Diez años de media mirando el celular en tiempos de COVID-19 – Revista PLUS

Diez años de media mirando el celular en tiempos de COVID-19

Belén Molleda

Madrid, 15 abr (EFE).- Un español pasaría siete años de su vida mirando el móvil en condiciones normales, algo más de diez si se mantuviera en el estado actual de confinamiento por el COVID-19, según Mobile Free Life, una «startup» que lidera un movimiento para que la ONU declare el 15 de abril, un día como hoy, Día Mundial sin Móvil.

El objetivo de la iniciativa es claro: concienciar a la población del buen uso del móvil, pese a vivir tiempos en los que la tecnología es más imprescindible que nunca, explica a EFE el cofundador y director de Mobile Free Life, Joan Amorós, que lidera un movimiento que ya ha iniciado gestiones con el Ministerio de Asuntos Exteriores para conseguir que la ONU apruebe esta declaración.

Partiendo de estudios que revelan que un ciudadano recibe su primer móvil a los 12 años de media y que la esperanza de vida en España son 83,3, llegan a la conclusión de que un español se pasa siete años de su vida de media mirando la pantalla del móvil (sin contar otras, como la de TV), 10,3 años si se mantuviera en estado de confinamiento.

Para promover un uso responsable de esta tecnología, desde esta «startup» (empresa emergente) han promovido por tercer año consecutivo la celebración del día 15 de abril, o sea hoy, como Día Mundial Sin Móvil.

En las dos anteriores ediciones, lo hicieron proponiendo una hora de desconexión, pero en este contexto tan difícil plantean estar sin móvil el mayor tiempo que sea posible.

En España, están dadas de alta 54,28 millones de líneas de móviles, 834.000 más que un año antes, según los últimos datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) de diciembre de 2019, que reflejan que el 91,33 % ciento de estas líneas se han contratado con Movistar, Orange, Vodafone y Másmóvil.

Teniendo en cuenta que en España, están censados 47,10 millones de habitantes, según los últimos datos provisionales del INE del primer semestre de 2019, se podría decir que existen más móviles que españoles. La media sale a 1,15 líneas de teléfono por persona, incluyendo bebés.

Y si el consumo del móvil en condiciones normales va en ascenso, en estos tiempos de covid se ha disparado: Así, el primer lunes de confinamiento, el tráfico de voz se disparó un 45 % respecto a la semana anterior. En total, ese lunes se gastaron 375 millones de minutos en llamadas, según datos de Telefónica.

Vodafone también detalla crecimientos y así el primer lunes de confinamiento las llamadas crecieron un 36 % en España respecto a la semana anterior, mientras que el consumo de datos móviles un 25 %. Los niveles se han mantenido estables o en ligero descenso en las semanas siguientes.

Según un estudio de la compañía de estudios de mercados Smartme Analytics, el uso del móvil en España durante el confinamiento ha subido un 38,3 %, al pasar de las 2 horas y 40 minutos de media diarias en la última semana de febrero, a las 3 horas y 24 minutos, cuando se decretó el estado de alarma.

El confinamiento provocó por ejemplo que el uso de aplicaciones como Whatsapp creciera un 61 % y el de Hangouts, un 63,2 %. Las llamadas crecieron un 45,1 % y el uso de redes sociales también subió: un 56,1 %, Twitter; un 36,5 %, Facebook, y un 22,7 %, Instagram.

El uso de aplicaciones de TV y Cine también aumentaron un 20 %, al igual que el de aplicaciones de entretenimiento, como podría ser el caso del parchís, que creció un 61 %.

La otra cara de la moneda la presentaron aplicaciones como las de Renfe, cuyo consumo descendió a más de la mitad (51,1 %); Airbnb, un 34,8 %, Booking, un 27,4 %, y Ryannair, un 39 %.

Las visitas a las app de moda desde el móvil también bajaron, un 51 % en el caso de la de Zara por ejemplo, siempre según este estudio de Smartme Analytics, realizado a partir de la monitorización de más de 8.000 individuos representativos de la población española con teléfono móvil.

Informes los hay de todos los tipos, incluso de adiciones. Así, según la V Edición del Estudio sobre Adicción al Móvil, elaborado por Rastreator.com, más de 8,1 millones de españoles se consideran adictos al móvil y el 61 % reconoce que lo primero y lo último que hace cada día es mirar su teléfono, 10 puntos porcentuales más que en 2018.

Conscientes de los problemas que conlleva un exceso de uso, Mobile Free Life, que nace de la empresa catalana Desconnexions, promueve este movimiento no para eliminar el móvil, sino para usarlo de una forma responsable. EFECOM

Comentarios