Iberdrola hará en Brasil su primera planta fotovoltaica flotante en el mundo

Madrid, 5 ene (EFE).- El grupo Iberdrola tiene previsto instalar en Brasil, a través de su filial Neoenergia, la que será su primera planta fotovoltaica flotante de la compañía en el mundo y que tendrá una potencia de 630 kilovatios (Kw) y en su construcción se invertirán 2 millones de euros, según ha informado este jueves.

El proyecto se construirá sobre la lámina de agua de la presa de Xaréu, en la isla de Fernando de Noronha, reconocida por la Unesco como Patrimonio Mundial Natural y donde Iberdrola está desarrollando soluciones energéticas sostenibles.

Con una potencia de 630 kilovatios (kW), la planta flotante generará unos 1.240 megavatios hora (MWh) anuales de energía verde, suficiente para cubrir más del 50% del consumo energético de la Companhia Pernambucana de Saneamiento (Compesa) en la isla.

La instalación contará con cerca de 940 paneles y su construcción, que supondrá una inversión de 2 millones de euros, está previsto que se inicie antes de fin de año.

El proyecto lo lleva a cabo Iberdrola junto con Compesa, que opera la red de distribución de agua y alcantarillado en la isla Fernando de Noronha, y cuentaa con el apoyo del Programa de Eficiencia Energética regulado por la Agencia Nacional de Energía Eléctrica de Brasil (Aneel).

Con el desarrollo de su primera central solar flotante, el grupo Iberdrola pretende probar esta nueva tecnología y analizar su posible expansión.

La planta se suma a otros proyectos sostenibles desarrollados por Iberdrola para proporcionar soluciones renovables y fomentar la preservación del ecosistema de la isla, la única habitada del archipiélago volcánico situado en el nordeste de Brasil, en aguas del Océano Atlántico.

Entre esas iniciativas, está la planta solar Vacaria, inaugurada recientemente y que es el primero de los dos parques, de 50 Kw cada uno, concebidos para abastecer exclusivamente a vehículos eléctricos.

En caso de excedente, la electricidad sobrante se verterá a la red de distribución.

La construcción de estas instalaciones forma parte del proyecto «Senda Verde», desarrollado por el grupo Iberdrola dentro del Programa de I+D de Aneel, en el que cuenta con socios como Renault y el Centro de Investigación y Desarrollo de las Telecomunicaciones, entre otros.

Gracias a esta iniciativa, la isla cuenta ya con diez vehículos eléctricos destinados a usos turísticos y de la administración del distrito.

Además, está prevista la instalación de doce nuevos puntos de recarga.

La compañía pretende fomentar también el uso de bicicletas eléctricas entre los turistas y los residentes de Fernando de Noronha, cuya superficie aproximada es de 17 kilómetros cuadrados, y ha comenzado la instalación de 24 puntos de carga en cuatro estaciones.

La energía consumida por estos equipos, que serán donados al Gobierno del estado de Pernambuco, se generará mediante placas solares instaladas en el techo de las estructuras, lo que permitirá su uso de forma gratuita.

Iberdrola ha impulsado también el desarrollo de pequeñas fuentes renovables que permitan desplazar la utilización de generadores de diésel, responsables del 80% de la energía consumida en la isla.

Así, ha implantado nueve sistemas fotovoltaicos de autoconsumo en viviendas, comercios, organismos públicos y organizaciones no gubernamentales.

También cuenta con las plantas solares de Noronha I y II que, con una generación de 100 MWh al mes, que cubren cerca del 10 % de las necesidades energéticas de la isla.

Estos parques cuentan con un sistema de almacenamiento con dos baterías de iones de litio que permite guardar la energía solar no consumida para ser utilizada en los picos de demanda.

Fernando de Noronha cuenta desde hace un año de un parque de contadores renovado, unos equipos que permiten el acceso remoto, un mejor servicio en caso de incidencias y la posibilidad de conexión de equipos verdes de autoconsumo. EFE

Comentarios