Las inevitables ventas por WhatsApp

El año 2020 aceleró y trajo algo inevitable: la era digital y consigo, las ventas digitales.

Como vendedores es importante no privarnos de este nuevo método de llegar a varias personas.

Crédito columna: Víctor Recalde, jefe de ventas digitales de Tape Ruvicha.

En un mundo donde las comunicaciones por mensaje de texto se volvieron irrelevantes y han crecido más y más las comunicaciones por WhatsApp; las empresas han ido poco a poco perdiendo el miedo de intentar por este medio llegar a los posibles clientes.

A su vez, lentamente también las personas han ido permitiendo que este medio -WhatsApp- que al comienzo solo supone es una manera de conexión privada con nuestros allegados, deje también lugar a que las compañías puedan llegar comercialmente a ellos con sus respectivos productos.

Es innegable que aún sigue siendo una manera un poco atrevida, si es que cabe esa palabra, de llegar a una persona o que por lo menos alguien lo perciba así. Entonces ¿cómo podemos acercarnos hoy en día a estas personas sin parecer osado o directamente dicho pesado?

CUIDA TU IMAGEN

Toda la vida nos han enseñado que el aspecto personal en cuanto indumentaria, higiene, gestualidad, postura corporal, paralenguaje, son de mucha importancia cuidar.

A su vez y de la misma manera es importante cuidar nuestra imagen personal en WhatsApp.

– La foto de perfil: sumamente importante nuestro rostro como primera plana, necesitamos transmitir al cliente confianza, en la medida que la aplicación nos la permita, ya que recordemos no estamos cara a cara con el interesado.

Una foto de perfil tiene que demostrar el profesionalismo, en lo posible una foto con el uniforme correspondiente de la compañía a la cual pertenecemos. Digo en lo posible porque tenemos que definitivamente evitar fotos con ropas casuales que no sean de tipo elegantes o presentables.

– Mensajes de WhatsApp: un saludo que no sea demasiado extenso, conciso y que vaya ya llevando la conversación hacia lo que ambos tanto vendedor como cliente quieren llegar, que es al asesoramiento del producto. En el saludo podemos incluir una pregunta cortita de «¿En qué?» o «¿Cómo?» puedo asesorarlo mejor.

Si aparte lo que buscamos es transmitir confianza, a la par es importante llegar a meter en el chat los mensajes de audios, pero; siempre cuidando el cómo hacerlo. Con un simple, «¿Me permite enviar un audio?» o «¿Le puedo enviar un audio?», estamos demostrando al cliente que lo respetamos desde el inicio y lo tomamos con seriedad.

En caso que el cliente nos envíe un audio podemos saltarnos el paso de la pregunta y responder ya directamente de la misma manera.

RESALTA TU PRODUCTO

El mundo de las ventas resulta ser totalmente extraordinaria por la competencia en nuestros respectivos rubros.

Siempre estarán los factores de precios, conveniencia y claro, el producto en sí mismo; que darán al cliente cierto tipo de acercamiento que nunca será total, a menos que nosotros se lo hagamos sentir así.

Se nos dificultará siempre vender aquello que a nosotros mismos no nos convence, es por eso que tenemos que adentrarnos 100% en lo que ofrecemos, hasta el punto de apasionarnos. De esa manera podremos saber sobrellevar hasta las objeciones del cliente.

PACIENCIA

Cada cliente es diferente, a menudo pensamos que todo aquél que nos contacta tendrá el mismo comportamiento que el anterior y más aún si recientemente nos tocó un cliente difícil; nos ofuscamos y pensamos que el nuevo prospecto tendrá el mismo comportamiento.

Pero tenemos que tener en cuenta que no es la misma persona, no piensa de la misma manera y ni siquiera tiene el mismo día a día que el prospecto anterior.

Así que tratemos siempre al prospecto nuevo, como lo que es, un nuevo prospecto. Es otra persona, otra historia. Tengamos la paciencia que requiere la venta por WhatsApp, recordemos que al igual que nosotros (vendedores), esta persona tampoco te conoce y le va a tomar el mismo tiempo que a ti entrar en confianza y llegar a buen puerto.

SIGUE TRATANDO

Si estamos día a día tratando de vender por WhatsApp; y siempre y cuando estemos trabajando bien por detrás nuestro marketing y pautas, es probable que tengamos prospectos ingresando a diario.

Por experiencia propia, incito a que sigas intentando, sigue tratando. Este tipo de ventas tiene la desventaja que requiere paciencia, mucha paciencia; pero a su vez, la ventaja de que es una muy buena manera de dar con varias personas sin tener que movernos demasiado, lo cual nos genera muchas oportunidades de cierre.

Trabajemos siempre de manera ordenada, y por sobre todo optimismo, y los resultados vendrán por sí solos.

Comentarios