El HSBC redujo un 27,8 % su beneficio por perspectivas económicas

Shanghái/Londres, 26 abr (EFE).- El banco HSBC, el mayor de Europa, redujo en un 27,8 % su beneficio neto en el primer trimestre, que se situó en 2.803 millones de dólares (2.612 millones de euros), debido a la situación creada por el conflicto ucraniano y la debilidad económica por el alza de la inflación.

Al dar a conocer sus resultados, remitido a la Bolsa de Hong Kong, el banco informó de que entre enero y marzo la facturación se redujo en un 4 % hasta los 12.464 millones de dólares (11.613 millones de euros), lo que HSBC achaca al peor rendimiento de los negocios de gestión de patrimonio y banca personal.

Con presencia en varias regiones, el HSBC genera la mayor parte de sus ingresos en el mercado asiático.

Debido al alza de los precios energéticos y los problemas en los suministros, en parte por la crisis creada por la guerra en Ucrania, las entidades bancarias afrontan una situación difícil por el aumento de la inflación -que en el Reino Unido alcanza el 7 %- y una subida de los tipos de interés, según los expertos.

Tras conocerse los resultados, las acciones del HSBC en la Bolsa de Valores de Londres bajaban el 3,53 % hasta situarse en 483 peniques (unos 569 céntimos).

El consejero delegado de la entidad, Noel Quinn, aseguró sentirse «animado» por el principio de 2022 pese a la reducción de ganancias y pronosticó una mejora de sus perspectivas en varias áreas a lo largo de los próximos trimestres.

El directivo indicó que la caída de beneficios se debió a los «impactos de mercado» sobre sus negocios de gestión de patrimonio y un «nivel más normal» de expectativas de pérdidas por créditos.

Todas las regiones en las que opera el banco registraron beneficios brutos, aunque en el caso de Asia -su principal mercado- se contrajeron un 25,4 %.

En Latinoamérica bajaron un 15,8 % en la comparación interanual, aunque cabe recordar que en el último trimestre de 2021, HSBC había incurrido en pérdidas en esa región.

Entre otras cosas, la entidad admitió que más recompra de acciones es poco probable, si bien está comprometida en seguir adelante con la recompra de activos – de mil millones de dólares- de este año que ya había sido anunciada previamente.

Sobre la invasión rusa en Ucrania, Quinn señaló que la entidad aplica «las sanciones impuestas por el Reino Unido y otros gobiernos. HSBC Rusia no está aceptando nuevos negocios o clientes y, por consiguiente, se encuentra en una tendencia de declive».

«La gran mayoría de nuestros negocios en Rusia sirven a clientes corporativos multinacionales con sedes centrales en otros países y, como banco global, HSBC tiene la responsabilidad de ayudarles a gestionar estas desafiantes circunstancias», agregó.

De cara al futuro, el consejero delegado de la entidad reconoció que hay una situación de «incertidumbre» en las perspectivas económicas, pero se mostró optimista, especialmente en el marco de la tendencia a la subida de tipos de interés por parte de varios de los principales bancos centrales del mundo.

En un entorno económico difícil, el HSBC reiteró que, por el momento, no hay planes de pagar dividendos trimestrales en 2022 tras hacerlo de forma semestral el año anterior. EFE

Comentarios