Líder global de WWF expuso sobre el papel de los sistemas alimentarios en la conservación del planeta

En la foto: Joao Campari, líder de la Práctica de Alimentos y Agicultura de WWF Internacional.

Joao Campari, líder de la Práctica de Alimentos y Agricultura de WWF Internacional, visitó Paraguay y brindó una ponencia en la que detalló el estado actual de los sistemas alimentarios, cómo las prácticas actuales de producción y consumo están afectando al planeta y el papel fundamental de las cadenas de alimentación en la transición hacia una economía más sostenible. 

El experto de la Organización Mundial de Conservación (WWF, por sus siglas en inglés) se presentó en el XV Congreso Internacional de RSE y Sostenibilidad de la Asociación de Empresarios Cristianos (ADEC) con el tema “Economías regenerativas y el rol de los sistemas alimentarios”, presentando estadísticas globales de la salud del sistema alimentario.

Campari, manifestó que “estamos poniendo nuestro futuro en riesgo al superar los límites planetarios”, refiriéndose al daño que ocasionan los sistemas alimentarios actuales. Explicó que existen grandes riesgos para la biodiversidad, el clima y la seguridad alimentaria y nutricional; entre ellos la pérdida de 230 millones de hectáreas de cobertura forestal para el 2050 y de 58 billones de toneladas de hielo en los glaciares anualmente, la extinción del 10 % de la biodiversidad para el 2100 y mayores probabilidades de sequías (29%) e inundaciones (10 x) en los próximos años. Además, agregó que los suelos serán 21% menos productivos, a la vez que perderán nutrientes como el zinc y el hierro.

“En los últimos 20 años se perdieron alrededor de 200 millones de empleos en la producción de alimentos en todo el mundo y al ritmo actual esto podría acelerarse lo que daría como resultado la pérdida de al menos 120 millones de empleos más hasta 2030, principalmente en países de ingresos bajos y medianos”, manifestó Campari.

El especialista resaltó que, si bien los daños son una realidad, es importante ser optimistas y que los sistemas alimentarios son clave para lograr la transformación, por lo que hay que aprovecharlos. Añadió que la dieta a nivel mundial está compuesta por 12 plantas y 5 animales, que corresponden al 75% de las calorías ingeridas, de modo que una de las acciones principales para cambiar el contexto actual consiste en la diversificación de alimentos, tanto por el lado de los sectores público y privado, como por los consumidores.

“No hay una solución única, las soluciones son locales, de acuerdo con el contexto de cada país; los alimentos no son solamente calorías, también representan trabajo, servicios ambientales, pero también cultura, tradición, historia”, señaló.

Campari, concluyó señalando que existen varias formas de aportar a la transformación del sistema alimentario, por ejemplo: en el sector privado desde los créditos a empresas que buscan ser sostenibles, y el sector público, ofreciendo subsidios que promuevan una economía verde. Por su parte, el consumidor, desde su elección diaria de alimentos.

Comentarios