Crecimiento de la economía de la eurozona decepciona y sigue poniendo presión al BCE – Revista PLUS

Crecimiento de la economía de la eurozona decepciona y sigue poniendo presión al BCE

La inflación del conjunto de los 18 países se aceleró 0,7% en abril, pero aún sigue en la “zona de peligro”.

La eurozona está dejando atrás la crisis de deuda pero eso no se está reflejando aún en el crecimiento. El PIB de la región se estancó en el primer trimestre, con Italia y Holanda contrayéndose, pese a que la inflación en el conjunto de 18 países se mantuvo en abril en la “zona de peligro”, por debajo de 1%.

El crecimiento de sólo 0,2% para el bloque de la moneda única, la mitad de lo que habían pronosticado los economistas, suma presiones al Banco Central Europeo (BCE), encabezado por Mario Draghi, para anunciar medidas de estímulo el próximo mes en su batalla contra la baja inflación y un producto anémico. Aunque la expansión alemana se duplicó a 0,8%, la cifra no fue suficiente para compensar una renovada debilidad en toda la región.

“La recuperación aún está más o menos en camino en la mayoría de los países, pero las cifras son decepcionantes”, comentó a Bloomberg el economista de RBS, Richard Barwell. “Creemos que el BCE va a actuar en junio, y que será con un paquete de medidas”, añadió.

Indicadores como los pedidos industriales y la confianza empresarial han ilustrado cómo a la actividad de la región le cuesta ganar velocidad, ante obstáculos a contratiempos como el elevado desempleo (que se ubicó en 11,8% en marzo) y los riesgos geopolíticos como la crisis en Ucrania.

La economía holandesa cayó 1,4% en el primer trimestre, la contracción más brusca en la eurozona, seguida por Portugal, con -0,7%, ayer informó Eurostat. El Producto del bloque probablemente se expandirá 0,3% en el segundo trimestre, según una encuesta de Bloomberg a economistas. Sin embargo, incluso en Alemania, el motor de la eurozona, hay señales de una potencial desaceleración para el actual trimestre.

Lejos del objetivo

Por otra parte, Eurostat confirmó que la inflación anual se aceleró 0,7% en abril, pero esta cifra sigue encontrándose dentro de lo que el BCE denomina la “zona de peligro” -menos del 1%- y muy lejos del objetivo del instituto emisor justo por debajo del 2%.

La inflación se mantuvo baja por la caída de los precios de los combustibles de transportes, así como por unos costos más asequibles en servicios de telecomunicaciones y las verduras, que compensaron el mayor precio de los paquetes de vacaciones, el tabaco y la electricidad.

En términos mensuales, la inflación subió 0,2% en abril, mientras que la inflación subyacente -que excluye energía y comida no procesada- también se elevó 0,2%.

Fuente: Diario Financiero

Comentarios

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.