El senador Erico Galeano es el único beneficiario de arresto domiciliario en el caso A Ultranza PY: también podrá asistir al Congreso

Asunción, 26 sep. (EFE). – Un juez penal en Paraguay ordenó este martes el arresto domiciliario del senador Erico Galeano, acusado de los presuntos delitos de lavado de dinero y asociación criminal dentro una investigación que lo vincula con los supuestos narcotraficantes Miguel Ángel Insfrán y Sebastián Enrique Marset.

El fallo prevé además un permiso para que Galeano asista los miércoles a las sesiones del Senado.

En declaraciones a periodistas, el juez penal de garantías Gustavo Amarilla explicó que otorgó la medida en respuesta al pedido del fiscal Néstor Coronel, designado de forma provisoria en el caso después de que sus colegas Deny Yoon Pak y Silvio Corbeta fueran separados momentáneamente de la investigación tras ser recusados por el legislador.

Amarilla argumentó que concedió las medidas «tal cual lo solicitó» el Ministerio Público.

Por su parte, Coronel explicó a EFE que pidió al juez que otorgara el arresto domiciliario a Galeano al considerar que, tras cuatro meses de investigación, no existe el peligro de fuga.

«Esta persona siempre ha estado sometido al proceso y siempre ha estado presente», justificó.

El pasado 20 de julio, el Senado aprobó por unanimidad el desafuero de Galeano para que enfrentara las acusaciones judiciales, sin que debiera abandonar su cargo.

La Cámara Baja había aprobado en la pasada legislatura (2018-2023) desaforar a Galeano, quien entonces se desempeñaba como diputado.

Galeano fue elegido senador en los comicios generales del pasado 30 de abril. Asumió el cargo el 1 de julio, cuando se instaló el Congreso para el quinquenio 2023-2028, con lo que había adquirido nuevamente inmunidad parlamentaria.

El legislador enfrenta una investigación del Ministerio Público que lo vincula con Insfrán, considerado por las autoridades paraguayas como el presunto líder del Clan Insfrán -una organización señalada de actividades de narcotráfico y lavado de activos-, y Marset, de nacionalidad uruguaya y prófugo de la justicia boliviana.

Galeano fue imputado el pasado 19 de mayo, el mismo día en el que Insfrán llegó a Paraguay extraditado Brasil.

La Fiscalía señala a Galeano de presuntamente recibir un millón de dólares de un testaferro de Insfrán por la compra de un inmueble en 2013. Igualmente es señalado de facilitar su avioneta para el traslado de Insfrán y Marset en el territorio paraguayo.

Este proceso es resultado de la operación «A Ultranza PY», que tuvo lugar el año pasado y es considerada una de las mayores en el país contra el crimen organizado y el lavado de dinero. EFE

Comentarios