Unos 20.000 trabajadores cesados en Paraguay en cuatro semanas de cuarentena – Revista PLUS

Unos 20.000 trabajadores cesados en Paraguay en cuatro semanas de cuarentena

Asunción, 7 abr (EFE).- La pandemia del coronavirus ha llevado al cese a unos 20.000 trabajadores en Paraguay, un 5 % del sector formal, en cuatro semanas de aislamiento sanitario, aunque se prevé un subsidio único por el tiempo que dure la cuarentena, anunció este martes el Instituto de Previsión Social (IPS).

El director de Prestaciones Económicas del IPS, Pedro Halley, dijo este martes a Efe que la Ley de Contingencia que rige durante esta crisis sanitaria establece una compensación por desempleo por cierre total o parcial de las empresas.

A través de esta normativa, el Gobierno trabaja en un registro para asistir al sector informal, que representa alrededor del 70 % de la fuerza laboral del país, mediante la entrega mensual por tres meses de 548.210 guaraníes (82 dólares), lo que supone un 25 % por ciento del salario básico (2.192.839 guaraníes, 331 dólares).

Para los asegurados del IPS, la normativa de contingencia fija el pago del 50 % por ciento del salario básico hasta el equivalente a dos pagas mensuales, es decir 4.400.000 guaraníes (678 dólares), por única vez «aunque la cuarentena dure uno o tres meses», señaló Halley.

Al margen de estas ayudas, Halley señaló que la ministra de Trabajo, Carla Bacigalupo, está trabajando con las patronales para que el cese de los trabajadores «no sea total sino temporal».

De esta manera, se pretende que las empresas «sigan funcionando a medias» y que los empleadores paguen la mitad del trabajo a sus trabajadores.

La estructura del empleo formal está compuesta por 720.000 cotizantes, de los cuales 505.195 forman el «seguro general obligatorio de salud y pensiones» del sector privado, mientras que la diferencia (214.805) es personal público, como los docentes que solo cotizan por asistencia sanitaria.

«Si hablamos de 20.000 trabajadores (parados) de 505.000, estamos en un 5 % por ciento del total, pero la tendencia es creciente. Cada vez es más dramático, o sea, que si esta contingencia sanitaria sigue, hay que prepararse para lo peor», mantuvo Halley.

Los pagos del subsidio serán cubiertos por la remesa de 100 millones de dólares que el Gobierno ha previsto para el seguro social.

Halley recordó que el IPS fue constituido el 17 de febrero de 1943 con aportes mensuales establecidos a partir de porcentajes asumidos por la patronal y el trabajador para prestación médica y pensiones y, desde entonces, el Estado nunca asumió su parte.

Los fondos de contingencia también serán empleados para el pago de subsidios por baja laboral de los contagiados, hasta ahora con 25 casos tramitados, «si es que la curva se dispara», significó.

En todo caso, Halley destacó que el organismo está preparado para el peor escenario, con suficientes recursos para hacer frente a costos laborales por hasta 350.000 puestos, «cuando el costo del subsidio estaría cerca de 388.000 millones de guaraníes, unos 60 millones de dólares».

Esta no es la primera vez que el IPS se somete a una prueba de envergadura, según Halley, quien recordó la respuesta del IPS ante la catástrofe de Ycuá Bolaños, en alusión al incendio del supermercado con ese nombre, en agosto de 2004, que dejó 364 muertos y cientos de heridos.

También se refirió a la crisis financiera surgida tras la caída de los bancos en la década de los 90, que hizo que quedaran atrapadas «el 70 % de las reservas» del organismo.

La pandemia de coronavirus ha dejado cinco muertos en el país y 115 contagiados desde que se detectó el primer caso el 7 de marzo. EFE

Comentarios