Osvaldo Serafini: “Aspiramos a ser el mejor banco de Paraguay” – Revista PLUS

Osvaldo Serafini: “Aspiramos a ser el mejor banco de Paraguay”

GNB Paraguay, filial del grupo financiero colombiano Gilinski, avanza con paso firme para posicionarse de manera sólida en el mercado bancario.

Una vez concretada la absorción total de BBVA Paraguay, buscará potenciar lo mejor de ambas intermediarias, con el impulso diferenciador del talento humano, aseguró el vicepresidente de GNB Paraguay.

PLUS: ¿Cuánto aspira crecer el banco y cómo planea lograrlo en los próximos 5 años?

Osvaldo Serafini: Aspiramos a ser el mejor banco del Paraguay y para eso debemos mantenernos fieles a nuestros principios éticos y valores, haciendo lo correcto en todo momento. Y por supuesto conservar o replicar los índices de crecimiento que obtuvimos en estos últimos años.

Planeamos lograrlo acompañando a nuestros clientes en sus necesidades y con el mismo empeño con que lo venimos haciendo en la actualidad, incorporando tecnología, productos, pero sobre todo calidez en el trato. Mantener nuestra esencia -esos valores y fortalezas que nos permitieron buscar un crecimiento a través de la oferta para la adquisición del BBVA en Paraguay- es la fuerza que nos empuja

PLUS: ¿Cuál es el gran reto que tiene su banco por delante?

Osvaldo Serafini: En banco GNB buscamos posicionarnos de manera sólida en el mercado paraguayo, con el objetivo de ser el mejor banco de plaza y que tras la absorción completa del banco BBVA logremos potenciar lo mejor que tienen ambas instituciones, siempre con el impulso diferenciador del talento humano.

Nuestra meta y propósito siempre se centran en el cliente, en la entrega de un servicio diferenciado y oportuno para ellos, ya que son la razón de ser de nuestro banco, es la premisa sobre la que basamos todos nuestros objetivos y estrategias. Siempre enfocados en una gestión prudente en la colocación de activos de riesgo -que nos permite hoy mantener los indicadores de mora y de cobertura del portafolio de créditos entre los mejores del sistema. Una responsable administración de la liquidez; la eficiencia como factor esencial de la gestión, que permita pueda ser trasladada al cliente en la oferta, con tecnología que facilite el uso de nuestros canales y servicios por parte de los mismos; y la rentabilidad como compromiso.

Todas las decisiones están basadas en esa cadena de valor, en la que buscamos entregar soluciones adecuadas y establecemos relaciones a largo plazo, ser el mejor banco del sistema financiero local será consecuencia de todo el trabajo que ya venimos realizando hace años. Nuestro compromiso con los clientes se reafirma, con mayor enfoque, el trabajo en equipo y productos competitivos.

PLUS: Estar a la cabeza del GNB es un reto importante, ¿Cuál es su análisis personal de gestión en estos años?

Osvaldo Serafini: Todo trabajo y cada meta que nos ocupa en la vida son importantes y se constituyen en un desafío y como tal, al cumplirlos, traen satisfacciones. En mi caso es posible solo gracias a la confianza de nuestros clientes, el compromiso de nuestros accionistas y al trabajo y entusiasmo de todos los colaboradores.

Los objetivos y valores del banco hacen que sigamos consolidándonos en el sistema bancario, creyendo en el país y en su gente; y creciendo sostenidamente, con el desafío de convertirnos en el mejor banco del sistema financiero local.

Trabajamos en construir bases sólidas que nos permitan entregar un servicio que supere las expectativas, diferenciado, altamente enfocado en la excelencia y en la calidad para nuestros principales aliados, nuestros clientes; así como soluciones financieras oportunas, acompañándolos en su crecimiento, manteniendo nuestra premisa de que construimos relaciones a largo plazo con ellos.

Este año más que nunca, nos sentimos herederos de una historia, ya que cumplimos 100 años de trayectoria que nos dan la seguridad y la experiencia para afrontar el reto de seguir creciendo. Pero también nos obliga a comprometernos todavía más con nuestro propósito; caminando al lado de nuestros clientes en la concreción de sus sueños y metas, y marcando la hoja de ruta para los próximos años.

PLUS: ¿Cuáles son las ventajas competitivas del banco GNB Paraguay frente a las otras intermediarias?

Osvaldo Serafini: Las principales ventajas competitivas radican en el foco puesto a los segmentos escogidos y a la atención personalizada, adicionalmente a un adecuado manejo de los activos, responsabilidad en la administración de la liquidez y la eficiencia como factor esencial de nuestra gestión, además de la alta calidad de gestión y asesoramiento a nuestros clientes.

La estrategia de posicionarse en segmentos específicos y atenderlos conforme a las exigencias de los mismos, nos obliga a estar orientados y en constante atención a la evolución de las necesidades de nuestros clientes. Asimismo, nuestra premisa es acompañar de cerca a los mismos, que nuestros colaboradores estén siempre disponibles para ellos. Con cada cliente buscamos algo más que operaciones específicas, queremos construir relaciones a largo plazo en donde los acompañemos en cada emprendimiento.

PLUS: ¿Qué análisis tiene y cómo califica el desempeño de GNB Paraguay en el ejercicio pasado?

Osvaldo Serafini: El 2019 ha sido un año complejo, con un entorno internacional adverso, en el que se destacó la guerra comercial entre EEUU y China, además de la incertidumbre por los efectos del Brexit. Regionalmente las economías vecinas también han presentado desafíos importantes, por un lado Brasil tratando de impulsar medidas económicas para elevar el crecimiento; y por el otro, Argentina, que con el cambio de gobierno trajo aún más incertidumbre.

El desempeño de la economía local tampoco ha estado ajeno a la tendencia mundial de desaceleración y recesión. La baja de los precios internacionales de los commodities, principalmente la soja, un clima adverso, primeramente una sequía que disminuyó la producción agrícola de verano, luego inundaciones y exceso de lluvias impactaron negativamente al sector agrícola, ganadero y al de construcción.  A esto se sumó un menor gasto de inversión pública en el primer semestre y una crisis política que distrajo la atención de todos los agentes. Todo ello ha derivado en un nivel de crecimiento del PIB en torno al 0%.

Por otro lado, la política monetaria se mantuvo en línea de manera a cumplir con la meta de inflación, que finalmente quedó en 2,8% mientras que la depreciación interanual de la moneda local frente al dólar alcanzó un 8,3%. Los créditos del sistema bancario presentaron un incremento interanual del 11,9%, pero con tasas de rendimiento menores a las del periodo anterior, principalmente en moneda nacional. Sin embargo, las utilidades del sector crecieron un 17,9% versus el 3,1% del ciclo 2018-2017.

La morosidad tuvo un comportamiento estable durante el primer semestre, mientras que durante los meses siguientes se evidenció un leve deterioro, cerrando el índice promedio en nuestra industria en 2,45%. Por otro lado, el indicador de cobertura del portafolio de crédito en mora se ha mantenido en niveles prudentes, concluyendo el periodo en 129,1%. 

En este contexto, GNB Paraguay ha logrado un crecimiento de la cartera de créditos por encima del promedio del mercado y al mismo tiempo ha alcanzado gestionar de manera efectiva el portafolio de créditos vencidos, cerrando el ratio de mora en 2,1%. El resultado del ejercicio muestra un incremento del 19%, superior al del mercado, totalizando un importe de G. 161.100 millones (US$ 24,96 millones).

Finalizamos el ejercicio fiscal con un patrimonio neto de G. 1.017.326 millones (US$ 157 millones), lo que muestra un crecimiento de 19%, y nos consolida como el quinto banco privado del sistema, medido por patrimonio.

El buen desempeño estuvo acompañado de un estricto control de gastos, que derivó en un ratio de eficiencia del 36,7%, el mejor del sistema bancario, impulsado también por la mejora continua de los procesos, el fortalecimiento de la infraestructura y servicios tecnológicos con la implementación de una nueva plataforma para apoyar el crecimiento y la calidad del servicio, de nuestros clientes y aliados; y a través de nuestro plantel humano, factor que nos identifica y diferencia.

PLUS: El 1 de enero de 2020 entró en vigencia en Paraguay un nuevo sistema tributario, que potencia el pago de impuestos directos, una modernización luego de 27 años ¿Qué opina al respecto?

Osvaldo Serafini: La reforma tributaria es un paso necesario en Paraguay para la formalización de la economía, la modernización y simplificación del sistema, acorde a estándares internacionales.

Uno de los aportes con mayor incidencia es que las pequeñas y medianas empresas podrán pagar el Simple y Resimple, fomentando que estos pequeños negocios que se manejaban de manera informal, puedan contar con un RUC y acceder a préstamos dentro del sistema financiero. También se introduce un control importante con la figura del precio de transferencia el cual regirá desde el 2021. Así también, toda mejora en el sistema tributario, manteniendo una presión tributaria menor respecto a la región, siguen siendo un componente atractivo para la inversión extranjera en Paraguay.

PLUS: ¿Cómo encuentra el escenario del COVID-19 en Paraguay y la coyuntura regional?

Osvaldo Serafini: En Paraguay, como en la región y en el mundo, estamos sufriendo las consecuencias del COVID-19. Una importante desaceleración económica, interrupciones en las cadenas de suministros, bajas en precios de commodities y menor ingreso de divisas. En comparación con otros países de la región, la situación sanitaria está bastante controlada. Pero las medidas dictadas por Salud Pública necesitan estar acompañadas con fuertes acciones económicas, que de cierta manera sostengan al empleo y aseguren de algún modo una contención social.

Por supuesto es muy pronto aún para hacer pronósticos, sobre todo por el nivel de incertidumbre que genera esta pandemia sobre los mercados y agentes económicos. No obstante, a pesar de la retracción económica esperada y la caída del PIB,  la situación del Paraguay no es de las peores, pero sí tomará un tiempo volver a los niveles anteriores de actividad y de demanda.

Los bancos jugamos un papel importante en el apoyo a la recuperación de la economía de las personas, los comercios y empresas, a través de la disponibilidad de recursos que pudieran en alguna medida ofrecer o ampliar los plazos para el cumplimiento de las obligaciones, y en ese sentido hemos otorgado periodos de gracia para préstamos nuevos, diferimiento de las cuotas de los préstamos vigentes, la aplicación de pago mínimo cero a las tarjetas de crédito e igualmente nos acoplamos a las iniciativas del gobierno que a través del Banco Central ha emitido normas de carácter transitorio que puedan seguir apalancando el crédito, como así también la ampliación y empuje del Fogapy.

Por otro lado, en este tiempo y siendo consecuentes con la nueva forma de administrar la operativa del negocio, cuidando integralmente a la comunidad de la que somos parte, hemos dado un fuerte impulso al uso de canales alternativos, principalmente digitales, y herramientas telemáticas para asegurar los servicios pero sobre todo para apoyar y acompañar a nuestros clientes y colaboradores.

Estamos en un contexto inédito, sin precedentes que nos desafía a ser todavía más ingeniosos, a evolucionar quizás a un ritmo más acelerado. Esta recuperación será lenta y desafiante, pero con el apoyo de todos los agentes económicos, será posible reconstruir la economía a mediano y largo plazo.

PLUS: ¿Qué tan profunda puede llegar a ser la crisis económica en América Latina?

Osvaldo Serafini: No es posible aún llegar a medir la crisis, sobre todo considerando la variedad de situaciones que se dieron en distintos países, pero se espera la peor contracción que la región haya sufrido desde 1900. Se prevé una caída de la actividad económica mayor a la observada en varias décadas, con una contracción del PIB mundial en torno al 2% y cercano al 5% en Latam, con una mayor contracción en las economías desarrolladas que en las emergentes, que dentro de todo constituye una ventaja para el Paraguay.

Eso sí, los países y en especial Paraguay, deberán trabajar en nuevos modelos de gestión, buscando palancas del expertise propio, mejorando las cadenas de distribución y en todo lo que hace al comercio internacional.

PERFIL – OSVALDO DANIEL SERAFINI

Vicepresidente del directorio y gerente general del banco GNB Paraguay SA desde diciembre de 2013. Posee una experiencia de más de 20 años en banca.

Inició su carrera en el Citibank pasando por las áreas de operaciones, banca comercial y finalmente análisis de riesgos, siendo promovido a subgerente de riegos corporativos en 2003. Se unió al Lloyds TSB Bank como head de riesgos corporativos en el año 2005. A partir de 2007 formó parte del HSBC Bank Paraguay, donde se desempeñó como country chief risk officer y posteriormente como presidente del directorio en 2012.

Es egresado de la Universidad Católica Nuestra Señora de la Asunción (UCA) donde obtuvo la licenciatura en administración de empresas, y luego también una licenciatura en marketing.

Comentarios