Tormenta política envuelve a Argentina por la nacionalización de Vicentin – Revista PLUS

Tormenta política envuelve a Argentina por la nacionalización de Vicentin

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, anunció este lunes (8) la intervención y próxima nacionalización de una de las principales empresas agroexportadoras del país, el grupo Vicentin, en cesación de pagos por US$ 1.350 millones desde diciembre de 2019.

«Estamos firmando un decreto de necesidad y urgencia que dispone la intervención del grupo Vicentin», informó el mandatario durante una rueda de prensa pública.

En los próximos días su gobierno también mandará un proyecto de «ley de expropiación del grupo Vincentin para que el Estado nacional se haga cargo», puntualizó Fernández.

Los activos de la agroexportadora formarán parte de un fondo fiduciario del que será responsable la empresa de capitales mixtos YPF agro.

Vicentin será declarado de utilidad pública «puesto que es una compañía que se dedica a la producción de alimentos en un momento que tiene una relevancia singular por el momento de pospandemia», aclaró el jefe de Estado.

POLÉMICA

“El debate habrá que darlo en el Congreso. Ahí van a tener oportunidad de compararnos con Venezuela, con el infierno y con todas las otras cosas”, dijo Fernández, anticipándose a las críticas de la oposición. Desde el macrismo consideraron que la medida fue “peligrosa, ilegal e inconstitucional”.

Vicentin es una empresa familiar fundada hace 90 años en el norte de la provincia de Santa Fe, corazón de la cuenca cerealera argentina. El año pasado despachó 300 buques cargados de soja, maíz, harinas, aceites, carne y biocombustibles y facturó 4.255 millones de dólares.

Sus tentáculos llegan incluso a la producción de vinos, miel e hilados, con oficinas en Uruguay, Brasil y Paraguay. La suerte de la compañía cambió a mediados del año pasado, hacia el final del Gobierno de Mauricio Macri, publicó El País.

Junto con la depreciación del peso frente al dólar, la empresa no resistió la subida de los intereses que le cobraba el Banco Nación (entidad pública) para el fondeo de gastos corrientes. La tasa pasó del 7% anual a más del doble y se hizo insostenible. En diciembre pasado, Vicentin debía a bancos y productores de materia prima (sus clientes) 1.350 millones de dólares, de los cuales 350 millones corresponden al Banco Nación.

La virtual quiebra de Vicentin causó un terremoto financiero en la cadena productiva argentina, donde cientos de productores que habían adelantado sus entregas se quedaron sin cobrar.

Comentarios