Recuperación de la economía paraguaya en marcha – Revista PLUS

Recuperación de la economía paraguaya en marcha

Itaú Unibanco revisó al alza la proyección de crecimiento del PIB de este año a -2,0% desde -3,5% anteriormente.

Una sequía y el aumento de casos de COVID-19 continúan siendo los principales riesgos a futuro.

ESCENARIO MACRO – PARAGUAY

Crédito: Juan Carlos Barboza, Diego Ciongo. Departamento de Investigación Macroeconómica de Itaú Unibanco.

El PIB cayó menos de lo esperado en 2T20 debido a que la revisión del producto agrícola acentuó el efecto base positivo. Revisamos al alza nuestra proyección de crecimiento del PIB de este año a -2,0% desde -3,5% anteriormente.

Los casos de COVID-19 mostraron una estabilización en septiembre y el gobierno decidió abandonar las fases de cuarentena para pasar a la nueva normalidad conocida como modo coronavirus de vivir. Las autoridades definieron los protocolos para la apertura del comercio fronterizo antes de mediados de octubre.

SECTOR AGRÍCOLA MODERA CAÍDA DEL PIB

El PIB cayó menos que lo esperado en 2T20 y las cifras de 1T20 fueron revisadas al alza por una mayor producción agrícola. El PIB cayó un 6,5% anual en el 2T20, comparado con nuestra estimación de -7,1%. En forma secuencial, la producción retrocedió un 8,6% trimestral en el 2T20, luego de un crecimiento revisado al alza en el 1T20 (para 4,4% anual y 0% trimestral).

La demanda interna descendió 5,2% anual, impulsada por una caída del consumo privado de 7,5% anual debido a la reducción del gasto en servicios (especialmente recreación), educación y bienes no duraderos. Por el lado de la oferta, la fuerte contracción en los sectores de energía, servicios y manufactura debido a las medidas de distanciamiento social se vio parcialmente compensada por un aumento en la agricultura y la construcción, debido al efecto base de la sequía que afectó la cosecha de soja el año pasado y las fuertes lluvias que interrumpieron las obras de construcción en el 2T19.

Los datos adelantados del índice mensual oficial de actividad (IMAEP) anticipan que la recuperación está en marcha. El índice creció 2,3% trimestral desestacionalizado en julio y 2,9% excluyendo la agricultura y las binacionales. Así, revisamos al alza nuestra proyección de crecimiento del PIB de este año a -2,0% desde -3,5% anteriormente. Una sequía y el aumento de casos de COVID-19 continúan siendo los principales riesgos a futuro.

LA INFLACIÓN SE MODERÓ EN SEPTIEMBRE

Los precios al consumidor subieron 0,3% mensual en septiembre, luego de aumentar 0,5% en los dos meses previos.

Así, la inflación anual se mantuvo en 1,6%, manteniéndose por debajo del límite inferior del rango objetivo de BCP (4% ± 2%). Los precios de los alimentos subieron 0,7% mensual lideradas por las frutas y la carne, debido a la menor oferta local a medida que los mercados internacionales se normalizan. Por su parte, los precios de los bienes durables aumentaron por la depreciación del guaraní frente al dólar, mientras que el precio del cemento también mostró un alza. Mantenemos nuestra estimación de inflación de 1,5% para 2020 y de tipo de cambio de 6.900 guaraníes por dólar.

POLÍTICA MONETARIA SIN CAMBIOS

El BCP mantuvo la tasa de referencia en 0,75% por tercer mes consecutivo. El comité destacó una mejor dinámica de la actividad liderada por las construcciones, la industria y una menor caída anual de los servicios. Cabe señalar el cambio de tono respecto a la actividad, dado que en la anterior reunión el BCP había alertado de riesgos a la baja.

Respecto a los precios, el comité reiteró que las distintas medidas de inflación se mantienen en niveles bajos, mientras que las expectativas permanecen ancladas a la meta. No esperamos cambios en la tasa de política monetaria en lo que resta del año.

EL DÉFICIT FISCAL SIGUIÓ EN AUMENTO EN AGOSTO A PESAR DE LA RECUPERACIÓN DE LA RECAUDACIÓN

El déficit fiscal acumulado en doce meses llegó a 5,1% del PIB en agosto desde 4,9% en julio. Los ingresos fiscales subieron 4,1% anual en términos reales en el trimestre móvil a agosto (-27,4% en 2T20), con una gradual recuperación de la recaudación tras los meses más estrictos de cuarentena.

Por su parte, el gasto primario se expandió 6,2% anual en el trimestre a agosto, desde 22,7% anual en 2T20, liderado por los mayores gastos sociales. Esperamos un déficit fiscal de 7,0% del PIB este año.

DEBILIDAD DE LAS IMPORTACIONES MEJORAN EL SALDO COMERCIAL

Las exportaciones cayeron 7,6% anual en el trimestre a agosto debido a la fuerte caída de las re-exportaciones, asociado al cierre de fronteras. No obstante, la caída de las importaciones fue significativamente mayor (-18% anual en el trimestre a agosto) por la menor actividad económica en relación a 2019.

Así, el saldo comercial acumulado en doce llegó a 700 millones de dólares en agosto desde 500 millones de dólares en julio. Esperamos un superávit comercial de 500 millones de dólares y un déficit de cuenta corriente de 1,1% del PIB para 2020, ambos con riesgo al alza.

MODO CORONAVIRUS DE VIVIR

La cantidad de contagios diarios por millón de habitantes se estabilizó en torno a los 100 casos a fin de septiembre, mientras que la tasa de mortalidad se ubicó en 2,6 casos utilizando la misma medición. Desde octubre el gobierno decidió abandonar las fases de cuarentena para pasar a la nueva normalidad conocida como modo coronavirus de vivir. Las autoridades definieron los protocolos para la apertura del comercio fronterizo antes de mediados de octubre.

Estudio macroeconómico – Itaú

Mario Mesquita – Economista Jefe

Comentarios