Ministro considera como «superada» la crisis energética e hídrica en Brasil – Revista PLUS

Ministro considera como «superada» la crisis energética e hídrica en Brasil

Sao Paulo, 20 ene (EFE).- El ministro brasileño de Minas y Energía, Bento Albuquerque, afirmó este jueves que Brasil superó la dura crisis hídrica y energética del año pasado, la más grave en los últimos 91 años, aunque admitió que la situación aún exige «atención».

«El país superó la crisis energética, no tuvimos racionamiento ni apagón. Fue muy diferente de lo que pasó en nuestro país en 2001», cuando el suministro y la distribución de energía fue comprometido en todo el país, aseguró el ministro durante una transmisión en directo al lado del presidente brasileño, Jair Bolsonaro.

La fuerte sequía del año pasado dejó en niveles mínimos las represas de las hidroeléctricas brasileñas, responsables por la mayor parte de la energía consumida en el país, y obligó al Gobierno a activar termoeléctricas de reserva y a adoptar medidas de consumo de energía ante el temor de un apagón o de un racionamiento.

Albuquerque, sin citar los apagones registrados en el norteño estado del Amapá el año pasado, celebró la gestión del Ejecutivo frente a la emergencia hídrica y energética, que obligó una operación «excepcional» de las plantas termoeléctricas del gigante latinoamericano y la importación de energía de países como Argentina y Uruguay.

Sin embargo, el titular de Minas y Energía reconoció que el precio de la electricidad en Brasil se quedó «un poco más caro» en 2021.

Con una subida de casi un 22 %, el encarecimiento de los precios de la energía eléctrica, disparada por la pandemia del coronavirus y por la falta de lluvias, fue uno de los principales responsables de la elevada inflación en Brasil en 2021, que terminó el año en un 10,06 %, su mayor nivel en seis años.

«Nuestra factura de electricidad se quedó un poco más cara, pero también superamos eso. El país continúa creciendo, generando empleo y renta», dijo Albuquerque, quien agregó que el Gobierno trabaja para recuperar los embalses de agua, lo que, dijo, permitirá la caída del costo de la energía este año.

En ese sentido, destacó que las intensas lluvias registradas desde octubre permitieron una significativa mejora de los depósitos, si bien alertó de que la situación, pese a que «mucho mejor» a la del año pasado, «aún exige mucha atención».

«Eso es muy positivo y nos da la confianza de que no tendremos problemas en el año de 2022», recalcó.

Por su parte, Bolsonaro afirmó que negocia con el Congreso la aprobación de un proyecto que podría reducir las tarifas tanto de los combustibles como de la energía eléctrica aún este año, cuando pretende disputar la reelección en los comicios presidenciales de octubre próximo.

Asimismo, justificó que el Gobierno no tiene responsabilidad sobre las tasas extras cobradas sobre la factura de electricidad desde hace varios meses debido al escenario de alerta que atraviesa el país.

«Cuando se abre una tarifa nueva en la factura de la energía eléctrica es para que uno pueda pagar la fuente de energía que es más cara de que la hidroeléctrica. No sabemos cuándo, pero eso va a terminar», aseguró. EFE

Comentarios