Extranjeros están aprovechando oportunidades que inversores paraguayos no consideran aún – Revista PLUS

Extranjeros están aprovechando oportunidades que inversores paraguayos no consideran aún

Crédito columna: Alejandro Kladniew, socio gerente de Paraguay Development SRL.

Dentro de los diferentes proyectos en los que está involucrada nuestra empresa Paraguay Development, estamos desarrollando nuestro primer edificio corporativo, en el corazón del llamado eje corporativo de Asunción y que esperamos entregar en el año 2023.

Hasta el momento de iniciar “The Top”, nuestra experiencia se había centrado en edificios de viviendas y locales comerciales, donde entendemos que hemos ganado un profundo conocimiento e inserción en el mercado con nuestros proyectos después de realizar 5 importantes edificios de la ciudad de Asunción.

Podemos destacar que, en particular, tenemos una importante cartera de clientes locales que es nuestro público mayoritario, tanto en venta como en alquiler, muy por encima de inversores extranjeros.

Es decir, al decidir desarrollar un edificio corporativo, entramos a un mercado nuevo para nuestra empresa que requirió y requiere de investigación, indagación y aprendizaje tanto a nivel constructivo, como a nivel comercial.

No puedo dejar de recordar que después que el arquitecto Víctor González Acosta desarrolló -ya hace más de una década- los primeros edificios corporativos sobre la Avenida Aviadores del Chaco y nominó a la misma como futuro “eje corporativo de Asunción”, comenzó a cuestionarse en muchos, si la zona finalmente se convertiría o no en un polo de desarrollo de edificios para profesionales y empresas.

Quedó instalada la duda, de si la denominación “eje corporativo” era un pequeño golpe de marketing o realmente estábamos en presencia de un profundo cambio urbano y cultural.

Menos aún podemos olvidar cuando comenzaron con poco tiempo de distancia entre si, la construcción del Word Trade Center y Torres del Paseo La Galería, la controversia respecto a quienes iban a ocupar tamaña cantidad de oficinas y la disputa que para muchos implicaba el cambio de tantas empresas y estudios, que estaban alojados en hermosas y amplias casas de la zona o ya tenían sus oficinas asentadas en el centro de la ciudad.

La realidad ha demostrado con creces, que una década ha servido para ver que verdaderamente existe un eje corporativo nuevo en la ciudad y que la misma se ha transformado de manera radical en esta zona.

Para los que estamos insertándonos en el mercado corporativo de la construcción, una de las cosas más importantes que hemos aprendido, es que el mismo -por lo menos en estos años- no guarda relación comercial respecto al mercado de viviendas. Las empresas y estudios son muchos más proclives a alquilar que a comprar, por lo cual, para quienes desarrollan e invierten en oficinas suele ser más un negocio de renta que de capitalización.

Por otra parte, mientras hoy el mercado de edificios de viviendas tiene mayormente más oferta que demanda en Asunción, tanto en venta, como en alquiler; en el caso del mercado de oficinas tiene una demanda de alquiler más sostenida.

En un mundo donde las tasas de retorno financiero están claramente en baja, no cabe duda que es más que interesante indagar con seriedad la opción de invertir en buenas locaciones de compra de oficinas, como un excelente negocio de renta. Esto es una tendencia mundial que se ha afianzado más aun luego de que las corporaciones comprendieron que la idea del home office era una propuesta muy limitada para tener una prestación de calidad laboral de sus empleados.

Como muchas áreas de la economía local, en los últimos años han sido desarrolladas por capitales provenientes del exterior, no por falta de capital nacional, sino porque nuestros empresarios no detectaban el negocio. A nuestro juicio está ocurriendo algo similar con quienes invierten en la compra de oficinas.

Así como muchos compatriotas dudaban hace más de una década que iba a existir un desarrollo como el que hoy conocemos en el corazón y alrededores de la Avenida Aviadores del Chaco y Santa Teresa, también hay más connacionales que siguen invirtiendo en edificios de vivienda o compra de departamentos; mercado que como dijimos está sobreofertado; y no consideran por desconocimiento o prejuicio, la inversión en el mercado corporativo que es una opción de inversión con mayores posibilidades objetivas de retorno.

Agradecidos entonces los inversores de otros países, que ven una clara oportunidad de ser propietarios de oficinas en excelentes locaciones, a precios internacionales muy bajos, con excelente renta en dólares y en una economía de permanente crecimiento.

Comentarios