Hernando Lesme: “La estabilidad macroeconómica construida por Paraguay otorga un escenario ideal para atraer inversión extranjera”

En la foto: Hernando Lesme, director gerente general de Banco Atlas.

Paraguay puede convertirse en un hub de desarrollo altamente efectivo, cuenta con las condiciones; tales como una baja carga impositiva, bono demográfico que asegura la mano de obra, recursos hídricos y fuentes de energía limpia.

Sin dudas, el desafío principal será blindar a la economía de los efectos colaterales que genera un año electoral como el que le espera al país en 2023.

A lo largo del 2022, Banco Atlas fortaleció su liderazgo en cuanto a desembolso de créditos AFD para la vivienda, como resultado de la confianza de los clientes hacia la entidad. Además se robustecieron los procesos de gestión derivando en una optimización en el servicio crediticio.

Así también, Atlas realizó acuerdos con prestigiosos centros comerciales, dichas alianzas potenciaron beneficios de gran relevancia para sus clientes. En 2022, la entidad concretó además el lanzamiento de Atlas Seguros.

“Tener al cliente como el centro, nos motivó a la contratación de un sistema CRM especializado para el sector financiero, que nos permitirá tener una visión integral de cada usuario y su relacionamiento a través de diversos canales de autoatención que tiene con el banco. Este proyecto potenciará nuestra propuesta de valor y los esfuerzos de mejora continua en cuanto a la experiencia del cliente”, manifiesta Hernando Lesme, director gerente general de Banco Atlas.

La digitalización seguirá siendo un elemento clave para el acercamiento de las entidades financieras con sus clientes. A futuro, la competitividad será directamente proporcional a la capacidad que desarrollen en cuanto a facilidades para realizar gestiones bancarias.

En el caso particular de Banco Atlas, la innovación digital influyó positivamente en los procesos internos y externos. Si bien la entidad siempre estuvo a la vanguardia en cuanto a la implementación de herramientas tecnológicas, la demanda de servicios digitales al alcance de los clientes consolidó esta característica.

En ese sentido, Lesme explica, “Cuando se proyectan términos de innovación tecnológica, sin duda se debe pensar en cuentas de autogestión de manera 100% digital y a través de aplicaciones que aceleren los servicios. Estos elementos están en consonancia con el propósito de Banco Atlas, de situar al cliente como centro y por ende, brindar una atención personalizada y a la medida de cada segmento. Asimismo, el futuro también exige que las nuevas plataformas otorguen cercanía y seguridad”.

DESAFÍOS Y PROYECCIONES PARA LA INDUSTRIA FINANCIERA

El escenario financiero para el 2023 exige al rubro mantener la liquidez y los márgenes financieros estables. La pandemia de COVID-19 dejó secuelas, entre ellas una inflación elevada en el mundo y consecuentemente un aumento de las tasas de interés. Lo anterior genera un ambiente desafiante para el sistema financiero, no solo a nivel local.

Sin embargo, la estabilidad macroeconómica de Paraguay permite actuar con celeridad sobre el repunte de los niveles de precios. Si bien la política monetaria se volvió contractiva en 2022, llegando a niveles altos de tasas, la gradual disminución de la inflación permitió mantener ancladas las expectativas de los agentes, por lo que se espera una disminución de los niveles de tasas de interés en 2023.

Para la visión del director de Banco Atlas, el gran desafío será que las condiciones climáticas permitan una cosecha aceptable para este sector muy castigado durante el 2022. “Un año con una buena zafra agrícola sin duda impactará en varios sectores de la economía. Nos queda seguir avanzando en el campo normativo, que viabilicen los procesos de transformación digital a todos los sectores de la economía”, asegura. 

“A través de la adopción de nuevas tecnologías, se tiene mayor acercamiento con un proceso simplificado de onboarding digital, que mejore la experiencia de los clientes de manera autogestionable, simple y confiable. Banco Atlas pretende seguir impulsando la bancarización digital, enfocado en la mejora de experiencia del cliente y la autogestión”, resalta Hernando Lesme.

El sector bancario está en constante crecimiento y la tendencia marca que este progreso tendrá continuidad, acompañado a la expansión económica que se avizora para Paraguay en los próximos años.

“Queremos seguir acompañando a todos los segmentos con los que trabajamos, sobre todo, a los pertenecientes al sector agrícola y ganadero en sus inversiones. Somos conscientes que son pilares para la economía y generadores de fuentes de trabajo. Además, buscamos mantener nuestra posición como líderes en colocaciones de productos crediticios para la vivienda”, expresa.

CLIMA DE NEGOCIOS Y PANORAMA ECONÓMICO

En países en desarrollo como Paraguay, resulta importante la injerencia financiera para posibilitar el acceso a préstamos de mediano y largo plazo que ofrezcan oportunidades para diversos segmentos. El acceso al crédito va de la mano con la formalización de la economía, uno de los principales desafíos que tiene el país.

En cuanto al clima de negocios, el nivel de valoración se presenta interesante y muestra perspectivas favorables. El buen comportamiento del sistema financiero es positivo para el crecimiento en varias áreas. Una sólida gestión bancaria predispone el campo para la inversión.

Los indicadores señalan que la reactivación económica fue posible en gran parte, por el soporte que el sistema financiero brinda a los sectores y agentes económicos.

Esto se observó en el aumento de la demanda de créditos en el 2022 para sostener la actividad del sector agroindustrial, afectado por las condiciones climáticas adversas, la reactivación del consumo y la inversión tras los embates de la pandemia, y el sostenido dinamismo del sector de la construcción y viviendas impulsado por el financiamiento de los bancos y financieras.

“La actividad crediticia marcó de forma preponderante las gestiones bancarias durante el 2022. Los datos reflejan un incremento de los créditos del sistema bancario de aproximadamente 14% en 2022, mayor al crecimiento promedio de los últimos cinco años, del 10% anual”, expone Lesme.

Banco Atlas registró una mayor demanda de créditos para la vivienda, con una expansión del 39% en 2022, por encima del crecimiento del sistema financiero, del 23%. Así también, el crédito de consumo a través de las tarjetas de crédito presentó una dinámica muy favorable, observándose un incremento del 28% de la cartera, superior a los números del sistema financiero en conjunto, que creció 18% en 2022.

Por su parte, el sector con mayor peso dentro de la cartera activa del banco fue la agricultura, que registró un importante crecimiento de los créditos, del 30%. En ese contexto, los créditos de Banco Atlas y del sistema en general a la agricultura actuaron como mecanismo mitigador del shock negativo, amortiguando el impacto sobre el sector y la economía total.

En ese sentido, el ejecutivo bancario resalta, “Paraguay puede aprovechar mejor sus ventajas competitivas para atraer inversión extranjera y hacerse conocer a nivel mundial por su capacidad de producción para acceder a grandes mercados”.

Asimismo, considera que el sector político debe generar espacios a través de leyes que acompañen y robustezcan la seguridad jurídica y faciliten modelos de negocio transparentes que beneficien la imagen del país.

La estabilidad macroeconómica construida en los últimos años debe ser sostenida a través de acciones que reflejen credibilidad y fortaleza de las instituciones económicas, de manera a otorgar el escenario ideal para la atracción de capitales externos.

“Paraguay puede convertirse en un hub de desarrollo altamente efectivo, cuenta con las condiciones; tales como una baja carga impositiva, bono demográfico que asegura la mano de obra, recursos hídricos y fuentes de energía limpia”, afirma Lesme.

A la opinión del ejecutivo, potenciar la reactivación económica del Paraguay será posible trabajando de forma más articulada con el sector público. Este trabajo en equipo entre ambos sectores -público y privado- se traducirá en políticas públicas, que implementadas, facilitarán el acceso al sistema financiero y los servicios esenciales.

“Desde el sector público, se debe avanzar en las reformas estructurales de manera a garantizar la estabilidad macroeconómica, promoviendo un escenario ideal para el desarrollo de los negocios. Cuanto mayor sea el acercamiento de los productos y servicios a los clientes de distintos segmentos; estos potenciaran el dinamismo económico por medio de los créditos”, insiste.

Sin dudas, el desafío principal será blindar a la economía de los efectos colaterales que genera un año electoral como el que le espera al país en 2023. “Pese a esto, creemos que Paraguay podría salir airoso en este contexto, tomando los antecedentes históricos de la influencia política en los principales agentes económicos”, manifiesta.

Así mismo y para finalizar, Hernando Lesme sostiene que el índice de inflación que registra Paraguay supone grandes desafíos para las entidades bancarias. Pese a este escenario, la industria pretende seguir creciendo.

“La inflación y la política monetaria restrictiva tiene un gran impacto en las tasas de interés tanto pasiva como activa, hace que el costo crediticio se eleve y requiera de nosotros un análisis de riesgo más riguroso. No obstante, continuaremos trabajando y adaptándonos a los factores exógenos que marcan el ritmo de nuestra economía e influyen en el sistema financiero”, concluye.

PERFIL – HERNANDO LESME

Actualmente y luego de 2 años de gestión como director comercial, se desempeña como director gerente general de Banco Atlas.

Comentarios