Fuente de energía solar amenaza a la eólica como segunda mayor generadora eléctrica de Brasil

Río de Janeiro, 27 dic (EFE). – La capacidad instalada de generación de energía solar en Brasil llegó en diciembre a 23,1 gigavatios (GW), con lo que esta fuente pasó a representar el 11,2% de la matriz eléctrica brasileña y a amenazar a la eólica como segunda mayor del país, informó este martes la patronal del sector.

El dato incluye tanto la capacidad instalada por las plantas solares de gran porte (7,1 GW) como la de los sistemas de generación propios en tejados, fachadas y pequeños terrenos (16 GW), según el informe divulgado por la Asociación Brasileña de Energía Solar Fotovoltaica (Absolar).

Con esta potencia, la energía solar está muy próxima de superar los 23,2 gigavatios de capacidad instalada de la energía eólica en Brasil y de convertirse en la segunda mayor fuente en la matriz eléctrica del país tras la hídrica (103 GW).

La capacidad instalada de la energía solar ya superó en capacidad en Brasil a la de las plantas de generación de electricidad alimentadas con gas natural (16,4 GW) y a la de las producidas con biomasa (16,2 GW).

De acuerdo con Absolar, la posibilidad de que la energía solar se convierta en la segunda mayor fuente de generación de electricidad en Brasil fue resultado del aumento del 62,6 % de la capacidad instalada en 2022, desde 14,2 GW en enero hasta 23,1 GW en diciembre.

Según la patronal, la capacidad creció prácticamente un gigavatio por mes en los últimos cinco meses, desde 16,4 GW en julio hasta 17,5 GW en agosto, 18,6 GW en septiembre, 21,1 GW en octubre, 22 GW en noviembre y 23 GW en diciembre.

La entidad explicó que ese crecimiento fue fruto de las inversiones por 116.600 millones de reales (unos 22.423 millones de dólares) que el sector recibió desde 2012 y que generaron unos 690.000 nuevos empleos.

Además, el crecimiento de la participación de la energía solar en la matriz eléctrica brasileña permitió evitar la emisión de 31,1 millones de toneladas de dióxido de carbono en los últimos diez años.

«El crecimiento acelerado de la energía solar es una tendencia mundial, impulsado principalmente por los altos precios de la energía eléctrica, por la reducción de los costos de generación de energía solar y por el aumento del acceso a financiación competitiva para comprar los equipos», dijo el presidente del Consejo de Administración de Absolar, Ronaldo Koloszuk.

De acuerdo con el ejecutivo, Brasil posee uno de los mayores potenciales para la energía solar en el planeta pero carece de «buenas políticas públicas» para el sector que le permitan al país asumir el liderazgo mundial. EFE

Comentarios