Germán Heberling: “Vemos el 2021 con cauto optimismo” – Revista PLUS

Germán Heberling: “Vemos el 2021 con cauto optimismo”

La pandemia ha permitido ratificar la importancia de la preparación previa, así como el factor crítico que representa la capacidad de adaptación a la hora de navegar las recesiones.

PLUS: ¿Qué panorama se vislumbra para 2021?

Germán Heberling: Vemos el 2021 con cauto optimismo. De no mediar una recaída fuerte en la pandemia o shock externos negativos de magnitud, esperamos un año de moderado crecimiento, apuntalado por los sectores tradicionales de la economía de Paraguay, con importantes inversiones -tanto públicas como privadas- y una recuperación del consumo interno si lo comparamos con el 2020.

PLUS: ¿Cuáles son los principales puntos que se deben trabajar para reactivar la economía?

Germán Heberling: Desde el punto de vista macro, uno de los factores más relevantes y de mayor impacto, es la promoción de inversiones, tanto privadas como públicas. Esto repercutirá directamente en el desarrollo económico para el país.

Hay diversas iniciativas en estos aspectos, que se encuentran en marcha y que nos llevan a ser optimistas en cuanto a su contribución al crecimiento de la economía paraguaya. Por ejemplo, importantes proyectos de inversión privada, así como iniciativas del sector público estratégicamente enfocadas en áreas de alto impacto positivo.

Esto se alinea de muy buena manera con la misión y propuesta de valor de Citi, de facilitar el crecimiento y progreso económico en las comunidades donde estamos. De esta forma, nos encontramos con mucho trabajo y optimismo de que el 2021 mostrará resultados alentadores.

Desde el punto de vista micro, resaltaría la necesidad de continuar trabajando en promover un entorno de negocios propicio para la innovación y el desarrollo del espíritu emprendedor; desarrollando cada vez con mayor fuerza la transparencia y el formalismo en la economía.

En la medida que podamos replicar y extrapolar a diferentes áreas de la economía, las experiencias en que la institucionalidad y la previsibilidad se han transformado en pilares del país, reconocidos a nivel internacional, el potencial de Paraguay es muy atractivo. Gracias a nuestra globalidad y red de clientes naturalmente internacionales, en Citi notamos un mayor interés en Paraguay, que es importante apuntalar y capitalizar.

PLUS: ¿Qué impacto ha tenido el brote de coronavirus en sus negocios?

Germán Heberling: Esta crisis ha sido muy sorpresiva y con impactos muy significativos en varios frentes. Tanto en los negocios en sí, como en la forma de hacerlos. Desde este mismo punto de vista, es evidente un enlentecimiento de la actividad económica, lo que repercute directamente en la intermediación financiera a la cual nos enfocamos.

Disminución en el nivel de actividad de nuestros clientes; enlentecimiento en las decisiones de inversión; reducciones de las tasas de interés; son algunos de los elementos que ilustran esta situación. De todas formas, hemos logrado continuar apoyando a nuestros clientes; los cuales, mediante sus respuestas a la encuesta anual, nos ratificaron su satisfacción con el acompañamiento y apoyo brindado por Citi en este contexto tan especial.

Ahora, desde el punto de vista de la forma de hacer negocios, los impactos han sido bien materiales. Desde las restricciones para mantener contacto directo con nuestros clientes, hasta la capacidad de trabajar desde nuestras casas, se aceleraron varias tendencias ya iniciadas.

A vía de ejemplo, desde comienzos de marzo de 2020, nos encontramos con aproximadamente un 90% de nuestros colaboradores trabajando en forma remota.  Quienes, por la naturaleza de sus responsabilidades lo hicieron desde las oficinas del banco, lo están haciendo en un marco de máximas precauciones y cuidados para minimizar cualquier riesgo asociado. A pesar de estos cambios muy materiales en la forma de trabajar, la capacidad de brindar operatividad no se vio afectada, gracias a las inversiones realizadas con anterioridad y los ajustes tomados durante el año.

Poniéndolo en perspectiva, esta situación ha permitido ratificar la importancia de la preparación previa, así como el factor crítico que representa la capacidad de adaptación a la hora de navegar las crisis. En estos pilares hemos basado nuestro accionar durante este periodo, para continuar siendo el mejor banco para nuestros clientes, brindando a nuestros colaboradores el mejor lugar para trabajar.

PLUS: ¿Cree que el COVID-19 ha servido para acelerar el proceso de la digitalización en el país?

Germán Heberling: Definitivamente. El proceso de digitalización se ha acelerado en este último año, aun pero queda mucho camino por recorrer. Lo que representa al mismo tiempo, una gran oportunidad. Hemos visto un incremento muy significativo en la importancia de las operaciones de cambio completamente digitales. O en otro orden, implementado procesos de crédito, desde solicitud a desembolso a nuestros clientes institucionales en forma 100% digital.

Uno de nuestros principales objetivos es continuar acercando a Paraguay las principales tendencias globales, las que son, cada vez más digitales. El reciente reconocimiento a Citi como el mejor banco digital 2020 por Global Finance nos alienta a seguir por este camino.

PLUS: ¿La tasa de desempleo aumentará por causa de la tecnología? ¿Qué piensa acerca del futuro en el trabajo?

Germán Heberling: Personalmente veo el futuro del trabajo evolucionando, con creciente importancia de la tecnología, pero con un componente humano que seguirá siendo el factor diferenciador y fundamental.

Si bien la situación de cada empresa o cada industria será distinta, no veo un futuro poscovid en el que mantengamos el mismo grado de teletrabajo que estamos teniendo en estos momentos. Aunque factiblemente, sí sea mayor de lo que fue en el 2019. La tecnología, como otros procesos de desarrollo, nos lleva a adaptarnos y a evolucionar.

De la misma forma que décadas atrás Citi introducía el uso masivo de cajeros automáticos transformando aspectos muy tradicionales de la actividad bancaria, las nuevas tecnologías traerán desafíos pero también grandes oportunidades.

El factor clave para estar mejor preparados para estos cambios, es la educación. Si bien los resultados en esta área no son fáciles de visualizar en el corto plazo, a la larga, su impacto es exponencial. No es casualidad entonces que uno de nuestros pilares en el área de responsabilidad social se base en la educación financiera.

PLUS: ¿Qué le falta a Paraguay para obtener un desarrollo sostenible?

Germán Heberling: Si nos detenemos a considerar la situación actual como el punto de partida, Paraguay parte de una situación privilegiada en cuanto a sostenibilidad. Basta ver la capacidad de generación de energía eléctrica en base a fuentes renovables. Dicho esto, hay muchos aspectos para trabajar y mejorar, aun en momentos difíciles como los que vivimos en 2020.

A nivel global, Citi ha establecido una meta de 250 billones de dólares en torno al financiamiento de actividades y proyectos ambientales que ayuden a construir una economía más sostenible. La Estrategia Global de Progreso Sostenible 2025, se enfoca en el cambio climático, el financiamiento de actividades ambientales y nuestra capacidad para ayudar a los clientes en la transición a un modelo sostenible de bajas emisiones de carbono.

A nivel local, en medio de la pandemia, Citi Paraguay lanzó a través de la Fundación Citi, la Fundación Avina, BID Lab y Global Resilient Cities Networks el concurso Asunción Resiliente, con la finalidad de premiar emprendimientos sociales que busquen mitigar los efectos del COVID-19 en la ciudad y que tengan la filosofía de economía circular, de triple impacto: económico, social y ambiental; y que a futuro logre un desarrollo sostenible como proyecto para la ciudad y vaya replicándose de manera continua en todo el país.

Los resultados de este desafío, la creatividad mostrada por las 115 propuestas recibidas, demuestran que hay mucho que hacer aun en momentos de dificultad.

PERFIL – GERMÁN HEBERLING

Ingresó a Citi Uruguay en 1996, posteriormente tuvo la oportunidad de trabajar en Citi USA, Inglaterra, Panamá y Costa Rica. En los 24 años desde su ingreso al sector bancario y a Citi, se ha desempeñado en diversas áreas como riesgos, tesorería, finanzas/contabilidad, banca corporativa y desarrollo de productos de financiamiento estructurados.

Es licenciado en economía, título obtenido en la Universidad de la República Oriental del Uruguay. Posee además una maestría en administración (MBA) con énfasis en economía y finanzas en la Universidad de Columbia de Nueva York como un Fulbright Scholar.

El ejecutivo bancario es Citi Country Officer (CCO) y Head of Corporate and Investment Banking (CIB) de Citi Paraguay, desde julio de 2018.

Comentarios