Tras el duro invierno, la primavera al fin llega a la economía de EEUU – Revista PLUS

Tras el duro invierno, la primavera al fin llega a la economía de EEUU

Las cifras reafirman la visión de la Reserva Federal de que el magro desempeño de la actividad en el primer trimestre se debió en gran parte al frío extremo visto entre diciembre y marzo.

Luego del duro y extenso invierno boreal en buena parte de Estados Unidos, que entre diciembre y marzo alejó a los compradores de las tiendas, redujo los inventarios de las compañías, paralizó al sector inmobiliario y limitó la creación de empleo, todo indica que la primavera finalmente ha llegado a la primera economía del mundo.

Las contrataciones durante abril alcanzaron una alta velocidad gracias a que las compañías incrementaron su personal a su mayor ritmo en más de dos años.

Las planillas no agrícolas sumaron 288 mil puestos en abril, la mayor alza desde enero de 2012, luego de unas ganancias corregidas de 222 mil en febrero (197 mil originalmente) y 203 mil en marzo (la cifra inicial fue de 192 mil).

El promedio móvil de seis meses –indicador más confiable que los volátiles datos mensuales– se ubicó en 202 mil nuevos trabajos, lo que corresponde a una de las lecturas más sólidas desde que terminó la recesión en 2009.

“El mercado laboral se mantiene sorpresiva y resilientemente fuerte”, comentó a Financial Times Bart van Ark, economista jefe de Conference Board.

Por su parte, la tasa de desempleo descendió cuatro décimas hasta 6,3%, su mínimo desde septiembre de 2008. Usualmente esta caída sería vista como un reflejo de la fortaleza del mercado laboral, pero toda la disminución se atribuyó a un brusco declive de más de 800 mil personas en la fuerza laboral. De esta manera, la tasa de participación, que mide la proporción de la población en edad para trabajar en la fuerza laboral, bajó desde 63,2% en marzo a 62,8%, con lo que igualó su menor nivel desde 1978.

En todo caso, una amplia medida de desempleo, que incluye a las personas que quieren trabajar pero que han dejado de buscar y a aquellos que trabajan medio tiempo pero quieren un empleo de tiempo completo, retrocedió a 12,3%, su mínimo en 20 años.

Además, el número de personas que han estado desempleadas por más de seis meses registró su mayor declive desde octubre de 2011.

“La economía está ganando impulso después de un invierno malo”, afirmó a Bloomberg Michael Gapen, economista senior para Estados Unidos de Barclays.

El experto anticipó que “la tasa de desempleo continuará en su tendencia a la baja”.

Aumenta el gasto

El informe de empleo llegó tras la publicación de otros datos alentadores durante la semana pasada. El consumo de los hogares –que representa cerca de 70% del PIB de la nación– trepó en marzo 0,9%, la mayor variación desde agosto de 2009.

El gasto en bienes durables, que incluye a los vehículos, se aceleró 2,7% al ser ajustado por inflación, la ganancia más rápida en cuatro años.

Una de las razones que explica la renovada disposición de los estadounidenses a abrir sus billeteras es que se están volviendo más optimistas sobre el estado de la economía.

El índice de la confianza de los consumidores elaborado por Thomson Reuters y la Universidad de Michigan subió a 84,1 puntos en abril, su máximo en nueve meses. Los economistas esperaban que se elevara a 83 puntos.

La subcategoría de condiciones económicas actuales, que calcula las visiones de los ciudadanos sobre sus finanzas personales, se incrementó a 98,7 puntos. Esto significa que los consumidores se mostraron más optimistas acerca de este componente que en cualquier otro momento desde julio de 2007.

La medición de las expectativas de los próximos seis meses saltó desde 70 puntos a 74,7 puntos, el mayor nivel desde julio.

En tanto, la producción industrial también está mostrando signos de repunte. El índice manufacturero del Instituto para la Gestión del Abastecimiento (ISM, su sigla en inglés) aumentó a 54,9 puntos el mes pasado, su mejor resultado en lo que va del año.

De las 18 industrias cubiertas por la encuesta, 17 reportaron crecimiento, la mayor cantidad en tres años. La manufactura equivale a cerca de 12% de la economía.

Fed optimista

foto_0000000220140502214434
Las cifras más recientes refuerzan la idea de la Reserva Federal de que la actividad está recuperándose luego de registrar entre enero y marzo su ritmo de expansión más lento en un año debido en gran medida al invierno boreal extraordinariamente frío.

En el comunicado divulgado la semana pasada luego de su reunión de política monetaria, el banco central aseguró que “el crecimiento en la actividad económica ha repuntado recientemente, luego de haberse desacelerado bruscamente” durante la temporada invernal.

Según la primera estimación del Departamento del Comercio publicada el miércoles, el país creció a un tasa anualizada de 0,1% en el primer trimestre, muy lejos del avance de 2,6% anotado en los últimos tres meses del año pasado.

“El período suave se terminó y la fuerte recuperación de Estados Unidos continuará”, sostuvo a Bloomberg Laura Eaton, economista de Fathom Financial Consulting.

La previsión de consenso es que la primera economía del mundo se acelerará a 3% entre abril y junio. Algunos, como Société Générale, incluso proyectan que la actividad se elevará por sobre 4% en la primavera boreal.

Por Constanza Morales H.

Fuente: Diario Financiero

Comentarios

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.