Bienvenidos a la vieja normalidad: el entorno presencial genera trabajo de calidad – Revista PLUS

Bienvenidos a la vieja normalidad: el entorno presencial genera trabajo de calidad

Crédito columna: Alejandro Kladniew, socio gerente de Paraguay Development SRL.

Esta semana apareció un muy interesante artículo en el diario La Nación de Argentina, respecto a la actitud de los grandes bancos de EEUU en relación al trabajo remoto y al trabajo presencial https://bit.ly/3vvkiUM.

La nota no hace más que confirmar lo que comentamos el año pasado, respecto a que todos los que pronosticaban el fin del trabajo presencial en relación al remoto, estaban haciendo una afirmación que era de poco factible cumplimiento.

Es importante siempre, tomar la declaración de estos falsos “gurúes” que suelen anunciar el fin de algo y el comienzo de una nueva era, con sumo cuidado. En la mayoría de los casos, buscan más el protagonismo personal que el brindar información de calidad, y esto sucede en decenas de ámbitos de nuestras vidas.

Hay una frase, que no es de mi autoría, que la uso como una de cabecera que dice, “Lo que avanza en el mundo es la tecnología y no el hombre”. Esta frase es de singular ayuda para entender la imposibilidad del trabajo remoto como la única forma de trabajo posible, porque el hombre es, intrínsecamente, un ser social y ese ser social expone su potencial laboral superlativamente en un espacio presencial y no en un espacio virtual.

Los sentimientos básicos de los hombres son los mismos desde su aparición como tales en este planeta y entre esas necesidades básicas se encuentra la agrupación con sus semejantes.

Muchas veces algunos académicos que poco conocen de la “calle”, elaboran teorías que en nada consideran a las emociones, pulsiones y las necesidades, y basan sus ideas y especulaciones en cuestiones cuantitativas poniendo a los seres humanos en el lugar de objetos.

Queda claro que más allá de las distancias, de los problemas de transporte, de la erogación de tiempo en viajes de los empleados, de la inversión en bienes muebles e inmuebles; las empresas han detectado claramente que la calidad de la presencialidad es superior al supuesto “ahorro” del trabajo digital.

No nos cabe duda alguna que la pandemia será un hito en la transformación del mundo del trabajo y que es altamente probable que convivan los dos modelos, presencial y remoto.

Consideramos que aquellos que solo y primordialmente apuesten al trabajo remoto obtendrán seguramente resultados más pobres que quienes decidan un modelo de mayor contacto personal. La mayoría de la gente quiere y necesita estar con gente.

Otra cosa siempre será el mundo de las empresas monopólicas, que al no tener que competir con otras y al hacer hincapié en mayor rentabilidad, pueden optar por variables donde impere más la ganancia que la calidad. Será interesante evaluar este y otros modelos de empresas que opten solo por la virtualidad, respecto a qué pasará con sus empleados y su vida social cuando ellos -sin la pandemia mediante- estén “condenados” a no tener un espacio laboral corporativo.

La noticia que nos traen los bancos hoy, como la de las grandes corporaciones del mundo digital unas semanas atrás, es una noticia muy auspiciosa para quienes desarrollamos oficinas corporativas, pero mucho más para la economía toda; bares, restaurantes, shoppings, locales de los más diversos rubros, transporte, estacionamientos y tantos rubros más que volverán a motorizar el mundo de la economía y del trabajo. Pienso que será finalmente muy lindo para la mayoría valorizar a “la vieja normalidad”.

Comentarios