitida bajo ley argentina y denominada en dólares estadounidenses.

Hasta ahora, Fitch asignaba a la deuda de largo plazo en moneda extranjera de Argentina una nota de «CC», indicativa de alto riesgo crediticio.

La calificación de «default restrictivo» (RD) es la nota previa a la de «default».

Fitch recordó que la decisión «unilateral» de Argentina de postergar el pago de deudas en dólares bajo legislación local se adoptó en medio de una discusión en curso con los acreedores extranjeros para reestructurar los títulos bajo legislación extranjera.

«Las autoridades han publicado nuevas proyecciones que indican que la deuda soberana de Argentina es insostenible, lo que requiere un alivio sustancial de los acreedores», indicó la calificadora.

Observó que aún no se ha presentado una oferta formal de reestructuración y señaló que «la pérdida que los acreedores estarían dispuestos a aceptar sigue siendo muy incierta».

«Esto plantea riesgos de negociaciones prolongadas y de incumplimiento de pago directo dado que las autoridades han expresado un apetito cada vez menor por seguir prestando servicio a los intereses de los bonos con reservas internacionales», advirtió Fitch. EFE

Comentarios