Marcas españolas como Zara, Mango, Pull&Bear o Tous cierran sus tiendas en Israel

Madrid/Barcelona, 10 oct (EFE). – Decenas de tiendes de marcas españolas en Israel como Zara, Mango, Pull&Bear o Tous han cerrado sus puertas temporalmente después de que el país sufriera el sábado un ataque sin precedentes por parte del grupo islamista Hamás, al que ha respondido con bombardeos sobre Gaza.

Así, las 84 tiendas franquiciadas que el grupo Inditex tiene en Israel han optado por permanecer cerrados a la espera de saber cómo evoluciona la situación en el país.

«Nuestras tiendas permanecerán cerradas temporalmente y los plazos de devolución se ampliarán 30 días desde su reapertura», reza el mensaje que se puede leer en las páginas webs locales de las diferentes marcas.

Concretamente, Inditex cuenta con locales de todas las marcas del grupo texto español, excepto Oysho, operadas todas bajo franquicia: Estos establecimientos son principalmente de Zara (26) y Pull&Bear (25), aunque también hay de Bershka (15), Stradivarius (14), Massimo Dutti (2) y Zara Home (2).

Igualmente, la cadena de moda Mango ha optado por cerrar casi todas sus tiendas en Israel, que rondan el medio centenar y que también están gestionadas por un socio franquiciado, quien por el momento mantiene cuatro abiertas, a la espera de la evolución de los acontecimientos.

También los doce locales con los que cuenta la firma de joyería Tous en Israel, en manos igualmente de un franquiciado, están actualmente cerrados.

Junto a estas y otras cadenas de comercio minorista, también hay otras empresas españolas con negocios en Israel que se pueden ver afectados por el recrudecimiento sin precedentes de la tensión en esta zona de Oriente Próximo, dependiendo de cómo evolucionen los acontecimientos.

Consultadas al respecto, fuentes de Comsa han asegurado a EFE que esta empresa participa en el consorcio hispano-israelí que a finales de septiembre logró la construcción y explotación de la nueva línea de tranvía de Jerusalén.

Sin embargo, estas fuentes han aclarado que por ahora la afectación de la guerra es nula para ellos, puesto que la obra no se ha empezado siquiera a ejecutar y tampoco tienen todavía a personal desplazado en el país.

Por su parte, fuentes de Indra han explicado a EFE que en ese país únicamente obtiene el 01% de su facturación, en torno a tres millones de euros, por lo que su grado de exposición a lo que ocurra en ese país es limitado. EFE

Comentarios