Unilever defiende el acuerdo para vender helados Ben & Jerry’s en Cisjordania

Londres, 5 ago (EFE).- La multinacional británica Unilever ha defendido su decisión de vender a la franquicia israelí Avi Zinger los derechos comerciales de los helados Ben & Jerry’s en esa zona, después de que la firma estadounidense se negara a ofrecer su producto en el territorio palestino ocupado de Cisjordania.

El pasado julio, Ben & Jerry’s, fundada en 1978 en Vermont (Estados Unidos) y adquirida en 2000 por Unilever, se enfrentó a la matriz al pedir a un juzgado de Nueva York que anulara esa venta, pues considera que operar en los territorios ocupados viola sus «valores fundacionales».

Las dos partes se verán en una próxima audiencia en Estados Unidos después de que hayan fracasado los intentos para alcanzar un acuerdo extrajudicial.

En un comunicado remitido este viernes a Efe, un portavoz de Unilever defendió que su pacto con Zinger, formalizado el 29 de junio, no viola los términos de su relación con la empresa fundada por los judíos estadounidenses Ben Cohen y Jerry Greenfield, que en julio de 2021 anunció que no renovaría la licencia a la franquicia israelí por su rechazo a la ocupación de territorios palestinos.

«Según los términos del acuerdo de adquisición de Ben & Jerry’s por parte de Unilever en 2000, Ben & Jerry’s y su Consejo (de administración) independiente mantuvieron derechos para tomar decisiones sobre su misión social, pero Unilever se reservó la responsabilidad principal de las decisiones financieras y operativas y, por lo tanto, tiene derecho a llegar a este acuerdo con Avi Zinger», señala.

El Gobierno israelí celebró en junio el acuerdo entre Unilever y la franquicia de Ben & Jerry’s en Israel, que permite que continúen las ventas de los famosos helados en ese país y en sus colonias en la Cisjordania ocupada, aunque se comercializarán con otro logo impreso en hebrero y árabe.

Según dijo a Efe entonces un portavoz de Exteriores, Israel formó parte de las conversaciones para alcanzar el pacto, tras inicialmente reaccionar con vehemencia al anuncio de la interrupción de operaciones en Cisjordania, que incluso describió como antisemita. EFE

Comentarios